Washington, Madrid, Copenhague, Sofía y Colombo (PL).- Decenas de miles de ciudadanos de España, Portugal, Irlanda, Estados Unidos y de otras naciones del “primer mundo” huyen de sus países sumidos en una profunda crisis, en busca de trabajo y mejores condiciones de vida.

Una cifra record de 6,4 millones de norteamericanos emigraron de su país por diferentes motivos en los últimos cuatro años, reveló un estudio de la consultora Gallup realizado en 135 países. La investigación evidenció que el número de norteamericanos que ha decidido trabajar o estudiar en el extranjero aumentó hasta una cota sin precedentes.

El pico del afluente migratorio se exacerbó en los últimos dos años, con mayor incidencia en adultos de entre 25 y 34 años de edad. Estamos observando un curso en reversa en el llamado robo de cerebros, ya que muchos de los que se marchan tienen habilidades laborales cruciales y ahora son atraídos por las oportunidades de regiones foráneas, evaluó la cadena NBC News.

Un fenómeno similar se observa en algunos países de la Unión Europea (UE), sobre todo en Grecia, Portugal e Irlanda que reciben el auxilio financiero de la UE bajo la sombra de severas medidas de austeridad. Pero las economías de Italia y España son demasiado grandes como para ser rescatadas por el bloque comunitario.

Ante tal situación, Roma y Madrid aplican duros recortes presupuestarios para capear un déficit fiscal que amenaza seriamente la existencia de la zona euro, ante el masivo descontento de una población hastiada de restricciones económicas y golpeada por un galopante desempleo.

Se estima que al menos 50 mil españoles emigraron de su país este año, desesperados por los elevados índices de desempleo sin que se vislumbre una solución a corto plazo. Según la Encuesta de Población Activa (EPA), correspondiente al tercer trimestre de 2011, el paro en España alcanza al 21,5%, por encima de economías más frágiles como Grecia o Portugal.

Muchos españoles han puesto sus esperanzas en Alemania o Reino Unido, informó la agencia Euronews. Estadísticas proporcionadas por Berlín confirman que el número de españoles que emigró a la nación germana aumentó 49% durante el primer semestre del año.

En los primeros nueve meses de 2011, Dinamarca registró un significativo aumento del otorgamiento de permisos de residencia a personas provenientes de naciones europeas azotadas por la crisis financiera. Entre las nacionalidades con más licencias se encuentran griegos, italianos y españoles. Si en 2008 unos 135 griegos, 690 italianos y 674 españoles optaron por vivir en tierras danesas, en lo que va del año 264 helenos, 936 itálicos y más de mil hispánicos eligieron a Dinamarca como lugar fijo de residencia.

No obstante, esas poblaciones del bloque comunitario no son las únicas en mostrar interés de domiciliarse en territorio escandinavo, ya que la presencia portuguesa e irlandesa ascendió notablemente en el último trienio. Si en 2008 residían en la nación nórdica unos 175 portugueses y 97 irlandeses, tal cifra se elevó en 2011 a 248 y 131, respectivamente. En los últimos seis a ocho meses se ha visto un claro interés por la aplicaciones de trabajo y de estudios en Dinamarca, reconoció un funcionario de Copenhague.

Una situación similar vive Alemania, país que registró en el primer semestre del año un súbito incremento de las comunidades españolas y griegas. La comunidad hispánica se incrementó en 84%, en tanto la griega subió 49%. Las antiguas metrópolis también vuelven a mirar a las que otrora fueron sus colonias, como es el caso de muchos portugueses quienes prefieren emigrar a Angola, Mozambique o Brasil en busca de mejores condiciones de vida.

El 29 de diciembre la diputada de centroderecha Iliana Ivanova anunció que Italia abrirá su mercado laboral a los ciudadanos búlgaros y rumanos a partir del 1 de enero de 2012. El gobierno italiano adoptó una postura verdaderamente europea y responsable que sólo podía servir de ejemplo a otros Estados miembros del grupo de los Veintisiete, destacó la eurodiputada Ivanova.

Contrariamente, Reino Unido, Irlanda y Países Bajos confirmaron que mantendrán sus mercados laborales cerrados a los trabajadores búlgaros. Hace poco, Alemania levantó parcialmente las restricciones de trabajo a los ciudadanos de la nación balcánica, aunque otros Estados como Francia, Bélgica, Luxemburgo, Malta y Dinamarca no se han pronunciado todavía.

Italia es el décimo séptimo país de la Unión Europea que suprime las limitaciones al acceso a su mercado de mano de obra de trabajadores búlgaros y rumanos. De acuerdo con lo previsto, en un período de transición de siete años, los países comunitarios deberán permitir el acceso completo de ciudadanos búlgaros a sus mercados laborales.

Sri Lanka intenta detener la fuga de cerebros

Más de medio centenar de científicos oriundos de Sri Lanka y radicados en el extranjero asistieron a un foro en Colombo el 14 de diciembre, convocado por el gobierno para motivar su regreso y cortar la fuga de cerebros al extranjero. Según reportes oficiales, miles de científicos, académicos y tecnólogos emigran cada año debido a una pobre remuneración y la poca disponibilidad de medios y equipamientos para realizar sus labores.

La conferencia fue parte de una estrategia nacional encaminada a recuperar el sector de la ciencia y la tecnología, seriamente dañado por una guerra civil de más de 25 años. Centrado en el tema “Empoderamiento de Sri Lanka a través de redes de intercambio de conocimientos”, el encuentro de tres días fue convocado por el Ministerio de Tecnología e Investigación (MTI) con apoyo de la Unesco.

El objetivo fue aprovechar el conocimiento y la experiencia de miles de científicos que migraron a causa de la guerra, comenzar a crear condiciones para el regreso de los interesados y garantizar la permanencia de los que siguen en el país, explicaron los organizadores.

Estamos instándolos a contribuir a los programas económicos y científicos nacionales mediante el ofrecimiento de oportunidades únicas y emocionantes en áreas de las ciencias avanzadas como la nanotecnología, la biotecnología y la tecnología verde, señaló el titular del MTI Pavithra Wanniarachchi.

El gobierno está tomando medidas para detener la fuga de cerebros y propiciar la colaboración de los científicos radicados en el extranjero al desarrollo de las industrias locales y la solución de problemas tan urgentes como los del agua y la seguridad alimentaria. Ya se aprobaron inversiones por más de 300 millones de dólares con destino a las industrias que emplean tecnología de avanzada, lo cual creará oportunidades de trabajo y alentará el regreso de cientos de compatriotas altamente calificados, dijo el viceministro de Desarrollo Económico Lakshman Yapa Abeywardana.