Zagreb, (PL).- La mayoría de los croatas se manifestó hoy en un referendo favorable a que el país ingrese en la Unión Europea (UE), aunque la participación se consideró baja. Según los resultados dados a conocer por la Comisión electoral estatal, participó el 47% de los 4,5 millones de votantes previstos. De esa cantidad, el 66% respaldó la pertenencia de Croacia al club comunitario, y el 33 se expresó en contra, dijo el presidente de la Comisión Branko Hrvatin.

Conforme a los registros oficiales, al menos cuatro millones y medio de croatas, 412 mil de ellos en el extranjero, tenían la oportunidad de decidir el futuro de esa nación balcánica con respecto a Europa. Los ciudadanos sólo tenían que expresar su opinión mediante el sencillo voto de “sí” o “no” para determinar si el país, tras casi una década de negociaciones y ajustes, logra entrar al grupo regional.

De acuerdo con las encuestas, entre el 53 y el 61% de los croatas apoyaba el ingreso a la UE, frente a un rango de desaprobación estimado entre el 28 y el 33%. El mayor número de personas fuera de Croacia con derecho a voto se encuentra en Bosnia-Herzegovina, con unos 260 mil votantes, en tanto cerca de 35 mil croatas que viven en Serbia podrían votar también si así lo deseaban.

Si bien Croacia presentó su oferta de candidatura a la UE en 2003, las negociaciones de adhesión comenzaron oficialmente dos años después y terminaron el 30 de junio de 2011. En tanto, el Tratado de Adhesión se firmó el pasado 9 de diciembre de 2011.

Croacia decidió hoy en un referendo popular su adhesión a la UE, convirtiéndose en el estado 28 del bloque comunitario a partir del 1 de julio de 2013. Según se informó, la votación transcurrió en calma en las casi siete mil mesas electorales habilitadas. Croacia se convierte en la segunda nación de la extinta Yugoslavia en acceder en calidad de miembro al bloque europeo, después que Eslovenia ingresara al mismo en mayo de 2004.

El 1 de julio de 2013 tendrá lugar la incorporación del país al bloque, que quedará integrado entonces por 28 naciones. Para esto último, el Tratado de adhesión suscrito en diciembre necesita ser ratificado por cada uno de los Estados miembros de la UE.

El presidente de Croacia Ivo Josipovic y el primer ministro, Zoran Milanovic destacaron la importancia del referendo, al abrir la posibilidad de entrada en la UE. En cambio, algunos críticos de ese proceso advirtieron que la incorporación a la UE podría afectar la soberanía del país y provocar la pérdida de sus activos y recursos nacionales.