Hama y Damasco, (PL).- Hama refleja visiblemente lo que hoy atraviesa Siria, un país sometido a una intensa ofensiva política, una violencia terrorista impuesta y azuzada desde el exterior, y una embestida mediática en la que no se escatiman distorsiones y falsedades sobre la realidad. Mientras, el pueblo -que siente las tensiones y los efectos de los resultados de esa campaña- desarrolla su vida sin perder las esperanzas de que todo volverá a la normalidad.

Esta urbe, capital de la provincia homónima en el centro del país, fue prácticamente tomada por grupos de extremistas armados acompañados de turbas violentas del 31 de julio al 8 de agosto, días en los que cometieron saqueos, destrozos materiales y crímenes como el descuartizamiento de los cuerpos de 17 policías muertos.

Los agentes fueron sorprendidos a la 05:30 hora local por una banda de individuos bien pertrechados que los atacaron y destruyeron su estación en el barrio al-Hader; a continuación, los terroristas cortaron los cadáveres y los lanzaron desde el puente sobre el río al-Assi, contaron residentes a periodistas internacionales que visitaron la urbe. Imágenes del horripilante hecho fueron pasadas por el canal catarí Al-Jazeera y otros más.

Otras bandas destrozaron e incendiaron y el Club de Oficiales, e hicieron lo mismo en la sede del Juzgado Provincial, donde radica también la Fiscalía y la Notaría de esta provincia de dos millones y medio de habitantes. El destrozo es todavía visible.

Con grandes dificultades los trabajadores del juzgado atienden al público, pero tan solo pueden brindar el 30 por ciento de los servicios que comúnmente ofrecen por la pérdida de expedientes e información.

Acontecimientos parecidos tuvieron lugar en Daraa, Idleb, Deir Ezzor y Homs. La situación en ellos ya ha mejorado, incluso Deir Ezzor retornó a la normalidad, pero siguen ocurriendo asaltos, ataques, secuestros y otros desmanes contra civiles en las otras, incluso en Hama. “Tuvimos que llamar en auxilio al Ejército para poder librar a la ciudad y a sus habitantes del terrorismo de esos grupos armados”, relató a los reporteros el gobernador de Hama, doctor Anas A. Naem.

En el juzgado, el fiscal general Ismail Shafira afirmó que los daños materiales al edificio, muebles, equipos y el saqueo se elevan a 20 millones 200 mil dólares, a los cuales hay que sumarle 510 mil más por la pérdida de la información de los casos y los archivos. Tales sucesos han alterado la vida de la urbe en la que todavía se percibe aprehensión. El jurista Shafira admite que aún sienten temor porque podrían ser el blanco de los grupos armados que todavía andan por la comarca.

El gobernador Naem señaló que la ciudad ya está estable, pero aún se siente aprehensión por las noches, y aclaró que se dan casos de raptos y asesinatos en poblados de la zona rural y esporádicos ataques nocturnos contra patrullas policiales y puestos militares de control.

A Siria se le critica por usar el Ejército para contener los desmanes violentos de los grupos armados terroristas; canales como Al-Jazeera y el saudita Al-Arabiya difundieron que áreas residenciales y hasta hospitales en Hama fueron destruidos por el bombardeo de los efectivos militares. Sin embargo, la realidad es otra a los ojos de los periodistas que los visitaron.

“Los militares están aquí para protegernos de los destructores”, expresó Ibrahim Hidjo, un chofer que esperaba ser atendido en el tribunal provincial. “Los necesitamos, ¿quién iba a detener a esa gente violenta?”, manifestó una mujer que se identificó como Marian Mosret, y en igual sentido respondieron otros de los allí presentes a los reporteros que escudriñaban su parecer.

La campaña anti-siria ha dicho que esas bandas son opositores armados al gobierno del presidente Bashar al-Assad y que la integran en su mayoría desertores del Ejército, sin embargo, aparece cada vez más evidencia, incluida la aportada en confesiones públicas por cabecillas y miembros arrestados, de que son pertrechadas desde el exterior y en las cuales participan extranjeros.

