El gobierno de la República de Corea propuso al Estado Plurinacional de Bolivia negociar un acuerdo bilateral que libere el comercio entre ambos países, y ratificó su interés de ampliar la cooperación y las inversiones no sólo en la minería y agricultura, sino también en otros sectores de la economía boliviana. El país asiático necesita comprar más granos, soya y energía.

Varios proyectos de minería y agricultura figuran en la agenda bilateral acordada por Bolivia y Corea. Las relaciones entre ambos países adquirieron un gran dinamismo luego de la reapertura de la Embajada de Corea en el país en 2008, y después de la visita del Presidente Evo Morales al país asiático en 2010.

Corea del Sur coopera al país con proyectos ejecutados a través de la Agencia de Cooperación Coreana (KOICA), y tiene presencia en Bolivia a través del consorcio Kores, operador del yacimiento de cobre de Corocoro y responsable de la construcción de una planta procesadora de concentrados de zinc en Potosí.

Se prevé que la empresa Corocobre, subsidiaria de Kores, comience a explotar el yacimiento cuprífrero a finales del próximo año, en asociación con COMIBOL. Los coreanos estiman una reserva de al menos 100 millones de toneladas de cobre y más de 500 mil toneladas de cobre no metálico. Kores aguarda los resultados de un estudio sobre la riqueza mineral del yacimiento de Corocoro para definir si invierte o no 200 millones de dólares en la explotación de la veta. Además, espera la aprobación de la nueva Ley de Inversiones para invertir más en el país.

“Corea cooperará a Bolivia si ofrece un ambiente propicio para la inversión extranjera, en áreas de la metalurgia y de manera especial en el sector agrícola con la apertura de un Centro Coreano de Agricultura Internacional”, informó el viceministro de Relaciones Exteriores y Comercio Suk-hwan Park en una reciente visita al país.

El 11 de diciembre, el embajador de Corea del Sur en Bolivia Chun Young Wook ratificó el interés del país asiático de invertir en la industrialización del litio del Salar de Uyuni, y aseguró que su país desea ampliar la cooperación no sólo en el campo minero, sino en otros sectores de la economía nacional. “Las industrias coreanas tienen toda la capacidad y los capitales necesarios para ofrecer, dentro de un ‘beneficio compartido’, cooperación en otros rubros como el de la construcción vial y otros”, afirmó. (1)

“Propongo un acuerdo comercial bilateral que libere el comercio entre ambos países que resulte mutuamente beneficioso y que beneficie, por ejemplo,a los campesinos bolivianos en la venta de sus productos agrícolas como los granos, soya y otros”, planteó el embajador Chun Young Wook en una reciente reunión con el presidente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) Wilfrero Rojo.

Este año Corea del Sur registrará su menor cosecha arrocera en una década, como consecuencia de la reducción de las tierras agrícolas y la merma en los rendimientos por factores climáticos. La producción de arroz en 2011 se calcula en cuatro millones 120-240 mil toneladas, inferior a la del ejercicio anterior, que fue de cuatro millones 290 mil, estimó el estatal Instituto Económico Rural.

Entre las causas se mencionan las fuertes lluvias del período y una disminución del área sembrada hasta 854 mil hectáreas, inferior en 38 mil hectáreas a la del año pasado (4,3%). La cosecha del grano comenzó a disminuir en 2001, cuando fue de cinco millones 510 mil toneladas. La cosecha arrocera podría disminuir este año 1,9% respecto al anterior, hasta cuatro millones 210 mil toneladas. De descender a ese nivel, sería la más baja desde 1980, cuando se situó en tres millones 550 mil toneladas a causa de una inusual temporada fría.

Cifras del intercambio comercial

Corea del Sur exporta a Bolivia principalmente productos electrónicos y automotrices, y compra minerales. El país asiático está interesado en aumentar el volumen de comercio con Bolivia, pese a tener una balanza comercial deficitaria bilateral. Exporta anualmente 500 mil millones de dólares, e importa más o menos 450 mil millones de dólares. En ese marco, su déficit comercial con Bolivia no representa casi nada.

