Bolivia cuenta con 12 mil millones de dólares de reservas internacionales desde el 9 de noviembre de 2011. Este monto nunca antes registrado en la historia económica del país es siete veces mayor a las reservas del año 2005 y, en porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB), es el más alto de la región.

Según el Banco Central de Bolivia (BCB), las reservas internacionales crecen gracias a la nacionalización de los hidrocarburos, al incremento de las exportaciones, a las remesas familiares recibidas del exterior y a la mayor bolivianización de la economía.

“Las reservas internacionales del país crecen y esta es una buena noticia para todos los bolivianos porque son el respaldo de las inversiones del país y la garantía de los ahorros que mantiene la población en el sistema financiero nacional. Por otra parte, puesto que las reservas internacionales son activos reconocidos a nivel mundial, sirven para pagar la deuda externa, realizar importaciones tanto para el sector público como para el sector privado, además que en momentos de crisis las reservas garantizan liquidez y permiten dinamizar la economía”, explicó el presidente del BCB Marcelo Zabalaga Estrada.

El actual nivel de reservas internacionales favorece a las inversiones del país. En este sentido, las inversiones aumentaron del 13% del PIB en 2005 a 17% del PIB en 2010, y se estima que al cierre de 2011 el crecimiento será mayor.

El gobierno nacional y el BCB han aprobado importantes montos de préstamos a cuatro Empresas Públicas Nacionales Estratégicas para asegurar el abastecimiento de energía, la producción de hidrocarburos, el abastecimiento de azúcar y la producción de litio.

En adelante, gobernaciones, alcaldías y empresas privadas podrán incrementar el ritmo de sus inversiones, dado que adicionalmente se cuenta con la estabilidad macroeconómica y financiera logradas gracias a políticas económicas sólidas y sustentables, señala el BCB.

Por otro lado, el ministro de Economía y Finanzas Públicas Luis Arce informó que los depósitos en caja de ahorro en el sistema bancario boliviano se incrementaron de 20 a 37% en los últimos seis años. “En 2005, cerca del 50% de los depósitos eran a plazo fijo y apenas un 20% en caja de ahorro. Ahora los depósitos a plazo fijo están en 37% y los depósitos en caja de ahorro también en 37%”, precisó. (ABI)

El Ministro explicó que ese importante incremento significa que existe dinero en la economía boliviana porque la ciudadanía tiene la capacidad de ahorrar. Asimismo, informó que los créditos continúan aumentando y la ciudadanía opta más por la bolivianización. Según Arce, cerca del 70% de los créditos están en moneda boliviana.