Santa Cruz, Nueva York, Londres y La Habana, (ABI y PL).- El gobierno boliviano autorizó la exportación de 650 mil quintales de azúcar de los 200 millones de quintales solicitados por los agroindustriales. Ese cupo no compensa el esfuerzo del sector cañero, consideró el gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) Gary Rodríguez. La Organización Internacional del Azúcar (OIA) estima que la producción mundial de sacarosa en 2011/12 alcanzará un récord de 172,2 millones de toneladas.

La ministra de Desarrollo Productivo y Economía Plural Teresa Morales confirmó el miércoles la decisión del gobierno de Evo Morales de levantar el veto a las exportaciones de azúcar, luego de una reunión con productores de caña y representantes de los ingenios azucareros de Santa Cruz.

“De los 200 millones de quintales propuestos para la exportación por los empresarios, son autorizados 650 mil y 1,3 millones de quintales quedan en despensa para el abastecimiento del consumo interno”, informó Morales. El presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente Julio Roda expresó su satisfacción por la decisión. “Quedamos en una nueva reunión después de las fiestas de fin de año para analizar qué se hará con el excedente que queda en almacén”, precisó.

El IBCE señaló que si a los 2 millones de quintales de azúcar que fueron importados hasta julio de 2011 (91.255 toneladas, por 78 millones de dólares) se suman los 9,5 millones de quintales de producción nacional en la presente zafra (un estimado coincidente entre el gobierno y el sector azucarero), el abastecimiento del mercado interno está más que garantizado hasta la zafra de abril del 2012, por lo que habría que pensar en la exportación de los saldos excedentarios.

El gerente del IBCE Gary Rodríguez consideró que el cupo de 650 mil quintales liberados por el gobierno no compensa el esfuerzo del sector cañero del país, que en la última zafra registró una producción de al menos 2,6 millones de quintales. “Mantener inmovilizado un stock tan grande significa que el pago por su esfuerzo no se está viendo en la práctica”, declaró a la ABI.

“No se nota lo que es la expectativa del sector productivo; el sector cañero y azucarero ha cumplido invirtiendo, arriesgando y generando más de siete millones de quintales que necesita el país para abastecerse, además a un precio justo”, aseguró Rodríguez.

“El productor agropecuario -cualquiera sea su tamaño- cada año asume un gran riesgo a la hora de invertir su capital para producir algún alimento -sea caña de azúcar, soya, girasol, maíz, trigo, carnes, etc.- porque depende totalmente del clima. Nadie va a invertir más, si continúan los avasallamientos, si las restricciones para exportar siguen, y si los precios en el mercado interno están artificialmente bajos, si no hay políticas que hagan más fácil el poder producir para el mercado interno, exportar y generar empleo”, abogó el presidente del IBCE Wilfredo Rojo. 

Estiman récord de producción azucarera

La Organización Internacional del Azúcar (OIA) informó que la producción mundial de sacarosa en 2011/12 alcanzará un récord de 172,2 millones de toneladas, superior a los 165,2 millones del ciclo anterior, y proyectó un superávit de 4,46 millones, aunque se abstuvo de asegurar que la tendencia continúe en 2012/13.

Los primeros indicios muestran que la producción mundial de la próxima temporada podría igualar el consumo global de azúcar. Para entonces la organización prevé un equilibrio global entre la oferta y la demanda. Esa apreciación la basa en el aumento del volumen de azúcar brasileño en la venidera cosecha, un probable declive de la producción de India en cuatro millones de toneladas, y la estabilidad en otros países azucareros clave, salvo la Unión Europea.

Los precios internacionales del azúcar crudo crecieron en la última década unos 22 centavos en Nueva York, y mantienen aún una orientación alcista, pese a los pronósticos de superávit mundial. Si en 2000 su cotización media fue de 8,51 centavos la libra, en 2011 es de 31,96 centavos. Los precios más altos de todos los tiempos se registraron en 1974, cuando la libra sobrepasó los 65 centavos de dólar.

Aunque de 2000 a 2007 hubo varios años de bajas, a partir de 2008 las cotizaciones mantienen una línea ascendente. Por ejemplo, el promedio en 2008 fue de 13,84 centavos la libra; al año siguiente el precio escaló a 18,72 centavos; terminó a 27,03 dólares en 2010, y en lo que va de 2011 la media es de 31,96 la libra, según la empresa Cubazucar. Un alza similar experimentó en Londres el azúcar refino o blanco, que recientemente superó un récord de 875 dólares por tonelada métrica ™.