Inclusive, la diversidad y el poderío del armamento y, en especial, los sofisticados equipos de comunicación incautados por las fuerzas de seguridad sirias, algunos cuyo uso tan solo lo autorizan los Ministerios de Defensa de los países fabricantes, son prueba de que han sido introducidos en el país.

Citando fuentes de inteligencia europeas, las agencias de noticias FARS y Cham Press divulgaron que mercenarios han sido entrenados hasta por especialistas norteamericanos en bases en Turquía y Catar, con financiamiento de Arabia Saudita, para infiltrarlos en Siria.

En eso está implicada -dicen esas fuentes- la empresa estadounidense Blackwater Worldwide, notoria por sus estrechos vínculos con la CIA de Estados Unidos y la participación de sus mercenarios en varios escenarios del planeta desde su creación en Carolina del Norte hace 10 años.

Observadores coinciden en que la intención de los centros de poder en Occidente y de los Estados del Golfo que los apoyan es derrocar al gobierno de al-Assad. Una incursión militar al estilo de Libia, dicen mandos y políticos occidentales, no es la opción más conveniente para ellos. De ahí, que hayan centrado todas sus fuerzas y recursos en azuzar y prestar recursos para generar focos de violencia en el país, y así crear inestabilidad, desconcierto y debilitar la moral de ciudadanos y sus fuerzas de seguridad.

Al mismo tiempo, imponen sanciones económicas, alientan y costean a grupos de opositores fuera del país, hasta divulgan la creación de un Ejército Sirio de Liberación, el cual ya Turquía no niega que está en su territorio, y agudizan la campaña mediática. Políticos, personalidades y líderes religiosos árabes comentan que tal ofensiva se debe a la postura independiente de Damasco, y su firmeza en defender causas árabes, como la palestina.

También advierten que se debe al nuevo planteamiento hecho por Estados Unidos de un Nuevo Oriente Medio a fin de asegurar el control de las fuentes de petróleo, lograr mayor protección para su aliado Israel y que el objetivo ulterior es Irán. Pero el analista político Nicola Nasser lo ve desde una perspectiva mucho más global.

El periodista e investigador en asuntos del Oriente Medio advirtió en la revista Middle East Online sobre la existencia de factores geopolíticos estratégicos regionales e internacionales, los cuales están convirtiendo a Siria en la frontera que puede presagiar el surgimiento de una nueva era de un mundo multipolar, que pondría fin al orden unipolar hoy controlado por Estados Unidos y los otros centros de poder de Occidente.

En ese contexto tendrían que compartir tal control con las llamadas naciones emergentes, que encabezadas por Rusia y China, pujan hoy por tener mayor voz y voto en los designios globales. A ese mundo multipolar se llegaría si la alianza que comanda Washington fracasa en cambiar el gobierno y sistema en Siria, advierte Nasser. De ser su análisis correcto, eso da argumento para explicar también la incisiva ofensiva contra Damasco y el presidente al-Assad.

Y mientras los acontecimientos se desarrollan, Najwa Alsaihi, una residente de Hama, arregla los papeles en la notaría provincial para el casamiento de su hijo el 1 de enero, y manifiesta optimismo de que para entonces su ciudad estará mucho más segura.

Entrenan mercenarios en países vecinos

Bases en Catar, Arabia Saudita y Turquía entrenan mercenarios para infiltrarlos en Siria, reveló la agencia de noticias iraní FARS, que cita a fuentes europeas de inteligencia. En esos tres países desde el pasado año adiestran a mercenarios de países árabes e islámicos, para introducirlos en territorio sirio y se sumen a extremistas a quienes pertrechan para formar grupos armados terroristas.

La información añade que esos individuos fueron entrenados por asesores norteamericanos, israelíes y turcos, y recibieron altos sueldos por las acciones que realizarían. Según las fuentes europeas de inteligencia citadas, se construyeron campos bajo la supervisión de la empresa Blackwater Worldwide para introducir armas en Siria. Esa entidad -agrega la nota- mudó su centro de operaciones a Abu Dhabi, donde sus administradores gozan de total impunidad.

