La revista FUENTES Nº 17, de la Biblioteca y Archivo Histórico de la Asamblea Legislativa Plurinacional, correspondiente al año 10, volumen 5, diciembre de 2011, inserta en sus páginas el texto de Víctor Montoya en torno a la figura y los murales del emblemático pintor Miguel Alandia Pantoja, cuya fotografía de joven y parte de uno de sus murales aparecen diseñando la portada de esta importante revista institucional.

El texto de Montoya, titulado “La revolución nacional en los murales de un pintor boliviano”, reivindica a uno de los artistas plásticos que, con talento natural y compromiso social, retrató la grandeza y la tragedia, los triunfos y las derrotas de la clase obrera desde principios del siglo XX. Sus pinturas son testimonios de las masacres perpetradas por la oligarquía minero-feudal, la victoria de la revolución nacionalista de 1952 y la resistencia de los oprimidos contra los regímenes dictadoriales encaramados en el poder desde 1964.

La revista FUENTES, bajo la dirección del historiador y archivista Luis Oporto Ordóñez, tiene una excelente presentación tanto en la forma como en el contenido. Se trata, pues, de una de las pocas publicaciones dedicadas a los temas de bibliotecología, archivos, estudios sobre información científico-cultural y rescate de la memoria histórica de un país que, injustamente y por mucho tiempo, permaneció a la zaga del resto de las naciones del continente americano.

El texto dedicado al pintor Miguel Alandia Pantoja, una de las figuras descollantes del muralismo latinoamericano, es un justo homenaje al hombre sensible y al artista revolucionario, que vivió y creó su obra estrechamente vinculado a la realidad de un pueblo que no sólo lucha por conquistar su liberación del yugo imperialista, sino que también proclama la instauración de un gobierno obrero-campesino para allanar el camino hacia el socialismo.

El texto de Víctor Montoya, que apenas traza un ligero esbozo de un gigante de las paletas y los pinceles, está ilustrado, a todo color, por las pinturas maravillosas de Miguel Alandia Pantoja, quien plasmó su creatividad en instituciones públicas como el Palacio de Gobierno, la sede de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia, el Ministerio de Relaciones Exteriores, el edificio de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, el Sindicato Minero de Catavi, el Banco Central de Bolivia, el Palacio Legislativo, el Monumento a la Revolución Nacional y el Hospital Obrero de La Paz, entre otros.

Su pintura hecha a grandes brochazos, desde el ángulo que se la miré, refleja la historia gráfica de un país que sufrió el despojo colonial, la república de gobiernos nefastos y los campos de batalla donde midieron sus fuerzas los guardianes de la oligarquía y los movimientos populares decididos a defender sus derechos a sangre y fuego. No en vano Alandia Pantoja, según el texto de Montoya, estaba “consciente de que toda expresión artística debe estar al servicio de las culturas populares y la revolución, no concebía el arte por el arte; al contrario, proclamaba la pintura de tesis, convencido de que era posible fusionar el pensamiento político con la sensibilidad creativa del artista. Por eso mismo, a la hora de definirlo en el contexto de la plástica boliviana, no es extraño considerarlo uno de los principales impulsores del muralismo revolucionario”.

La revista FUENTES, que tiene una circulación a nivel institucional de América Latina, exalta la vida y obra de Miguel Alandia Pantoja a través de las palabras de Víctor Montoya, quien habló sobre el encomiable esfuerzo de los editores y los temas que rescatan la memoria histórica de Bolivia, en el acto de presentación de la publicación, que se efectuó en la Biblioteca y Archivo Histórico de la Asamblea Legislativa Plurinacional, el viernes 27 de enero, a Hrs. 11:00 a.m; un acto que contó con la presencia de destacadas personalidades del ámbito político-cultural y en el que se entregó a los asistentes un ejemplar de la revista.