Surcorea registró en septiembre de 2011 una baja interanual de casi tres mil millones de dólares en su superávit comercial debido a un incremento récord de importaciones. En ese período, el saldo favorable se situó en 1.440 millones de dólares, frente a 4.410 millones de dólares en septiembre de 2010, según el Ministerio de Economía del Conocimiento.

Las exportaciones en ese lapso crecieron 19,6% y se elevaron a 47.120 millones de dólares, mientras que las compras aumentaron 30,5% hasta 45.680 millones de dólares. Las adquisiciones de gas natural se incrementaron de 1.620 millones de dólares a más de 3.300 millones de dólares, en tanto que las de petróleo y carbón subieron 56,7 y 73,4% internanual, respectivamente. El balance de septiembre mejoró 75% respecto al de agosto, cuando fue de 821 millones de dólares. Corea del Sur sumó así su vigésimo mes con saldo positivo en el intercambio de bienes y servicios. (2)

Desde los años 70 la economía de Corea del Sur crece aceleradamente, y hoy está clasificado como un país desarrollado por la ONU, el Banco Mundialy el FMI. El motor de la economía surcoreana es la manufactura, aunque también lidera los ranking en la producción de automóviles, astilleros, electrónica, farmacéutica, petroquímica, refinería, tecnología de comunicación y otros.

En Corea no existe ni una gota de petróleo, gas ni carbón, hay muy poco hierro y casi nada de recursos naturales; por tanto la planificación fue en un cien por ciento importante para el desarrollo de las industrias de todos los sectores, explicó el embajador Young Wook.

Corea del Sur llegó a ser el 13º país más rico del mundo en solo 30 años, gracias al liderazgo político del Gral. Park Chung-Hee que fuera presidente de ese país asiático en los años 60 y 70, cuya filosofía y estrategia contribuyó a erigir la economía coreana con una apertura comercial con EEU y Europa, resaltó el diplomático.

Según el embajador, su país se convirtió en una potencia gracias a la pasión de los coreanos por el trabajo, dedicando más horas de lo que comúnmente se utiliza para producir y desarrollar el país; y al estudiocomo forma de capacitarse y buscar la competitividad laboral. Pero hay un elemento más, que el diplomático coreano destacó: la transparencia en la selección de funcionarios del gobierno, que perdura desde el siglo X, cuando un rey de la dinastía coreana adoptó un esquema de selección de sus funcionarios. La tradición continúa y en la actualidad el Presidente o un Ministro no pueden emplear a su juicio a cualquier persona.

Las relaciones de Surcorea con Latinoamérica y EE.UU.

La República de Corea fue aceptada como País Observador ante el Comité de Representantes de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI) el 16 de junio de 2004 a través del Acuerdo 247 de dicho órgano político. La Secretaría General de la ALADI y la Embajada de la República de Corea en Uruguay firmaron el 6 de diciembre un Programa de Cooperación para la incorporación de pasantes de esa nacionalidad. El objetivo principal del Acuerdo consiste en la realización de pasantías por parte de estudiantes de la República de Corea en el período marzo-agosto de 2012 y entre septiembre 2012 y febrero 2013, a efectos de que éstos desarrollen prácticas en áreas relacionadas con su especialización en temas de integración.

Empresas surcoreanas desarrollan nuevos proyectos de exploración petrolera en Colombia con una inversión aproximada de 10 mil millones de dólares, confirmó el Ministerio de Economía del Conocimiento de Surcorea. En septiembre de este año, los gobiernos de Juan Manuel Santos y Lee Myung-bak suscribieron un memorando de entendimiento para evaluar la factibilidad de la construcción de un ducto hasta la región occidental de la nación suramericana. Tres compañías surcoreanas, incluida la Corporación Nacional de Petróleo, participan en 10 proyectos de desarrollo hidrocarburífero en Colombia.

