(ABI).- El Presidente en ejercicio Álvaro García Linera promulgó el viernes la Ley de Transición del Órgano Judicial para la implementación de la nueva justicia en Bolivia, que se instaurará a partir del 3 de enero de 2011 con la posesión de magistrados elegidos por voto popular. La norma da acceso a la gratuidad en la Justicia, lo que significa la eliminación de los timbres en todos los procesos.

La nueva Ley de 23 artículos y dos disposiciones finales dispone la conclusión de funciones y extinción institucional de la Corte Suprema de Justicia, Tribunal Agrario Nacional, Consejo de la Judicatura y Tribunal Constitucional hasta el 31 de diciembre de 2011, y establece la transición administrativa y financiera del Tribunal Supremo de Justicia, Tribunal Agroambiental, Consejo de la Magistratura y Tribunal Constitucional Plurinacional.

El senador del MAS Eugenio Rojas explicó que la actual administración tiene que hacer inventarios de las causas que no han sido concluidas hasta el 31 de diciembre, y de los bienes y activos fijos que tiene la institución para entregarlo a la nueva administración.

El pleno de la Cámara de Senadores sancionó el jueves el proyecto de Ley de Transición del Órgano Judicial con las modificaciones de los artículos 14 y 15 y la disposición final segunda aprobadas en la Cámara de Diputados. Dichas modificaciones amplían los plazos para los jueces liquidadores de 2 a 3 años para que concluyan con todos los procesos de la gestión 2011. Además, los jueces suplentes del Tribunal Supremo de Justicia tendrán 3 años para liquidar las 8.880 causas pendientes. También se amplió a dos años el plazo para que el Tribunal Constitucional despache los 3.151 procesos acumulados hasta la fecha.

“Se han hecho algunos ajustes que eran importantes, no se ha anexado ningún artículo nuevo, ni se ha retirado ninguno, simplemente se han hecho ajustes en la estricta observancia de la Constitución para mejorar la redacción en algunos casos. Se ha ampliado algunos plazos en función a la información nueva que hemos tenido sobre la cantidad de causas que están pendientes y todo con el afán de mejorar un proyecto de ley que tiene una gran importancia para este periodo de transición”, explicó el presidente de la Cámara Baja Héctor Arce.

La presidenta de la Comisión de Justicia Plural del Senado Sandra Soriano informó que esa instancia legislativa ha visto por conveniente eliminar todo pago adicional fuera de la Ley, como los bonos Pantaleón Dalence y el Complementario II, que los funcionarios judiciales perciban fuera de los salarios.

“Tenemos un dato en referencia al Bono Pantaleón Dalence que alcanzaba a un monto cercano a 31 millones de bolivianos, extremo que no justifica, porque no queremos que el nuevo Órgano Judicial recoja esa práctica, que no tiene base legal, por tanto, se está eliminando en disposiciones transitorias ese pago”, afirmó.

García Linera afirmó que “la Ley de Transición Judicial permitirá normar el trabajo de las nuevas autoridades electas y una vez remitida (la Ley) por la Asamblea Legislativa Plurinacional yo la estoy firmando para que entre en implementación desde hoy”.

En el inicio de una nueva era de la administración de justicia en el país, el Presidente Evo Morales posesionará a las 56 autoridades electas del Órgano Judicial el 3 de enero en Sucre, anunció el viceministro de Justicia Nelson Cox. “Para este solemne acto se ha invitado a las principales autoridades nacionales y también invitados internacionales e incluso esperamos contar con la presencia de algún presidente de la región”, señaló el viceministro.

García Linera aseguró que las nuevas autoridades judiciales que asuman el cargo contarán con la Ley de Transición Judicial, que determina procedimientos para el despacho de las “viejas causas heredadas del viejo sistema judicial”. Las “causas pendientes” estarán a cargo de los vocales suplentes del Tribunal Supremo de Justicia y las causas nuevas serán llevadas por las nuevas autoridades.

Según la norma, los jueces suplentes del Tribunal Supremo de Justicia tendrán 3 años para liquidar las 8.880 causas pendientes. Asimismo, el Tribunal Constitucional deberá despachar en dos años los 3.151 procesos acumulados hasta la fecha. La Ley prevé también la elección de los presidentes de cada tribunal tres días después de su posesión. Se está preparando una nueva reglamentación y escalafón de los funcionarios del Tribunal para que los cargos no queden acéfalos.

Por otro lado, la Presidenta de la Corte Superior de Justicia del distrito de La Paz Virginia Crespo posesionó hoy a 25 nuevos jueces, además de otros funcionarios, con los cuales se cubrió el 80% de acefalias. “Se ha posesionado a 25 jueces, 2 subregistradores de Provincias de la oficina de derechos Reales y 3 Secretarios de Cámara”, explicó a los periodistas.

Crespo aclaró que los nuevos jueces continuarán en funciones inclusive después que se apruebe la Ley de Transición del Órgano Judicial. Informó que la carga laboral es muy grande, como efecto de las vacancias, que influyeron también en “la retardación de justicia”.