La Paz (PL).- Más de 160 alcaldes de 15 países, participantes en el IV Encuentro Latinoamericano de Gobiernos Locales para Vivir Bien en Territorios Indígenas, Campesinos y Comunidades Interculturales (Thinku 2011), expresaron su respaldo al proceso de cambio que dirige el presidente Evo Morales.

Una declaratoria final del foro, efectuado en La Paz, reafirmó el derecho a la autonomía y libre autodeterminación de los pueblos originarios, y demandó a los gobiernos de la región generar espacios de diálogo para concertar políticas públicas incluyentes y de respeto.

Los asistentes a la cita, realizada del 14 al 17 de noviembre, también conminaron a las diferentes administraciones del mundo y a la cooperación multilateral a crear un fondo económico para apoyar la gestión y conservación de la Madre Naturaleza desde la visión ancestral.

En el encuentro se invitó a la además comunidad internacional a apoyar y fomentar la formulación y definición de políticas públicas incluyentes y programas interculturales, que garanticen seguridad e igualdad de oportunidades. Asimismo reclamaron respeto y la ratificación de la legislación internacional sobre los derechos de los pueblos indígenas, especialmente la Resolución de Naciones Unidas al respecto.

Al inaugurar la cumbre, el vicepresidente boliviano, Álvaro García, expresó que su país pone a disposición de las autoridades, líderes indígenas, campesinos y originarios del continente las experiencias de sus luchas, avances, dificultades y expectativas. Desde que inició el proceso de cambio en 2006, el Estado Plurinacional fortalece la presencia indígena, campesina y popular, remarcó.

Los originarios constituyen una avanzada de las luchas de las naciones en el continente, pues articularon un poderoso movimiento cultural, intelectual y político que conquistó el viejo poder estatal republicano, monocultural y excluyente y lo transformó en plurinacional, afirmó García.

En el Estado Plurinacional, de 333 municipios, en 290 de ellos el movimiento indígena campesino originario tiene el control y la conducción. De los nueve gobiernos departamentales, cinco de ellos tienen gobernadores de origen indígena, campesino o popular, mientras en las asambleas departamentales hay fuerte presencia de estos sectores.

Las elecciones judiciales en Bolivia tuvieron una alta incidencia de participación indígena, del 50 por ciento entre las nuevas 56 autoridades, recién electas por el voto popular.

Inicio de reestructuración

Mirna Cunningham, presidenta del Foro Permanente sobre cuestiones indígenas en Naciones Unidas, señaló a Prensa Latina que la región comenzó un proceso de reestructuración del estado, donde los indígenas no solo participan en las máximas instancias del gobierno sino los rearticulan, creando sus propios procesos de autonomías.

Del Movimiento Mapuche Lafkenche, Adolfo Millabur, de Chile, expresó que la situación es muy compleja, desde hace muchos gobiernos; tras 300 años de guerra contra los conquistadores españoles, esa comunidad vive desde siempre una situación difícil. Nunca ha habido un diálogo respetuoso y de entendimiento, sólo imposiciones y políticas de fuerza, apuntó Millabur. Los mapuches nunca se han dejado dominar y ha habido lucha permanente. Hay presos políticos y huelgas de hambre, acotó.

Por su parte, el presidente de la Junta Directiva del Consejo Regional Autónomo del Atlántico de Nicaragua, Carlos Alemán, afirmó que sin una verdadera revolución es difícil realizar las transformaciones requeridas por los pueblos indígenas del continente.

Alemán destacó la colaboración de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) en salud y educación con las comunidades indígenas nicaragüenses, y señaló que, gracias al programa educativo cubano “Yo, sí puedo”, se redujo de 50 a cuatro por ciento el analfabetismo.

Para Julia Ramos, presidenta de la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias de Bolivia Bartolina Sisa, la reunión añadió esperanzas de que la lucha ya no es solo dentro de su país, sino se extiende por el continente en busca de una mejor gestión desde los gobiernos locales y municipales para el desarrollo de las comunidades.

El alcalde Germán Gutiérrez, de Chacarilla (La Paz), subrayó que el gobierno de Evo Morales ha implementado una ayuda enorme a los pueblos indígenas, olvidados por gobiernos anteriores.

* Corresponsal de Prensa Latina en Bolivia.