Ayer, dolió ver enfrentados a nuestros herman@s, en un programa de los más radicales y extremistas de derecha, para ellos un “circo”, para “ellos” la satisfacción de ver como entre nosotros nos estamos despedazando; respeto las posiciones de ambas partes, soy conciente que el tema del TIPNIS, no fue tratado sabiamente, que no se respetó el mandato constitucional de Gobernar Obedeciendo al Pueblo, dado en el poder público radica en el soberano, pero de ahí a ser “tutito de loro”, para los que se alegran de vernos peleando entre nosotros, es hacerles un franco favor a los latifundistas, a los que tienen aún bajo su yugo a hermanos y hermanas guaraní.

La actitud altanera al estilo de los que los golpeaban en las plazas, calles de Santa Cruz, al estilo de los que por ese mismo programa insultaban que las autonomías indígenas son comparables con una aberración de la naturaleza, dolió, también dolió ver a un hermano luchador, consecuente, que conozco su lucha tenaz por los derechos de los pueblos indígenas, por el respeto a la organización, enfrentarse a l@s herman@s, cuando, ni él ni ell@s deberían asistir a ese tipo de programas, donde fueron la atracción fatal de un público ávido de sed de venganza.

Déjenlos, dicen, entre ellos se despedazarán; así demuestra la historia, no vayamos lejos, cuando la “supuesta izquierda, liderizaDA por Jaime Paz traicionó a la UDP aliandose con la derecha”, ese ejemplo debe bastar para muestra, así muchos otros ejemplos, que han hecho que la derecha se perpetúe años y años en el poder económico y político del país, y que aún sabemos que estan incrustados sus lacayos en el Gobierno tanto del nivel nacional, departamental y municipal; pero nada, no aprehendemos de los errores del pasado, más al contrario tanto el Gobierno, los asambleistas y los dirigentes de los pueblos indígenas, se enfrentan como si fueran oposición los unos y los otros, para el delite de los que esperan que nos despedacemos, y ya con nuestros restos, escupirlos y patearlos, y ahí no abrá distinción, si se trata de “masistas” o “indígenas”.

Si alguien lee lo que escribo favor, no olvidarse las sabias palabras de Martín Fierro “Los hermanos sean unidos, Porque ésa es la ley primera. Tengan unión verdadera En cualquier tiempo que sea-Porque si entre ellos pelean Los devoran los de ajuera”.