El martes 13 de diciembre, la audiencia pública de la Asamblea Legislativa Departamental desarrollada en Zapaterambía (Margarita), ha determinado encargar al Gobernador gestionar una reunión de alto nivel con el Presidente del Estado Evo Morales. En caso de no lograr solución a las peticiones de Tarija, se ha determinado para el día martes 20 un paro cívico general de 48 horas.

Las cosas están tan muy mal en el Chaco y en el Departamento. Nuestras autoridades están disgregadas y responden más a intereses partidarios y personales que a los regionales/departamentales. Se han sobrepuestos y priorizados asuntos relacionados con intereses del Gobierno Nacional y cálculos políticos personales de varios dirigentes políticos. En el caso del Chaco, los dirigentes políticos del MAS han determinado desaparecer de la escena mediática frente el problema para no exponerse. Hicieron la del avestruz.

En cambio los políticos/autoridades del PAN han determinado dar la cara pero para hacer el trabajo sucio/vil/deshonesto en contra de los intereses del Chaco complotando. Un diputado que anda más solo que indio malo, en off the record le dijo a algún periodista que un barbudo cantante ha enviado desde las alturas un libreto con la orden de que todos repitan/recen el mismo sin comerse una letra.La orden fue, decir que sí, pero hacer no.

Después debían boicotear el paro cívico del martes desalentando a las instituciones claves/determinantes para que no se materialice la medida. Dicho y hecho. Desde la madrugada, el lunes salieron en coro varias autoridades del PAN a decir que defienden Margarita y que no permitirán que no se toque un centavo de las regalías de ese Campo. Dijeron con todo el fervor que requiere para ser creíble, que están dispuestos a someterse a cualquier sacrificado con tal de estar en la lucha. Incluso uno de ellos se atrevió cínicamente a llamar a la unidad para la lucha.

Hasta aquí todo bien, pero todo de dientes para afuera. Pero inmediatamente, todos al unísono sin omitir una coma, dijeron que no es conveniente ahora por la Navidad, fin de año, que los chicos están volviendo a sus casas, que la decisión ha sido precipitada, que no se deberían tomar medidas radicales, que será un perjuicio enorme en términos económicos, que los pobres comerciantes se perjudicarán, que hay que agotar el diálogo, que las medias radicales no resuelven el problema. Ponían de ejemplo un problema político interno del MAS en Yapacaní. Un dirigente de la Fejuve muy preocupado por las fiestas, le dijo a la prensa que no es conveniente el paro porque el chancho subiría de precio. No faltó un avispado reportero que le recordó que por carnavalear perdimos el mar.

El martes, desde tempranito, un asambleísta del PAN llamó a todos los medios desde Tarija para golpear duro y de forma despiadada, con toda la ferocidad verbal posible contra el comité cívico de Tarija. Dijo tanto disparate que no yo sabía si reír o enojarme. Dijo que esta medida está siendo administrada desde el Paraguay y que el Chaco no debería depender de Comité Cívico de Tarija. Llamó a los villamontinos (que sí hicieron el paro) a cesar de la medida porque no se podía cargar en un pueblo toda la carga del Departamento. Dijo que en Tarija todas las actividades eran absolutamente normales. No ocultó su alegría y regocijo porque el paro en la capital no era contundente a primeras horas de la mañana. El Chaco no puede seguir teniendo este tipo de autoridades.

Lo curioso, es que los que hicieron el trabajo sucio, participaron de la audiencia pública de la Asamblea Departamental en Zapaterambía, y alguno de ellos hicieron uso de la palabra. Cuando estaban allá estuvieron de acuerdo con las decisiones, pero de pronto cambiaron de opinión ¿Qué pasó? Hábilmente el MAS jugó con las fichas del PAN para desinflar el paro en el Chaco, protegiendo a sus dirigentes/militantes.

