Puerto España, (PL).- La IV reunión de jefes de Estado o de Gobierno de los países miembros de la Comunidad del Caribe (Caricom) y Cuba concluyó hoy en esta capital con la aprobación de la Declaración de Puerto España. Los caribeños formamos una misma familia a la cual pertenecemos con razón y con derecho al compartir lazos históricos comunes, aseveró el presidente cubano Raúl Castro.

Integran la CARICOM como miembros plenos Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Santa Lucía, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Surinam, Montserrat y Trinidad y Tobago. Asisten además en calidad de asociados, Anguila, Bermuda, Islas Vírgenes Británicas, Islas Caimán, e Islas Turcas y Caicos.

Los encuentros Cuba-Caricom tienen una frecuencia trienal y fueron instituidos en La Habana el 8 de diciembre de 2002, en ocasión del 30 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas de Cuba con Barbados, Guyana, Jamaica y Trinidad y Tobago.

La declaración de la IV Cumbre, adoptada por los dignatarios al término de la sesión de clausura del evento iniciado en horas de la mañana de este jueves, reafirma que estas cumbres trianuales continúan siendo el foro óptimo para coordinar acciones conjuntas para el desarrollo nacional respectivo.

Asimismo, enfatiza que la cooperación entre Cuba y los países de la Comunidad del Caribe en salud, deporte, educación y capacitación de los recursos humanos, “ha contribuido de manera efectiva al logro de nuestros objetivos de desarrollo sostenible y a un mayor bienestar de nuestro pueblos”.

En la declaración, los países miembros de Caricom dejan constancia de la importancia de la colaboración con Cuba, lo que consideran “parte integral de nuestra vibrante y diversa región caribeña”. En ese sentido, los dignatarios participantes en la cumbre renuevan el compromiso de fortalecer la cooperación comercial y económica entre ambas partes.

El documento, por otra parte, recoge la enérgica condena a “la aplicación unilateral y extraterritorial de leyes coercitivas” y medidas contrarias al derecho internacional, a la Carta de la ONU y a los principios de libre navegación y comercio, en alusión al bloqueo estadounidense contra Cuba.

Igualmente, los dignatarios firmantes instan a Washington a que “escuche el llamado abrumador” de la comunidad internacional y que levante, con efecto inmediato “el injusto bloqueo económico, comercial y financiero impuesto contra la República de Cuba”.

Los mandatarios rechazaron la aplicación de la ley Helms-Burton por parte de Estados Unidos contra Cuba en territorio de Trinidad y Tobago. Una declaración especial divulgada al término del evento alude a la negativa del hotel Hilton de esta urbe de alojar a la delegación cubana y a servir de sede del encuentro.

Los mandatarios están ofendidos por la intromisión de Estados Unidos contra la soberanía de Trinidad y Tobago, expresa el texto. Al respecto, califica esa acción de una unilateral e injustificada aplicación extraterritorial por parte de Washington de la ley Helms-Burton, que -recuerda- es contraria a la Carta de las Naciones Unidas y al derecho internacional.

Y todo eso teniendo en cuenta el aplastante rechazo con que cada año la Asamblea General de la ONU se pronuncia contra esa política estadounidense contra Cuba, expresa. Rechazamos la intervención de las autoridades estadounidenses que impidieron efectuar la cumbre Cuba-Caricom en el hotel Hilton de Puerto España, subraya la declaración. Se trata de una nueva demostración del injusto bloqueo de Estados Unidos contra Cuba y del pernicioso impacto en la vida diaria del pueblo cubano, afirma.

En esta ocasión, señala, la acción extraterritorial hubiera podido afectar el éxito de la cumbre, pero gracias al compromiso y la solidaridad de los estados miembros de la Comunidad del Caribe, “pudimos celebrarla con resultados que reforzaron los fuertes y fraternales vínculos entre Cuba y Caricom”, concluye.

Tras la negativa de la administración del hotel de alojar a la delegación cubana y de servir de sede de la cumbre, la comitiva encabezada por el Presidente Raúl Castro se alojó en otro hotel de esta capital y el evento se efectuó en la sede de la Academia Nacional de Artes Escénicas (NAPA, por sus siglas en inglés).

También la declaración final recoge el compromiso de Cuba y de los países miembros de Caricom de cooperar con en la lucha internacional contra el tráfico de drogas, y la condena al terrorismo en todas sus formas y manifestaciones. Sobre este último aspecto, el texto aprobado en la cumbre reitera la demanda al gobierno estadounidense de considerar favorablemente la solicitud de extradición del terrorista Luis Posada Carriles formulada por Venezuela. Posada Carriles es uno de los responsables del derribo en vuelo de un avión de Cubana de Aviación en 1976, además de otras numerosas acciones terroristas contra Cuba, pero permanece en Estados Unidos, donde goza de total libertad.

Raúl Castro: En el Caribe somos una misma familia

Los caribeños formamos una misma familia a la cual pertenecemos con razón y con derecho al compartir lazos históricos comunes. Nuestras islas tienen la misma composición étnica y a lo largo de la historia pasaron de mano de una a otra metrópoli, aseveró Raúl Castro al hablar en la IV Cumbre entre Cuba y los países de la Comunidad del Caribe (CARICOM).

Recordó que las oligarquías europeas libraron sus guerras durante siglos y aunque nada tuvieran que ver los caribeños, las islas cambiaban de mano y de idioma y esa fue la realidad de 500 años. Expresó que fue fructífera la reunión que sostuviera este jueves con el mandatario anfitrión, George Maxwell, la primera ministra, Kamla Persad-Biessessar, y varios viceministros, en la cual analizaron temas esenciales de las relaciones bilaterales de cara al futuro.

Recordó la importancia moral y educativa que tuvo para la región este mecanismo integrador que ahora analiza en esta Cumbre con Cuba aspectos de los acuerdos y propósitos del comercio y la colaboración entre las naciones del área.

El presidente cubano ratificó el compromiso de su país con la integración caribeña y la búsqueda de nuevas fórmulas de colaboración efectiva. “Un Caribe unido y solidario es nuestro único camino”, afirmó al intervenir en la cuarta edición del mecanismo de intercambio político y cooperación al más alto nivel, celebrado por primera vez en 2002.

El jefe de Estado aseguró que las partes muestran ya logros innegables en materia de salud, educación, agricultura y enfrentamiento a los desastres naturales. Cuba ratifica su voluntad de continuar fortaleciendo las relaciones con los miembros de Caricom -grupo de 15 países creado en 1973- y de encontrar fórmulas que permitan la ejecución de nuevos proyectos e incrementar la eficacia de los ya existentes, acotó.

Al abundar en el actual escenario global, comentó su particular impacto en los países del Sur y la necesidad de encararlo con posturas como la unidad. En ese sentido, el presidente cubano destacó el reciente nacimiento en Caracas de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), foro con proyección política, económica y social genuinamente regional, al no tener en su seno a Estados Unidos y Canadá.

Castro anunció que la edición 2012 de la Feria Internacional del Libro en su país estará dedicada al Caribe, una de las acciones para celebrar los 40 años del inicio de relaciones diplomáticas de estados de esa región con Cuba.

* Corresponsal de Prensa Latina.