Todo se inicia con una fábrica clandestina de tornillos en Huaxi, mientras se procesaban grandes acontecimientos de cambios revolucionarios. Pueblo de un millón de m2, es decir cien manzanos, (espacio comprendido entre donde esta la ex estación de trenes hasta la terminal de buses y del estadio de Miraflores hasta al Laikakota), en el que habitaban 380 familias pobres, unos 1.500 habitantes, decide volverse emprendedor, pero de ocultas, ante los excesos del Gran Salto hacía Adelante y de la Revolución Cultural entre los 60 y 70.


Eran campesinos dedicados obligatoriamente a la producción agrícola. Bien organizados en el marco de una economía comunitaria, crecieron hasta ser dueños de 58 empresas industriales (fábricas de algodón, textiles, aluminio y otras industrias pesadas) evaluadas en 400 millones de dólares estadounidenses, gracias a la apertura económica que se dio en China. Hoy son millonarios y emplean a 48.000 personas venidos de otros pueblos, quienes tienen total libertad de iniciar también sus emprendimientos.

Actualmente en Cuba el gobierno aprobó una nueva ley que permite a sus ciudadanos residentes en el país o fuera de él la venta, permuta y donación de bienes raíces incluso en casos de divorcio, muerte o que el dueño abandone el país permanentemente.El objetivo del Estado es eliminar las prohibiciones y hacer las limitaciones para tener una propiedad más accesible. Se mantiene como límite que “ninguna persona tendrá derecho a poseer más de una vivienda”. El objetivo es solucionar la escasez de vivienda para sus 11 millones de habitantes, entre los cuales tres o cuatro generaciones viven hacinados en un pequeño departamento o divorciados bajo el mismo techo.

En Bolivia esa situación existió con la Ley del Inquilinato de la Revolución Nacional de1952: inquilinos con alquileres irrisorios transformados en propietarios. Entre ellos estaban barones del Estado, reemplazantes de los barones del estaño, y sus allegados, nuevos propietarios, p.e., en los alrededores de la Plaza 24 de Septiembre en Santa Cruz con la Reforma Urbana y en el área rural boliviana los campesinos con la Reforma Agraria, la que redundó en hambruna salvada con la PL 480. Los materiales de construcción escasos, sólo los obtenían con sus cupos inexpertos obreros. Cambiadas les leyes el 64, los arquitectos Iturralde Levy, quienes en su existencia construyeron más de 300.000m2, fueron los pioneros en generar un boom con la propiedad horizontal, frenada ante la inestabilidad política entre los 70 y 80 (Asamblea Popular, gobiernos de militares golpistas del ejercito de la Revolución Nacional, sea de izquierda, derecha o constitucionalistas, UDP, DS21060). De la escuela que formaron, surgieron nuevos emprendedores favorecidos por un ambiente de crecimiento. Entre ellos, varios están presentes en el nuevo boom iniciado el 2006, sin preocupaciones mayores que les impidan sus libres emprendimientos.