Una pregunta ¿Por qué tiene tanto poder el MAS en autoridades del PAN para manejarlos a su antojos protegiendo intereses del Gobierno? ¿Qué hay detrás de este tipo de relación oscura? Hay que recordar que de la audiencia pública de Zapaterambía, participaron sólo el ejecutivo seccional de Villamontes y el acalde de Yacuiba que no hizo uso de la palabra y estuvo esquivo todo el tiempo. No participaron los ejecutivos de Yacuiba ni de Caraparí, tampoco los alcaldes de Villamontes y Caraparí. De los cívicos sólo el de Yacuiba asistió. Una vez más está demostrado que el MAS tiene de los cogones a varias autoridades del Chaco.

Casi todos tienen más de diez acusaciones de corrupción radicados en la Fiscalía, pero como están de dóciles aliados los procesos, estos procesos están congelados. Incluso hay un caso de sobreseimiento a una autoridad en un hecho de corrupción abandonantemente demostrado. Villamontes quedó sólo con la medida, Yacuiba y Caraparí decidieron no asumir la medida de presión por decisión de sus autoridades. Estas actividades desnudan la verdadera situación de sometimiento y capitulación en la que se encuentran nuestras autoridades y representantes. Es paradójico que sean las autoridades que se benefician (administran) con los recursos de las regalías, las que torpedeen/boicoteen las medidas de presión que buscan proteger precisamente esos importantes recursos. Y estas autoridades no son como en el pasado, designadas de dedo desde Tarija, sino elegidas por el pueblo directamente.

Parece, que de nada sirvió que el pueblo eligiera directamente estas autoridades para que actúen de manera autónoma respondiendo únicamente a los intereses del pueblo que les confió, pero los hechos han demostrado que este tipo de actitud del pasado no ha cambiado. El Gobierno Nacional tiene mucho poder, más poder que el voto del pueblo. Alcaldes, ejecutivos y asambleístas son elegido por el pueblo de forma directa, pero la realidad ha demostrado que el MAS tiene mucho poder sobre estos, mas allá del partido al que pertenezcan. Ya no tienen un sólo amo en la capital, sino dos amos.

Desde Tarija y La Paz mandan y aquí obedecen sumisamente las órdenes y repiten los libretos que pasan por correos. Desde allá mandan que una autoridad a que se pongan el poncho rojo haciendo el ridículo en plena plaza 12 de agosto, aquí obedecen a pie juntillas. Ordenan que saquen los funcionarios a marchar contra su voluntad, a llenar un coliseo con funcionarios en horas de trabajo porque el Jefazo quiere mucha gente, o a organizar fiestas privadas con “damitas cariñosas” y bebidas, aquí los hacen prestamente. Así están las cosas.

¿Dónde quedó la autonomía? ¿Dónde quedó el discurso de romper con los amos de Tarija y La Paz? En los discursos. Por la tranquilidad de seguir succionando los recursos públicos en beneficio personal, y con la complicidad/conocimiento del Gobierno Nacional, se están traicionando intereses de la región. A cambio de monedas, se traicionan sagrados intereses del pueblo. Así el futuro de Chaco es muy complicado y difícil, porque hemos tenido la buena suerte de tener muchos recursos naturales, pero muy malas autoridades.

Hay una pobreza de ideas, por eso se dispara furiosamente con descalificaciones y acusaciones infundadas en contra de los críticos y opositores. Yo creo que es posible hacer política con ética, con honestidad, con capacidad, con compromiso, con cariño y amor genuino al pueblo, lo que no existe en nuestras autoridades/políticas actuales. Creo que hay otra manera de hacer política sirviendo de verdad al pueblo buscando consolidar su desarrollo en base a una visión clara, buscando beneficiar a las mayorías con políticas sostenibles, usando los recursos actuales. Es posible cambiar la actual realidad con actores nuevos desprovistos de los egoísmos, personalismos, incapacidad, y ceguera actual.

* Periodista, analista político y docente. E-Mail:farfan2007@gmail.com www.granchaco.com.bo