Naciones Unidas y Tel Aviv (PL).- Ante la negativa de Estados Unidos a condenar a Israel por la construcción de asentamientos en los territorios palestinos, buena parte de los miembros del Consejo de Seguridad denunciaron hoy a Tel Aviv en declaraciones separadas,al concluir una sesión de ese órgano de 15 integrantes dedicada a analizar la situación en el Medio Oriente, incluida la cuestión palestina.

Israel anunció la víspera la construcción de mil nuevas viviendas para sus colonos en Jerusalén Oriental y en Cisjordania. Una de las protestas contra las autoridades israelíes fue dada a conocer por la representante permanente de Brasil ante la ONU, María Luiza Ribeiro, quien habló también a nombre de India y Suráfrica.

La diplomática subrayó que las acciones de Israel son ilegales y una amenaza a la paz y exigió el fin inmediato de los asentamientos “no como una concesión, sino como una obligación hacia las resoluciones del Consejo de Seguridad y la ley internacional” Condenamos la violencia de los colonos israelíes contra los pobladores palestinos y exigimos que se actúe contra los responsables de esos hechos de violencia, agregó.

Por su parte, el embajador de Rusia, Vitaly Churkin, criticó que por la oposición de un solo país “que no quiere oir hablar del tema” (Estados Unidos), el Consejo de Seguridad no puede emitir una declaración de condena a Israel. Asimismo, reiteró que las acciones de Tel Aviv atentan contra la ley internacional y la solución de dos-Estados (uno israelí y otro palestino) y son contrarias a los derechos humanos de la población palestina.

Recordó los distintos pasos dados por la parte palestina en busca de un arreglo a pesar de las constantes presiones de Israel y la petición de ingreso a la ONU del nuevo estado palestino, pero advirtió que “todos los caminos políticos están siendo cortados”.

Rusia, como miembro del llamado Cuarteto para el Medio Oriente (junto con Estados Unidos, la Unión Europea y la ONU) está frustrada por el poco avance conseguido por ese mecanismo en el año que termina.

Poco después, el embajador de Suráfrica Baso Sangqu, como coordinador del Movimiento de Países No Alineados (Mnoal) en el Consejo de Seguridad, condenó la continuación de los asentamientos israelíes, la demolición de viviendas palestinas y otras acciones de Tel Aviv en los territorios ocupados. Se trata de los principales obstáculos para poder avanzar hacia la solución de dos-Estados del conflicto israelo-palestino, apuntó.

El Mnoal llama al Consejo de de Seguridad a cumplir sus responsabilidades hacia el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales en el caso de la crisis en el Medio Oriente, concluyó.

En tanto, los países de la Unión Europea en ese órgano de la ONU (Portugal, Gran Bretaña, Francia y Alemania) se sumaron a la demanda por el cese de la construcción de los asentamientos y denunciaron la creciente violencia de los colonos israelíes. En ese sentido, condenaron el incendio de sendas mezquitas en Jerusalén Oriental y Cisjordania, “diseñados para agravar las tensiones”.

Completa Israel acuerdo con Hamas tras liberar 550 palestinos

El 18 de diciembre, Israel completó un acuerdo firmado en octubre con el movimiento islamista Hamas al dejar en libertad a 550 presos palestinos que fueron transferidos en autobuses a Cisjordania, Gaza, Jordania y alrededores de Jerusalén.

Alrededor de las 22:00 horas (20:00 GMT) del domingo las autoridades sionistas concretaron la excarcelación de 546 hombres concentrados en la penitenciaría de Ayalon y seis mujeres recluidas en la prisión de Sharon, que fueron llevados a cuatro cruces fronterizos.

Autobuses del Servicio Israelí de Prisiones escoltados por fuerzas de seguridad trasladaron a 505 prisioneros a la Ribera Occidental por la frontera de Beituniya, mientras otros 41 fueron liberados y viajaron a la Franja de Gaza a través del puesto limítrofe de Kerem Shalom.

Otros dos indultados fueron enviados a sus casas en Jerusalén Este, y dos más a Jordania por el puente fronterizo de Allenby, completando así la excarcelación de mil 27 palestinos, pues el 18 de octubre recibieron el perdón 477, incluidas 27 mujeres.

El canje permitió la liberación del soldado israelí Gilad Shalit, quien estuvo en cautiverio durante más de cinco años en la Franja de Gaza, luego de ser capturado durante una operación de comandos islamistas en la frontera de ese enclave con el Estado sionista.

El gobierno del primer ministro Benjamín Netanyahu, señaló hoy que ultimaba los trámites legales antes de dejar en libertad a los palestinos, luego que familiares de israelíes muertos por acciones de la resistencia presentaron recursos de apelación ante la Corte Suprema.

A diferencia de los 450 hombres excarcelados el 18 de octubre en la primera fase del acuerdo, muchos de los cuales estaban condenados a cadena perpetua, ninguno de los que fueron indultados esta noche estuvo vinculado a acciones armadas con saldo letal de israelíes.

Un total de 400 palestinos ya habían cumplido dos tercios de sus sentencias, la mayoría por lanzamiento de piedras, colocación de bombas, intento de asesinato y pertenencia a milicias que Tel Aviv tilda de terroristas, un término usado para miembros de la resistencia.