El Ministerio de Culturas a través de la Dirección de Patrimonio Cultural firmó el 19 de enero de 2012 el Convenio de Colaboración Internacional con la Empresa Minera Manquiri SA, mismo que permitirá la renovación completa del Museo Plurinacional de Arqueología y la restauración de bocaminas coloniales y republicanas del Cerro Rico de Potosí.La iniciativa interinstitucional apunta a la restauración de 138 bocaminas coloniales y republicanas y a la implementación de un circuito turístico moderno en el Sumaj Orko, monumento patrimonial potosino. También contempla la renovación del Museo Tiwanaku en la ciudad de La Paz.

“El Cerro Rico de Potosí se convertirá en un destino turístico fundamental para el Estado Plurinacional de Bolivia”, fueron las palabras de la Ministra de Culturas Elizabeth Salguero durante la firma de dos convenios con la Empresa Minera Manquiri SA. “Nos sentimos orgullosos de ser parte de la historia, a través de las obras importantes que se realizarán en ambos Patrimonios de Bolivia”, destacó Humberto Rada, presidente de Manquiri en Bolivia.

Manquiri es subsidiaria de Coeur D’Alene Mine Corporation (Coeur). Invirtió más de $us 270 millones para la producción de barras de plata con un pureza del 99,96%. Las operaciones se realizan a partir de la remoción y procesamiento metalúrgico de pallacos, sucus, desmontes oxidados y otros materiales superficiales que se encuentran depositados en la periferia del Cerro Rico de Potosí.

El trabajo de la empresa no afecta en absoluto a la estructura morfológica, del Cerro Rico, constituida por roca dura, ni a su condición de monumento nacional, ya que por tratarse de material superficial suelto para la remisión de los pallacos, sucus y desmontes, no es necesario el uso de perforación ni de explosivos, de acuerdo a informes del presidente de la minera.

La alianza estratégica en beneficio de la conservación del patrimonio cultural del país es materializada en dos obras: La restauración de las bocaminas coloniales y republicanas del Cerro Rico de Potosí con sus detalles arquitectónicos originales y la refacción y renovación del Museo Plurinacional de Arqueología – Palacio Tiwanaku en La Paz, informó Salguero.

Ambos proyectos se apoyan en el objetivo del Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia, de salvaguardar el patrimonio cultural boliviano y en particular apoyar en su revalorización. Por su parte, en el marco de su política de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), la Empresa Manquiri ha considerado contribuir a la conservación de monumentos históricos de Bolivia, con la recuperación, conservación y puesta en valor de 138 bocaminas identificadas en el Cerro Rico para su aprovechamiento turístico.

Uno de los convenios estipula que Manquiri se compromete al aporte voluntario de 120 mil bolivianos para la refacción y renovación del Museo Plurinacional de Arqueología – Palacio Tiwanaku en La Paz, mismo se prevé terminará con la reapertura del mismo en el mes de marzo de 2012.

En el caso del financiamiento para la ejecución de la restauración de las bocaminas coloniales y republicanas del Cerro Rico de Potosí, los mencionados trabajos de restauración, supervisión y fiscalización serán cubiertos por Manquiri. Este financiamiento se encontrará en función a las actividades identificadas, los cuales deberán ser debidamente coordinados con el Ministerio de Culturas.

La conservación de estas bocaminas tiene como objetivo inmediato el de alcanzar su aprovechamiento mediante el programa de turismo especializado del patrimonio industrial minero, para lo que se estableció la contratación de una empresa constructora conocedora del tema, para la ejecución de la obra y una consultora para la supervisión técnica y la fiscalización de los trabajos.

Esta es una labor necesaria en el marco de la categoría de monumento de orden mundial que tiene el Cerro Rico. Ante esta condición de Patrimonio de la Humanidad, reconocimiento otorgado por la UNESCO, se justifica cualquier intervención relativa a su conservación.

El Ministerio de Culturas asume el compromiso de realizar la fiscalización de los trabajos de acuerdo a los proyectos elaborados y aprobados, así como el asesoramiento y asistencia técnica a los procesos de contratación para su puesta en marcha. Con este propósito, ambas entidades firmaron dos convenios de cooperación interinstitucional que determinan el respaldo económico de la minera y la asistencia y asesoramiento técnico de parte del Gobierno, para ambos trabajos.

Manquiri restaurará bocaminas antiguas en el Cerro Rico, un importante circuito turístico, con la propuesta de integrar, en términos histórico/culturales, la minería colonial/republicana, las labores actuales de las cooperativas mineras, la moderna operación de Manquiri y la cumbre del Cerro.

De acuerdo al convenio, se realizarán tareas de limpieza mecánica, consolidación de la roca, protección con hidrofugantes, recuperación de la especialidad y elementos singulares de estos bienes culturales mediante el programa de turismo especializado del patrimonio industrial minero. Los técnicos que elaboraron los proyectos, estiman que el tiempo promedio que demandará la intervención en cada portal es de 70 días.

Por otra parte, un segundo acuerdo establece la refacción y renovación del Museo Nacional de Arqueología – Palacio Tiwanaku de la ciudad de La Paz, declarado monumento patrimonial del siglo XX, ya que se proyecta su pronta reapertura. Se tiene previstala intervención urgente para la infraestructura exterior (fachada, gradas laterales y patios). El trabajo se cumplirá en base a un guión museográfico que permitirá unificar, clarificar y visualizar mejor los ambientes, los escaparates, la luminotecnia, la infografía y la señalética de sus salas de exposición, informó la ministra Salguero.

Este edificio fue construido en 1919 por el austriaco –investigador de la cultura- Arturo Posnansky, y muestra la arquitectura característica de piedra y un sin fin de motivos decorativos, tanto internos como externos, del estilo Neo-tiwanakota.