De acuerdo con el servicio informativo digital PolticalArticles.Net, esa entidad, a la que la CIA le otorgó otros 120 millones de dólares en contratos para operaciones secretas, fue creada hace 10 años en Moyock, Carolina del Norte, Estados Unidos. Desde entonces se convirtió en una de las piezas más poderosas utilizadas por Washington en varias partes del mundo, y fue descrita por el laureado periodista Jeremy Scahill como la nueva cara aterradora de la maquinaria de guerra de Estados Unidos.

Una de las estaciones establecidas para contrabandear las armas hacia Siria se encuentra en Beirut bajo el manto de la autoridad del gobernante Saad Hariri y su aliado Samir Gaegae, señalan FARS y Cham Press. En días recientes, la justicia militar de ese país detuvo y encarceló a dos individuos de origen sirio pero con pasaportes de Arabia Saudita por traficar armas para ser introducidas en Siria. Las armas contrabandeadas incluyen lanzadores personales de cohetes, la mayoría de fabricación norteamericana e israelí, y son financiadas por Doha y Riyadh, sostienen FARS y Cham Press.

Añadieron también que existen centros de reclutamiento de mercenarios en Turquía, y se refirieron al llamado Ejército Sirio de Liberación cuyos miembros están en campos militares turcos, con el amparo del gobierno de Ankara, y participan en la infiltración de armamento para las operaciones dentro de Siria. Precisamente, este viernes el canciller turco, Ahmet Davutoglu, quien se ha convertido en agudo crítico del gobierno de Damasco, dijo que el conflicto en Siria corre el riesgo de convertirse en una guerra civil.

Citado por la publicación digital árabe Middle East Online, Davutoglu llamó a los países levantinos a reforzar la campaña contra el gobierno sirio a partir de la iniciativa de la Liga Árabe (LA) para detener lo que describió como masacre, y si no fuera exitosa -añadió- “siempre existe el riesgo de una guerra civil o mayores tensiones en Siria”.

Capturan en Idleb a numeroso grupo armado terrorista

Fuerzas de seguridad sirias capturaron a 57 hombres armados en la sureña provincia de Idleb, buscados por terrorismo, y les incautaron gran cantidad de armamento y sofisticados equipos de comunicación, informan los medios nacionales. Las informaciones precisan que en una operación táctica cuidadosamente coordinada, efectivos militares asaltaron con éxito en la localidad de Kafr Roma, al oeste de Maart al-Noman, un bastión de un numeroso grupo armado el cual desarticularon por completo.

Les ocuparon gran cantidad de armas, municiones, explosivos y dispositivos de comunicación de avanzada tecnología, reporta la agencia de noticias SANA que cita a oficiales del Ejército. En los últimos días la televisión siria ha mostrado imágenes de sofisticados equipos, incluso especiales para comunicación a través de la red de 66 satélites militares de Estados Unidos, y otros de diseño israelí, capturados a las bandas armadas en varias partes del país.

También en Idleb, antes de la batida contra el grupo en Kafr Roma, bandas armadas mataron a tiros después de raptarlo a un veterinario, identificado por la prensa local como Haitham Azzouz, quien laboraba en la Dirección de Administración Agrícola en el poblado de Ma‘saran. Su cadáver con varios balazos fue hallado cerca de su zona de residencia, en tanto otros dos civiles indefensos -también se reportó- fueron muertos por hombres armados en la comunidad de al-Hubit y Talmens.

Dirigentes de Maart al-Noman refutaron una información difundida el jueves por el canal saudita Al-Arabiya, según la cual tuvieron lugar ataques armados contra un cuartel de la policía y la sede del Partido al-Baath dentro y fuera de la localidad. Los funcionarios denunciaron a la prensa nacional que esas noticias son falsas como parte de la feroz campaña que llevan a cabo canales internacionales que falsean los hechos.

Por otro lado, fuerzas de seguridad batieron a una banda armada que desde una camioneta intentaba atacar a un puesto de control militar en Kansafra, en el Monte al-Zawya. Un miembro del Ejército resultó herido en el enfrentamiento y tres de los terroristas murieron.

En la central Homs fuerzas del orden arrestaron a ocho de los más peligrosos terroristas acusados de asesinatos, según señalan los medios hoy, y confiscaron los vehículos que utilizaban para sus desmanes vandálicos en la demarcación de al-Sina‘a.