Los factores que influyen en el repunte de las cotizaciones están directamente vinculados a los fundamentos del mercado, entre ellos la relación entre oferta y demanda, la debilidad del dólar y el alza del precio del petróleo. Según expertos, la depreciación del dólar favorece el aumento de las cotizaciones, al estimular la inversión en las materias primas. También influyen el uso de alimentos para transformarlos en combustibles y las inversiones especulativas.

El 7 de octubre, los futuros del azúcar treparon en Nueva York y Londres, impulsados por compras especulativas y de fondos de inversión. En el primero de esos mercados la sacarosa sin refinar para entrega en marzo de 2012 cerró a 25,16 centavos de dólar la libra (0,52 centavos más), los suministros para mayo de 2012 se cotizaron a 24,42 centavos la libra (+0,45 centavos), y los contratos con vencimiento en julio concluyeron en 23,58 centavos por unidad (+0,42 centavos). En el mercado de Londres el producto en forma de refino o blanco avanzó 12,50 dólares, hasta 654 dólares por tm.

El 12 de octubre, los futuros de azúcar crudo subieron en Nueva York, estimulados por la depreciación del dólar y las inundaciones en Tailandia. El contrato de sacarosa sin refinar para entrega en marzo de 2012 terminó la sesión a 26,01 centavos la libra (+0,07 centavos); el contrato para mayo se cotizó a 25,20 centavos (+0,10 centavos), y el azúcar con fecha de suministro en julio cerró a 24,27 centavos la libra (+0,09 centavos). En el mercado de Londres el producto en forma de refino o blanco avanzó 1,40 dólares, hasta 669,90 dólares por tm.

A principios de octubre se conoció que las exportaciones mexicanas del endulzante bajarían casi un 29% en el ciclo 2011/12. Rusia comunicó que podría exportar hasta 200 mil tm de refino entre el 1 de julio de 2011 y el 30 de junio de 2012, sería la primera vez que esa nación exporte sacarosa en los últimos 20 años. El 12 de octubre, fuentes de la industria alemana dijeron que la cosecha de remolacha azucarera hasta el 30 de septiembre totalizó 701.387 tm; se pronostica que en la actual campaña 2011/12 Alemania produzca 4,5 millones de tm de sacarosa, superior a los 3,4 millones de tm de la campaña anterior.

La Asociación de la Industria Azucarera de Brasil (UNICA) pronosticó una caída de la producción de caña y azúcar en Brasil, mayor fabricante y exportador mundial. Se espera que la producción de caña se acerque a los 500 millones de toneladas y que el volumen del endulzante llegue a 30,5 millones de toneladas, contra una proyección anterior de 31,55 millones, precisó el presidente de Energy Brazil Pedro Cortes.

La asociación azucarera brasileña recortó su estimado en el centro-sur del país por segundo mes consecutivo, desde su previsión en julio de 32,38 millones de toneladas, a causa de las heladas y los menores rendimientos en la molienda. La consultoría Kingsman prevé una baja de cerca de un millón de toneladas del dulce en la actual campaña en la zona centro-sur de Brasil, y pronostica que el 46,5% de la caña será utilizada en la fabricación de sacarosa y 53,5% en la elaboración de etanol.

Brasil sobresale entre los principales productores y exportadores con cerca de 40 millones de toneladas por año, seguido por India con más de 22 millones de toneladas de sacarosa. Actualmente, cerca del 60% del volumen de sacarosa que se comercializa en el mundo se vende en forma de crudo y el resto como refino. Gran parte de la producción se consume dentro de las fronteras de los países productores y el resto se exporta o importa.

El azúcar, a diferencia de otros productos, puede obtenerse prácticamente en cualquier clima, en las variantes de caña o remolacha. El consumo mantiene una tendencia ascendente, de unos ocho millones de tm a principios del siglo XX, alrededor de 74 millones de tm en los años 70, hasta más de 160 millones de tm en la actualidad.

* Con información del periodista Roberto Salomón de la Redacción Económica de Prensa Latina.