Como nacida en el Departamento de Tarija, -aunque como siempre me llamen traidora- me molesta sobremanera como se engaña al Pueblo Tarijeño, con discursos grandilocuentes de defender nuestras regalías; recuerdo con mucho dolor, la dizque defensa de las regalías, que jamás la realizaron, porque prefirieron parar en Tarija y en especial en la plaza Luis de Fuentes, como en todos los medios de comunicación, oponiéndose con mentiras a la Nueva Constitución Política del Estado.

Cabe recordar que si ahora está constitucionalizada las regalías como un derecho y una compensación, ha sido gracias a las organizaciones sociales de Tarija representadas por sus Constituyentes quienes han dado el mandado de constitucionalizar las regalías, mandato cumplido y aprobado por el Pueblo Boliviano en referéndum el 25 de enero de 2009.

Es gracias a la lucha de nuestras organizaciones sociales y a sus mandantes que estuvieron hasta el final, que la lucha de las regalías son un derecho, y quien no las respete estaría incumpliendo un mandato del pueblo expresada en los artículos 351.IV y 368 de la CPE que establece que “Las regalías por el aprovechamiento de los recursos naturales son un derecho y una compensación por su explotación” y “los departamentos productores de hidrocarburos percibirán una regalía del once por ciento de su producción departamental fiscalizada de hidrocarburos”, por lo que no es con marchas, no es con bloqueos que se debe defender las mismas, sino con las acciones de defensa estipuladas en la Constitución Política del Estado.

Se repite la historia, de los que creen que por salir mucho en la estampita, los que creen que con asumir “dizque” huelgas de hambre, quienes en el pasado han sido los autores para pedir a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos la certificación si Margarita es compartido con el Departamento de Chuquisaca, los que han manifestando su acuerdo en la designación para que Ryder Scott sea la empresa certificadora, encabezado por su líder Mario Cossio Cortez; hoy por hoy se rajan las vestiduras, critican, insultan a otros como traidores del Departamento de Tarija, cuando la verdad sea dicha, fueron ellos quienes han traicionado a todos y todas nosotras al socapar desde el Comité Cívico inclusive, las diferentes actas firmadas por ambos ex prefectos, los oficios enviados a YPFB, pero ahora siguen –como manejan los medios de comunicación- mintiéndole a los tarijeños y tarijeñas, llevándoles a un paro improductivo, a una huelga de hambre politizada, donde el más perjudicado es quien vive el día a día, no incluyendo en este análisis para nada a los transportistas, a quienes aprovecho para felicitarlos por su consecuencia, porque su lucha es honesta y la han realizado con el corazón, porque a pesar que son de los que ganan día a día el pan que llevan a su mesa, han creído en este paro, de no ser ellos, en la ciudad de Tarija, ni se hubiese sentido el mismo.

Pero, ¿cuál es el resultado? ¿Acaso no fueron “grandes dizque constitucionalistas” a la reunión con el Gobierno?, ¿personajes que insultan de ignorantes a todos los que no tengan comunión con sus ideas?, ¿acaso no revisaron o leyeron el acuerdo antes de firmar?

Bueno, señores grandes defensores de la Regalías y del Megacampo Margarita, quiero recordarles con tres artículos que parte del acuerdo constitucionalmente no es posible, aunque el Gobierno a través de una ley cumpla el mismo, porque tanto el nivel Central como el nivel departamental, estarían vulnerando la Constitución Política del Estado.

¿Por qué? Simple, porque para evitar lo que sucedía con nuestras empresas estratégicas, en el pasado, regaladas a empresas transnacionales, con el enriquecimiento de unos cuantos, “se ha establecido que hidrocarburos, es una competencia privativa, y ésta está reservada para el nivel central del Estado, pero para que este nivel no haga lo que siempre hicieron, se ha puesto un candado, al establecer que la competencia privativa es aquella cuya legislación, reglamentación y ejecución no se transfiere, ni delega; ¿qué implica ello?

Que lafirma del acuerdo vulnera los artículos 297.1, 298.18 de la CPE, porque en el punto 1 han establecido “que el Gobierno Nacional facilitará las condiciones, mediante el instrumento jurídico que corresponda para que la Gobernación del Departamento de Tarija proceda a la contratación de una empresa consultora para realizar el estudio de conectividad entre los campos de Margarita y Huacaya”. El nivel central no puede facilitar ningún instrumento jurídico, para que el nivel departamental proceda a la contratación de una empresa consultora, porque la única empresa que puede suscribir contratos, bajo el régimen de prestación de servicios es Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, conforme el mandato del art. 362.I de la CPE.

De disponer mediante ley nacional, que el Gobernador del Departamento de Tarija, suscriba el contrato con una empresa para realizar el estudio de conectividad, se le dé presupuesto para ello modificando la ley financial, estaríamos ante una ley inconstitucional, por ser de competencia privativa los hidrocarburos, y por ser la única autorizada para suscribir contratos YPFB.

* Ex Constituyente.