“El Equipo Nizkor asesora a la Asamblea del Pueblo Guaraní Itika Guasu (APG IG) en derecho indígena, derecho penal y mercantil internacional y libertades civiles, para lo cual utiliza especialistas en las diversas ramas que demandan los conflictos que afectan a la APG IG. Este tipo de actividad se puede hacer sin una implantación organizativa en Bolivia, de la misma forma que hacen las empresas de consultoría especializada, sean públicas o privadas”, afirmó ayer Nizkor desde Charleroi y Madrid, en un comunicado que envió a El País en respuesta a una información publicada en la edición de ayer, que dio cuenta que Nizkor no tiene registro en la Gobernación de Tarija como organización, fundación o entidad civil sin fines de lucro.

De esta forma, confirmó que asesora a la APG IG e incluso firma documentos fechados en Entre Ríos, Bolivia, sin tener “implantación organizativa”, lo que da a entender que no tiene personería jurídica reconocida ni registro alguno por sus actividades de asesoramiento dentro del territorio nacional.

Al respecto, el artículo 300, numerales 12 y 13, detalla como competencia exclusiva de las gobernaciones las de “otorgar personalidad jurídica a Organizaciones No Gubernamentales, fundaciones y entidades civiles sin fines de lucro que desarrollen actividades en el departamento”, así como a “organizaciones sociales”.

Las autoridades de la Gobernación de Tarija informaron que no existe ningún registro de Nizkor, pese a que desarrolla actividades en el departamento. En días previos, diversas entidades departamentales pidieron que se investigue a esta organización y su rol en Bolivia. Las sospechas apuntan a que debido a su influencia en la dirigencia de la APG IG, se ha retrasado la construcción de la ampliación del Gasoducto Villa Montes – Tarija, que debe abastecer más gas para consumo interno, en tanto que ha facilitado la firma de acuerdos entre esa APG IG y Repsol YPF, entre ellas la constitución de un Fondo de Inversión de 14,8 millones de dólares pagados por Repsol YPF, y otros que han facilitado obras para exportar gas a Argentina. La compradora final del gas boliviano en Argentina es también Repsol YPF.

“Nuestras actividades se enmarcan, entre otras normas, en lo previsto en los artículos 12 y 13 de la ‘Declaración sobre el derecho y el deber de los individuos, los grupos y las instituciones de promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales universalmente reconocidos’”, dice el comunicado de Nizkor, el que añade que “todos los especialistas que son parte del Equipo Nizkor lo hacen “pro bono”, o sea, “sin cobrar honorarios”.

Rosario Oquenday, la segunda capitana de la APG Yaku Igua, cercana a Yacuiba, reveló el 7 de enero pasado que los de Nizkor “sí tendrían algún apoyito de algunas comunidades”.