Washington, Londres, Damasco, Georgetown, Beijing y México (PL).- Un barco funerario vikingo de unos mil años y otro ballenero hundido a los inicios del siglo XIX lideran los descubrimientos arqueológicos más significativos de 2011. La selección fue publicada por la revista especializada Archaeology, del Instituto estadounidense de esa disciplina y vocera de las más importantes investigaciones.

El hallazgo sobre los navegantes escandinavos ofrece más evidencias en torno a sus costumbres. En las costas de Ardnamurchan, en el oeste de Escocia, fue encontrada una nave utilizada como ataúd y un vikingo con todas sus armas, al suponer de alto rango. Aunque en la zona no fue descubierto ningún asentamiento, los investigadores suponen que el sitio era sagrado y bendecido para los enterramientos.

La lista incorpora los restos del barco ballenero Dos hermanos, hundido en 1823 en el territorio de la reserva marina de Papahanaumokuakea, en las islas Hawai. A estos se suma el esqueleto de una reina maya, en Nakum, yacimiento guatemalteco. Su cabeza estaba colocada entre dos platos y en su cuerpo habían collares de jade, cuentas y cuchillos ceremoniales.

También una construcción de más de 400 metros cuadrados en el Wadi Faynan, en el sur de Jordania, hallazgo que hizo a los científicos cambiar sus hipótesis sobre cómo los grupos de cazadores-recolectores pasaron a establecer un lugar de residencia estable.

Ruinas de numerosas sociedades antiguas que existían en la cuenca del lago Titicaca hace más de dos milenios, así como restos de antiguos alimentos conservados en vasijas de bronce y ollas de barro y destinados a los fallecidos en algunos lugares de China se suman a los más destacados por la comunidad arqueológica.

Descubrimientos en Guyana

Guyana está a la espera de resultados de pruebas científicas con carbono que pudieran confirmar la existencia de asentamientos humanos prehistóricos en su territorio de unos cinco mil años de antigüedad. La revelación fue hecha a la Agencia de Información del Gobierno de Guyana (GINA) por el Ministro de Cultura, Juventud y Deportes, Frank Anthony.

Expertos locales y arqueólogos del museo estadounidense Walter Roth descubrieron también en Shell Mound, restos de una ballena, un delfín y un pez gigante de una especie extremadamente rara, que podrían tener una antigüedad de unos 10 mil años.

Eso pudiera confirmar que en lugares donde hoy existe un denso bosque ayer pudo haber praderas. Al tratar de explicar como esas especies llegaron tierra adentro, los arqueólogos no descartan la influencia del río o las mareas durante inundaciones.

Asimismo Anthony refirió el hallazgo de más de 20 montículos de conchas que deben tener entre seis mil 500 y siete mil años de antigüedad, y precisó que todos estos descubrimientos fueron hechos en la región del río Berbice. Este trabajo de investigación científica, probablemente será permanente durante los próximos cinco a 10 años o incluso más, y se averigua a qué nueva civilización pueden corresponder los hallazgos humanos.

Confirmó que el Proyecto Arqueológico Berbice ha encontrado también restos de un perezoso gigante megaterio y tumbas antiguas y diversas manifestaciones de arte rupestre como petroglifos en un área denominada Wyva Creek Shell, donde se mezclan conchas de moluscos comestibles con evidencia de ocupación humana.

Recordó que objetos de cerámica descubiertos anteriormente en Kabakaburi en el Pomarón están entre los artefactos más viejos jamás encontrados en las Américas. Los descubrimientos realizados han intensificado el interés arqueológico y paleontológico por Guyana y ello amplía la actividad de organismos de investigación prehistórica y viene bien al objetivo de ampliar el entorno eco-turismo de este país suramericano y caribeño.

Descubren cocina real de una prehispánica ciudad en México

La cocina real de la ciudad prehispánica de Kabah fue descubierta por investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México. Los especialistas encontraron en ese sitio restos arquitectónicos y gran cantidad de cerámicas, partes de objetos para cocinar y trazas de fogones, cuya antigüedad se calcula en más de mil años, cuando esa población maya alcanzó su mayor esplendor.

La cocina estaba en lugar conocido como El Palacio, donde vivía la población de más alto rango en Kabah. El vocablo maya Kabah se traduce como “Mano poderosa”. Esta se ubicaba en el hoy estado de Yucatán, en el sur de México. Allí los arqueólogos realizan excavaciones desde el año pasado.

Por la cantidad de objetos hallados y el área que ocupaba la cocina, unos 40 metros de longitud por 14 de ancho, se sabe que en ese recinto se preparaban alimentos para mucha gente. A partir de este y otros descubrimientos anteriores se conoció que en estos palacios no solamente se ejerció el control político y religioso, sino también se realizaban las actividades domésticas de la elite de aquellas comunidades.

La arqueóloga Lourdes Toscano explicó que una de las interrogantes es por qué no se han encontrado huesos de animales, ya que si se cocinaban grandes volúmenes de comida, es lógico que aparecieran numerosos desecho óseo. Al respecto, su colega Toscano Hernández comentó la posibilidad de que los deshechos no se quedaran ahí. Lo más probable es que en otro paradero se encuentren los basureros.

Hallan hornos de más de mil años en China

Arqueólogos chinos encontraron 17 hornos de la dinastía Tang (618-907) aptos para la fabricación de cerámica cerca del Palacio imperial Daming de Xi‘an, capital de la noroccidental provincia de Shaanxi. Dos de los aparatos están bien preservados y los expertos creen que podrán reproducir todo el proceso de elaboración de objetos de ese tipo, señaló Hou Ningbin, investigador del Instituto Provincial de Arqueología.

