El presidente de la Coordinadora por la Dignidad Alteña (Codedipa) Leopoldo Ibarra fue apuñalado el 15 de noviembre, una semana después de que el consejero departamental Roberto de La Cruz le recomendara que no siga “jodiendo” al dirigente sindical Braulio Rocha.

“El martes 8 de noviembre don Roberto de La Cruz, actual consejero departamental, me llamó y nos hemos reunido en La Ceja un rato y me dijo: ‘El Braulio Rocha me dijo que va a entrar a la cárcel por tercera vez, esta vez por matarte… Hermano, tienes tus hijas, tienes papá y mamá… Ya no sigas jodiendo con las denuncias al Braulio, eso yo te aconsejo como amigo‘”, relató el periodista Ibarra.

Ibarra reveló que el 7 de noviembre, un día antes de la reunión, “a mi hijita la han atracado a las 9.30 de la noche, le robaron su cartera, su celular y la han dejado desmayada, justamente también en la Avenida Costanera donde me atacaron ayer a las 5:15 de la madrugada (15 de noviembre). Sufrí este atentado criminal en un taxi de color blanco modelo 90 más o menos. Cuando subí al taxi sospeché algo. Intenté abrir la puerta de la derecha pero ya estaba asegurada. El que estaba a mi lado dijo: ‘carajo te vamos a matar, ¿por qué jodes a los dirigentes?‘ Luego que me quitaron mi billetera, me apuñalaron, me botaron del auto en movimiento y me arrastraron, mi pie izquierdo está malogrado…”.

La Coordinadora por la Dignidad Alteña, de la que Leopoldo Ibarra es presidente, emitió un comunicado denunciando el hecho, calificándolo como un atentado político, haciendo responsable a las autoridades por la seguridad de todos sus integrantes y exigiendo el esclarecimiento del atentado.

En enero de este año, también sufrió un atentado Fanny Nina, presidente electa de la FEJUVE de El Alto, a quien también habían amenazado por oponerse al gasolinazo. Fanny fue atropellada por un vehículo que se dio a la fuga y aún tiene secuelas en su pie por este atentado.

Los activistas del movimiento La Protesta se solidarizaron con Leopoldo Ibarra, con su familia y Codedipa, y responsabilizaron al gobierno, “que se apoya en quienes practican este tipo de métodos para intimidar a dirigentes como Leopoldo Ibarra que encabeza reclamos populares alteños”.

La Protesta pidió a todas las entidades sindicales, vecinales y de derechos humanos un urgente pronunciamiento repudiando el atentado y exigiendo esclarecimiento y castigo a los autores materiales e intelectuales del hecho.