Stuttgart.- El virus de la gripe aviar (H5N1) es considerado uno de los más peligrosos del mundo, mortífero para el 59% de los contagiados. Hasta ahora era inofensivo para los humanos, pero al científico Ron Fouchier, del holandés Erasmus Medical Center, se le ocurrió modificarlo con fines científicos. Ahora este peligroso virus puede convertirse en la más peligrosa arma biológica hasta ahora conocida. Estados Unidos intenta frenar la publicación de los detalles de la investigación.

Según el periódico holandés Volkskrant, Fouchier hizo su investigación con hurones, cuyo sistema inmunológico es muy similar al de los seres humanos. Otras fuentes aseguran que Fouchier descubrió que sólo requería cinco mutaciones para hacer que la nueva cepa del H5N1 fuera altamente contagiosa.

Experimentos parecidos se desarrollaron también en Wisconsin, Estados Unidos.

Fouchier tenía previsto presentar sus hallazgos en un artículo a ser publicado por la revista Science, pero la revista pidió al gobierno de Estados Unidos asesoramiento para evaluar los impactos del estudio en la bioseguridad.

Es reprochable que pretenda hacer pública la clave para potencialmente crear un arma biológica letal, pero lo más aún el hecho de que la hayan ideado en un principio, dijo Paul Keim, presidente de la Consejo de Asesores de Bioseguridad de Estados Unidos (NSABB), citado por el portal chino Pueblo en Línea

Los estudios, tanto el de Holanda como el de Wisconsin, fueron financiados por el estadounidense Instituto Nacional de Salud (National Institutes of Health). El objetivo era tratar de averiguar qué cambios genéticos hacen que el virus pueda más fácil de transmitir, de manera que los científicos puedan identificar los cambios en el virus de origen natural.

Un artículo del New York Times afirma que la NSABB, con el visto bueno del Instituto Nacional de Salud, ha pedido a las revistas, Science y Natura , no publicar “ciertos detalles” que permitirían la replicación de esos experimentos. El Consejo no puede obligar a las revistas de censurar sus artículos, pero el editor de Science, Bruce Alberts, dijo que su revista estaba tomando las recomendaciones en serio.

Científicos consideran que la publicación de los detalles en una revista o un periódico sería lo mismo que repartir un anteproyecto con las claves de una pandemia gripal.

Desde la aparición del H5N1, en 1996, millones de aves murieron por causa del virus, aunque sólo se tienen registrado sólo a 600 personas muertas por la gripe aviar, todas ellas con contacto directo con aves infectados.

Un asesor científico del gobierno estadounidense, citado por el diario británico The Independent, dijo que virus puede generar una pandemia mundial, cuya mortalidad y el costo para el mundo podría ser masivo.

“El peor de los casos aquí es peor que cualquier cosa que uno pueda imaginar”, dijo. La nueva gripe puede ser transmitida a través del aire en la tos o los estornudos.

El mismo desarrollador del nuevo virus asesino reconoce sus peligros. “El virus podría expandirse tan rápido como una gripe normal”, dijo Fouchier, citado por el diario alemán Bild.

En 1918, la llamada gripe española (H1N1) se convirtió en una pandemia que dejó el saldo de al menos 20 millones de muertos.

***

Amsterdam, (PL) La mutación del letal virus H5N1 causante de la gripe aviaria podría ayudar a entender mejor esa enfermedad. Con este estudio, los expertos del Centro Médico de la Universidad Erasmus demostraron que el H5N1 puede llegar a transmitirse de un humano a otro si ocurre esa mutación en la naturaleza.

El primer brote de la infección con el virus H5N1 en Hong Kong contagió a humanos, pero estas infecciones ocurrieron solo por el contacto con aves enfermas. Hasta ahora, las infecciones del virus se produjeron por la cercanía con animales. Después del primer brote en 1997 han ocurrido otros en Asia, Europa, Africa y Medio Oriente.

La alta letalidad del virus entre las personas contagiadas hace sospechar a los científicos que en caso de que se produzca una mutación del H5N1 causaría una de las peores epidemias que ha conocido la humanidad. “Hemos descubierto que esto es, de hecho, posible, y mucho más fácil de lo que se ha pensado hasta ahora. En el laboratorio fue posible cambiar al H5N1 y convertirlo en un virus en aerosol transmisible que puede rápidamente propagarse por el aire”, subrayó Ron Fouchier.