Es la primera vez que se hallan un conjunto de hornos para ese fin del referido período en Xi‘an, que en aquel tiempo se llamaba Chang‘an, indicó Hou, citado por medios de prensa. Los hornos fueron desenterrados en la aldea de Dabaiyangxi, ubicada a sólo 5,5 kilómetros de las ruinas del Palacio Daming, junto a utensilios de cerámica y grandes cantidades de materiales de construcción de la dinastía Tang como tejas de alero y ladrillos.

De acuerdo con los expertos, esos útiles podrían haberse usado en la fabricación de mansiones imperiales. El hallazgo proporciona pruebas importantes para el estudio de la industria artesana y la construcción de la capital imperial de Chang‘an de la dinastía Tang, considerada como edad del oro de la historia de China, agregaron.

Nueva evidencia sobre primeros cultivos de mijo en China

Arqueólogos chinos encontraron restos de mijo glutinoso en zonas de la norteña provincia de Hebei con una antigüedad de ocho mil a 10 mil años, evidencia más temprana de cosecha de ese cereal en el mundo. El hallazgo del cultivo en la referida etapa del Neolítico fue dado a conocer por especialistas durante un festival cultural celebrado en la ciudad de Wu‘an, del referido territorio.

Las evidencias fueron halladas en sitios arqueológicos en el pueblo de Cishan, de esa localidad, indicaron científicos del Instituto de Geología y Geofísica de la Academia de Ciencias de China (IGGACCh), citados por medios de prensa. Ello quiere decir que el lugar podría ser la cuna de la cosecha de ese cereal, al encontrarse también allí las más tempranas evidencias del cultivo del mijo de cola de zorra.

Los expertos descubrieron en pozos remanentes de este tipo de grano que datan de entre ocho mil 700 y siete mil 500 años. Pequeñas siembras de estas semillas en tierras de secano eran más frecuentes que la del arroz en tiempos prehistóricos, sobre todo en las regiones semiáridas del norte de China, dijo Lu Houyuan, del IGGACCh.

En total 50 mil kilogramos de esos granos fueron almacenados en 88 pozos de Cishan durante miles de años, en un yacimiento neolítico descubierto en 1972, donde además en otras excavaciones se encontraron objetos de cerámica, herramientas de piedra y hueso de animales. Los arqueólogos consideran que tales evidencias los ayudarán en su investigación sobre el surgimiento de la agricultura en China.

Encuentran antigua iglesia cristiana

Un equipo de arqueólogos sirios logró desenterrar en su cuarta temporada de excavación una iglesia y un cementerio en Tal Hasaka, en el nordeste de Damasco, que datan de los inicios de la era cristiana. Abdul Masih Baghdo, jefe de la expedición arqueológica, señaló que el templo tiene un tamaño de 22,5 metros de largo por 14,5 de ancho, y fue desenterrado al sur de una catedral, la cual también se descubrió previamente durante el tercer período de excavaciones.

La iglesia fue construida con piedras de basalto y pintada con yeso, agregó el especialista, quien referió que el local tiene tres puertas de acceso. Sus columnas, también de basalto, son de 1,10 metros de diámetro, y hallaron en su interior casi intacta una silla hecha con igual tipo de roca, que estiman perteneció a una importante figura religiosa.

Los arqueológos también desenterraron sillas y el altar del templo. En la parte norte de la catedral encontraron un cementerio de 18 metros de largo por ocho de ancho. Este camposanto es parte de un complejo religioso, descubierto con anterioridad en Tal Hasaka.

Historiadores nacionales sostienen que Siria es la cuna del cristianismo y del islamismo. De hecho, la tumba de Juan Bautista, quien bautizara a Jesús, se encuentra en el Viejo Damasco.

Prensa Latina visitó la Iglesia de Santa María, en el pequeño poblado de Kafr Behoum, en el centro de la provincia de Hama, con unos 1.700 años de existencia. Construido en el siglo IV, primero fue un templo pagano donde se rendía culto al Sol, y en la sexta centuria fue convertido en iglesia cristiana. Todavía está en uso.

Determinan origen de piedras de Stonehengue

Las rocas del monumento de Stonehengue tuvieron su origen en una región de Gales. Algunas de las grandes piedras que fueron utilizadas para levantar esa construcción proceden de Pont Saeson, dijeron expertos del Museo Nacional de Gales y la Universidad de Leicester .

Un estudio del contenido mineral y de las relaciones de texturas de rocas, llamado petrografía, estableció que muchas de las piezas tenían características similares a las de esa región. A partir del análisis, los expertos determinaron incluso la parte de la cantera de donde fueron extraídas las rocas, lo cual fue constituye para por los expertos como un hallazgo “inesperado y excitante”.

Uno de los retos de los científicos es averiguar el origen de la mayor parte de las rocas de Stonehenge, lo que mantendrá ocupados a los arqueólogos durante largo tiempo, indicó uno de los autores principales del estudio, Rob Ixer. Otra de las grandes interrogantes alrededor de este monumento es cómo las piedras llegaron hasta allí.

Una de las teorías es que fueron arrastradas por movimientos glaciales hace cientos de miles de años y otra que fueron llevadas por humanos cinco mil años atrás en una especie de plataforma a través del canal de Bristol y del río Avon.

Stonehengue fue construido entre el año 3000 y el 1600 antes de nuestra era. En el año 2000 se intentó recrear el traslado de rocas hacia el lugar por mar y tierra desde Gales hasta Salisbury, pero el intento fracasó cuando una piedra se hundió en el estuario de Milford Haven, en el sur de Gales.