La Cámara de Senadores sancionó la Ley del Presupuesto General del Estado (PGE) para la gestión 2012, que contempla un monto agregado de 185.888.910.616 de bolivianos (más de 27 mil millones de dólares) y un total consolidado de 145.942.902.291 bolivianos, equivalentes a más de 21 mil millones de dólares. Según el MSM, el 62% está destinado al pago de salarios de la frondosa burocracia estatal.

La Ley del PGE 2012 sancionada anoche consta de 33 artículos y al menos siete disposiciones transitorias. Proyecta un Producto Interno Bruto (PIB) nominal de 25.963 millones de dólares, 3.252 millones de inversión pública, una tasa de inflación de 5%, y una tasa de crecimiento económico de 5,52%, informó la agencia ABI.

El ministro de Economía y Finanzas Luis Arce precisó que el PGE 2012 es mayor en 22% al presupuesto de 2011 y cerca de cuatro veces más que el PGE 2005 que alcanzó los 51.257 millones de bolivianos. El PGE garantiza la continuidad de programas sociales como el Bono Juancito Pinto, la Renta Dignidad y el Bono Juana Azurduy.

“Con este presupuesto estamos garantizando la estabilidad, sostenibilidad macroeconómica con contenido social y la redistribución del ingreso, es decir, que estamos consolidando el modelo económico social comunitario productivo del Estado Plurinacional”, destacó el presidente de la Comisión de Planificación, Economía y Finanzas del Senado Mario Choque.

Los diputados del Movimiento sin Miedo (MSM) Fabián Yaksic y Marcela Revollo denunciaron que el gobierno de Evo Morales piensa destinar más del 62% del PGE 2012 al gasto corriente (sueldos y salarios) en el nivel central y entidades autónomas, un 19% al pago del endeudamiento y sólo 12% a la inversión pública (proyectos de desarrollo).

“Tenemos un 19% que va al pago de la deuda que cada vez está creciendo, el endeudamiento está financiando el 30% de la inversión pública… Tenemos una inversión pública neta del 12 por ciento, hay que saber de dónde salieron esas prioridades que no están orientadas a superar el viejo esquema estractivista, mono productor y mono exportador. ¿Será decisión del Presidente (Evo) Morales”, cuestionó el parlamentario Yaksic.

Según el proyecto de Ley del PGN enviado por el Gobierno Nacional al Poder Legislativo para su respectivo tratamiento, en el área de inversión pública se estaría priorizando al transporte y a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos. “¿Cómo se armó ese orden de prioridades?, ¿dónde apunta? Se incorporó el programa Bolivia Evo cumple con 100 millones de dólares, ¿dónde está destinado?, ¿quién define esto?”, cuestionó Yaksic.

El presupuesto destinado al pago de sueldos y jornales, bienes, servicios y otros se incrementó en un 156% entre 2006 y 2011, es decir subió de 27 mil millones a 69 mil millones de bolivianos, con proyecciones a incrementarse a 83 mil millones de bolivianos para 2012, informó el jefe nacional del MSM Juan Del Granado.

“Estos datos dan cuenta de la prevendalización de la función pública con una enormidad de recursos para gasto burocrático, para la empleomanía del sector público, y con ello estamos recortando de manera suicida la inversión pública para la reactivación económica y productiva”, sostuvo Del Granado.

Según el jefe nacional del MSM, entre el 2007 y 2010 se habría incrementado de 76 mil empleados públicos a 156 mil. “Hay un dispendio enorme en la burocracia, esto de ninguna manera puede favorecer las perspectivas de desarrollo. Por ejemplo, en hidrocarburos tenemos una disminución de reservas de gas de 23 mil millones de cúbicos a 9 trillones cúbicos. Tenemos una disminución de producción en líquidos, tendríamos que haber producido 53 mil barriles diarios y estamos produciendo solamente 40 mil”, afirmó.