SANA reporta, así mismo, que un grupo de terroristas que se presentaron como miembros de la seguridad provocaron el caos en algunas áreas de Damasco Campo; robaron a ciudadanos y los aterrorizaron antes de ser capturados por las fuerzas del orden. Uno de ellos, identificado como Hussein Khalaf Khalaf, de Kamishli en Rukneddin, confesó a la televisión que junto a Muhammad Mudar Jawdat y otros individuos irrumpieron en casas del poblado de Jairoud en la campiña de Damasco haciéndose pasar por agentes de la seguridad. Admitió igualmente que asaltaron viviendas en las localidades de al-Nabk y Yabroud de las que saquearon dinero y posesiones valiosas.

Otro de los arrestados, Ahmad al-Muhammad, un chofer que vive en Rukneddin, reconoció que cometió robos con fuerza en viviendas aprovechando el estado de acontecimientos que tienen lugar en Siria. Muhammad Mudar Jawdat, un tercero presentado anoche en la televisión, confesó que era el cabecilla del grupo y dirigió todas las acciones.

Además, las autoridades sirias incautaron grandes cantidades de equipos de comunicación de tecnología de avanzada, incluidos dispositivos vía satélite, que estaban en posesión de grupos armados que fueron arrestados. También se los confiscaron a individuos que trabajaban para los canales de televisión sediciosos e instigadores que atacan a Siria, coincidieron en reportar las agencias de noticias SANA y Cham Press, que muestran fotos del equipamiento, al igual que la televisión.

La existencia y variedad de ellos en Siria refleja la involucración de países, cuyas embajadas y funcionarios han expresado su intención de respaldar a los grupos armados terroristas con sistemas avanzados de Internet y comunicación, coinciden en denunciar los medios sirios. Entre otros de tecnología de avanzada, también incautados por las autoridades, figuran sistemas móviles de comunicación vía satélite Inmarsat que emiten radiaciones para facilitar llamadas digitales, de video y de voz, y a su vez servicio de Internet a una alta velocidad y gran exactitud.

Este tipo de equipamiento es usado por organizaciones de la ONU y embajadas en Siria, y en los últimos tiempos se detectó un incremento en la entrada de ellos, importados desde Catar, “en particular en cantidad inusual antes y durante los sucesos, lo cual suscita muchas interrogantes”, indica SANA.

En un tercer grupo aparecen equipos del tipo Iridium, con todos sus accesorios, que transmiten y reciben información a través de la red de comunicación de 66 satélites militares de Estados Unidos, la cual brinda cobertura global de audio y servicio de transferencia de datos.

Las autoridades sirias detectaron además una especie de dispositivo de comunicación con antena de diseño israelí para frecuencias especiales de comunicación satelital, señalan los medios. A diferencia del resto, este sistema no es comercializado en los mercados, ya que para su utilización se requiere la autorización de los ministerios de Defensa en los países donde se fabrica.

Igualmente se incautaron medios de comunicación receptor-transmisor con rangos de ultra alta frecuencia (VHF-UHF) utilizados para mantener el contacto y organizar el curso de sus movimientos y coordinar los ataques contra las fuerzas de seguridad, explican los medios sirios. Esos los empleaban -agregan- en la comunicación inalámbrica de alta frecuencia para incluso captar las llamadas de las autoridades del orden y seguir el movimiento de su personal.

Un segundo conjunto de equipos incluyen teléfonos Thuraya vía satélite utilizados por los terroristas y quienes trabajan con ellos, y entre estos y los canales televisivos que distorsionan la realidad, señala SANA. Las tarjetas SIM usadas por esos aparatos fueron cargadas por suministradores árabes y extranjeros, a fin de evitar el monitoreo por las autoridades.

Con el desarrollo de la crisis -informa Cham Press- han utilizado varias generaciones avanzadas de estos dispositivos que permiten la conexión por Internet a través de una computadora para enviar documentos de texto, fotos y videos a alta velocidad. Estos equipos fueron infiltrados en el país a través de la frontera con países árabes con el apoyo de naciones desarrolladas, principalmente Estados Unidos e Israel, subraya SANA.