De otra parte, el Ministerio de Electricidad y Energía Renovable de Ecuador y la Agencia Surcoreana de Cooperación Internacional (KOICA) sucribieron el 12 de noviembre un Acta de Cooperación Internacional para construir una planta fotovoltaica en el archipiélago de Galápagos. Corea del Sur financiará con 10 millones de dólares la puesta en marcha el proyecto energético fotovoltaico en la isla Santa Cruz, ubicada en el mencionado archipiélago ecuatoriano en el Océano Pacífico, a mil kilómetros de la costa continental. Este proyecto forma parte de los temas negociados durante la reciente visita realizada por el presidente ecuatoriano Rafael Correa a ese país asiático.

Por otro lado, Corea del Sur y Estados Unidos reanudaron el 6 de diciembre las negociaciones para actualizar el pacto sobre límites a la utilización de la energía nuclear. Seúl pretende lograr que Washington acceda a entregar tecnología de reprocesamiento, lo cual significa reciclar el combustible gastado y separar el plutonio de otros componentes. Corea del Sur produce 40% de la electicidad que oconsume en los 20 reactores nucleares existentes en el país y en 2009 firmó un acuerdo por 20 mil millones de dólares para construir cuatro plantas nucleares en los Emiratos Arabes Unidos.

El 9 de diciembre, Surcorea y Estados Unidos acordaron realizar ejercicios submarinos conjuntos a partir de 2012. Las maniobras se efectuarán dos veces al año, indicó la Armada coreana. Estas operaciones se sumarán a los frecuentes ensayos de guerra que realizan ambos países, todos denunciadas por la República Popular Democrática de Corea. Analistas políticos consideran peligroso ampliar el actual acuerdo surcoreano- estadounidense, pues podría aumentar las tensiones en la península y tendría repercusiones negativas en Japón, entre otras naciones de la región.

Durante una de esos ejercicios, en noviembre del año pasado, se registró un intercambio de fuego cuando fuerzas surcoreanas dispararon desde la isla Yonphyong contra las aguas jurisdiccionales del norte, que respondió a esa acción. Pyongyang calificó el incidente de provocación instigada por Estados Unidos y su reacción de acto de defensa. A partir de ese momento las tensiones aumentaron, a lo que siguió un reforzamiento militar en el área por parte de Surcorea, donde el Pentágono mantiene unos 28.500 efectivos.

Notas:

1. Corea financiará dos proyectos de riego en los departamentos de Chuquisaca y Santa Cruz valuados en 11,5 millones de dólares. En Pampas de Padilla, Chuquisaca, se construirá una represa de 184 metros de largo por 30 metros de altura y un canal de riego de al menos 20 kilómetros que regará al menos 830 hectáreas en beneficio de 583 familias. En Santa Cruz se ejecutará el proyecto de Aprovechamiento de Aguas Subterráneas para Riego en Monte Verde, en el municipio de San Julián, que cubrirá al menos 539 hectáreas.

El 30 de noviembre, representantes del gobierno surcoreano rubricaron en La Paz un compromiso para promover el salto tecnológico de la Aduana Nacional de Bolivia (ANB), que será sometida a una reingeniería integral en los próximos dos años. El embajador coreano comprometió la experiencia, capacitación y herramientas tecnológicas del Servicio de Aduanas de Corea del Sur (KCS) para el cambio de la plataforma informática que utiliza el sistema aduanero boliviano. El comisionado del KCS Young Sup Joo explicó que el objetivo es implementar el sistema cien por ciento electrónico UNI-PASS en la ANB para simplificar los trámites de importación y exportación.

2. En noviembre de este año, la tasa de desempleo entre los jóvenes surcoreanos de hasta 29 años de edad se elevó a 6,8%, muy por encima de la general que se mantuvo en 2,9%, según la Oficina Nacional de Estadísticas. El gobierno surcoreano prevé crear 70 mil plazas para los jóvenes el próximo año, cuando la economía continuará bajo los efectos de la crisis de la deuda en Europa, entre otros problemas. El Ministerio de Finanzas vaticinó una desaceleración económica. Se estima que en 2012 la producción de bienes y servicios de Corea del Sur crecerá 3,7%, inferior en 0,1% a la expansión pronosticada para este año. Respecto al desempleo, los institutos de Investigaciones Hyundai y LG adelantaron que la tasa de desocupación se incrementará hasta 3,6-7%.

Con información de PL, ABI e IBCE.