(Plataformaenergetica.org).- El gobierno del Presidente Evo Morales no ha cumplido con la agenda de octubre ni con la nacionalización efectiva y real de los hidrocarburos, que siguen en manos de las petroleras extranjeras, aseguran los principales dirigentes de la Federación de Juntas Vecinales de El Alto (Fejuve–El Alto) de 2003.

“Estamos a ocho años del 2003, lamentablemente la Agenda de Octubre no se ha cumplido. El presidente Evo Morales no ha cumplido”, dice Florián Calcina, dirigente de la Comisión Política de la Fejuve 2003. “La Agenda de Octubre sigue en pie”, agrega Julio Quelale, otro de los dirigentes de esa misma Comisión.

La dirigencia alteña del 2003 ha reunido, la última semana de octubre, a casi dos centenas de representantes, ex dirigentes y dirigentes de base de los distritos y barrios de El Alto para realizar colectivamente un balance a ocho años de la Guerra del Gas, analizar la Agenda Pendiente de Octubre y debatir sobre la situación y perspectivas de industrialización y la nacionalización de los hidrocarburos.

“Ahora hay que volver a luchar por los recursos naturales, por una verdadera nacionalización”, concluye Carlos Barrera, vicepresidente de Fejuve alteña del 2003, tras revisar los datos oficiales, las políticas vigentes, la experiencia asimilada y el análisis de los especialistas que establecen que las transnacionales petroleras que operan en el país mantienen el control y el predominio real en la industria de los hidrocarburos en Bolivia, tanto en la producción como en las reservas de gas y petróleo.

“La preeminencia de las empresas transnacionales en el control de la producción de hidrocarburos se constata cuando el grueso de la producción —cerca del 80%— continúa en manos de las operadoras extranjeras. El Estado, en cambio, sólo participa en la producción del restante 20% mediante las empresas Andina y Chaco, en asociación con empresas extranjeras”, señala uno de informes presentados por el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla).

La situación de las reservas de gas y petróleo es similar, según este informe. “Petrobras, Repsol y Total E&P controlaban en 2005 el 83,4% de las reservas de gas natural y petróleo, expresadas en términos energéticos; esta participación se incrementó para el año 2009, llegando al 85,2% del total de reservas”.

Nacionalización y petroquímica

“Uno de los puntos centrales de la Agenda de Octubre era la nacionalización de todos nuestros recursos hidrocarburíferos (…) hemos levantado al pueblo de la ciudad de El Alto y a la comunidad en su conjunto para que se levanten y recuperemos nuestros recursos hidrocarburíferos”.

“Otra de las demandas era la instalación de complejo petroquímico de El Alto para la industrialización de nuestro gas y petróleo. Ese era el mandato del XII Congreso de la Fejuve de la ciudad de El Alto”, rememoró Quelale en el foro-debate organizado en El Alto con apoyo técnico de la Plataforma Energética.

“Nada de eso funciona (…) por eso la Agenda de Octubre está en carrera y nosotros tenemos desde la ciudad de El Alto comenzar a levantar nuevamente las banderas de la Agenda de Octubre”, agregó Quelale.

Traición a la Agenda de Octubre

Durante su participación en el foro, Calcina, el otro directivo de la Comisión política de Fejuve 2003 dijo que el gobierno de Evo Morales había traicionado la confianza del pueblo alteño y sus demandas.

“Se ha aliado con las transnacionales, se ha aliados con los terratenientes, es fiel defensor de la gran propiedad privada de los empresarios, de los banqueros (…) Su política es para beneficiar a las grandes transnacionales y a los empresarios, por eso ha traicionado la Agenda de Octubre”, aseguró.

En el cierre de su intervención, el dirigente alteño destacó las características de la Fejuve 2003, que era “un verdadero poder, organizada desde las bases, desde cada Junta Vecinal y de sus asambleas. Los dirigentes cumplían lo que los vecinos decidían en asamblea y esa era la fuerza de la Fejuve, que hoy hay que recuperar para retomar la Agenda de Octubre”.

Barrera, vicepresidende la Fejuve El Alto 2003, instó, por su parte, para que los dirigentes y luchadores de la guerra del gas vuelvan a reunirse para “volver a la lucha por la defensa de los recursos naturales”.

“Como en el pasado, El Alto debe reivindicar las necesidades nacionales, orientar la lucha del pueblo, trabajando desde las bases, con la participación de todos, en debate permanente con los distritos, con todos los vecinos. Esa es nuestra fuerza”, agregó.

* Este es un servicio de la Plataforma de Política Energética, un espacio permanente, plural y abierto a todos, para compartir información, generar conocimiento y promover el debate público sobre los temas fundamentales del sector energético (www.plataformaenergetica.org)