La información hallada en este equipamiento, incluidas pequeñas laptops también proporcionadas, contiene los números de teléfono de los canales que encabezan la guerra mediática contra Siria, Al-Jazeera, Al-Arabiya, BBC, France 24, entre otros, y los de personalidades árabes y de otras nacionalidades implicadas en los sucesos.

Las autoridades también encontraron mensajes tendenciosos y orientaciones almacenados con anticipación, señalá la prensa local. La agencia británica Reuters divulgó, a partir de presuntos activistas opositores, que individuos armados atacaron con cohetes un centro de la inteligencia siria en Harastra, localidad próxima a Damasco.

Una fuente de todo crédito consultada por Prensa Latina dijo que en Harastra no ha acontecido hecho de ese tipo alguno. En varias ocasiones ya -señaló- Al-Jazeera a manera de orden o instrucción ha dado información sobre un hecho, el cual acontece posteriormente. Otras fuentes comentaron que es muy sospechoso que esa información circula cuando en Rabat, Marruecos, se reúne una vez más la Liga Árabe para tratar el tema sirio.

Siria protege embajadas en Damasco

El Ministerio del Interior ordenó reforzar la protección a sedes diplomáticas extranjeras y anunció acciones legales contra quienes las ataquen, mientras el Gobierno sirio analiza el resultado de una reunión de cancilleres árabes en Marruecos.

Una nota difundida por los principales medios noticiosos estatales puntualizó que Siria sigue comprometida con los acuerdos y convenciones internacionales sobre relaciones diplomáticas que estipulan garantizar protección a misiones y edificios vinculados a éstas.

“Se tomarán las debidas medidas legales, incluido el arresto y juicio contra quien traspase edificios diplomáticos o trate de violentarlos o dañarlos”, apuntó el Ministerio que instruyó a comandos de la policía impedir a cualquiera acercarse a las legaciones.

La aclaración siguió a las protestas de millones de ciudadanos que respaldan al presidente Bashar Al-Assad y en protesta por lo que consideraron traición de países árabes y agredieron embajadas de gobiernos que lideran la campaña mediática y política contra Damasco.

Las sedes de Catar, país con mayor protagonismo visible en la cruzada antisiria de la Liga Árabe (LA), de Arabia Saudita, Jordania, Emiratos Árabes Unidos, Marruecos y Francia, han sido atacadas con piedras y huevos, además de sufrir otros daños materiales.

Por otro lado, círculos gubernamentales hicieron escuetas referencias al anuncio anoche en Rabat de los ministros de Relaciones Exteriores de la LA de cursar un memorando a la cancillería siria sobre el envío de una delegación de observadores.

Las agencias de noticias y la televisión estatales minimizaron el tono de ultimátum del texto leído en la capital marroquí por el canciller catarí, jeque Hamad bin Jassim Al Thani, de dar tres días más a Damasco para cumplir el acuerdo que aceptó el pasado día 2. A preguntas de periodistas, Al Thani señaló que “no deseo hablar de últimas oportunidades, de modo que (Siria) no piense se le está dando un ultimátum, pero estamos casi al final de la línea”.

Los medios sirios, en cambio, destacaron que, lejos de la suspensión de la membresía defendida por países alineados con Occidente, la conclusión del cónclave fue enviar un memorando legal a Damasco para que lo firme y ofrezca garantías a la misión de observadores.

Tras la rúbrica de ese protocolo en un plazo no mayor de tres días, la LA decidirá el envío de la comitiva, sobre la cual el gobierno de Al-Assad indicó hace días que tendría total libertad para moverse por el país y verificar la realidad sobre el terreno.

Las autoridades de este país se esfuerzan por poner fin a la violencia de las que tildan de bandas terroristas armadas, a pesar de la instigación constante a la oposición más radical por parte de Estados Unidos y de países europeos y árabes. Precisamente, fueron sepultados 11 efectivos de seguridad y soldados del Ejército, en una jornada que, según datos de dudosa credibilidad aportados por la oposición, perecieron unos 20 activistas.

El miércoles se elevó a 1.180 la cifra de presos indultados por el gobierno, y el Ministerio de Información precisó que se ha autorizado la entrada al país de decenas de reporteros extranjeros.

* Enviado especial de Prensa Latina en Siria.