(Agencias).- El comandante Alfonso Cano, jefe máximo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), murió el viernes en un bombardeo de las fuerzas militares de Colombia, confirmó el presidente Juan Manuel Santos y aseguró que este ha sido el golpe más contundente contra la guerrilla colombiana.

El presidente Santos confirmó la muerte del máximo jefe de las FARC Guillermo León Sáenz, alias Alfonso Cano, durante el bombardeo al campamento guerrillero en una zona rural del municipio Suárez, en el departamento del Cauca. En una alocución radiotelevisada, Santos sostuvo que este ha sido el golpe más contundente contra esa guerrilla en su historia.

“Este golpe es una confirmación de lo que hemos dicho: el crimen no paga, la violencia no es el camino; y quiero enviarles un mensaje a todos los miembros de estos grupos ilegales: desmovilícense porque, de lo contrario, terminarán o en una cárcel o en una tumba”, amenazó el presidente Santos.

Cano nació en Bogotá el 22 de julio de 1948 en el seno de una familia clase media alta y militó en el partido Juventudes Comunistas (Juco). Escaló rápidamente en la línea de mando de las FARC, de la mano de Jacobo Arenas, quien fuera hasta 1990 el máximo ideólogo político del grupo guerrillero. En 1991 participó en los frustrados diálogos de paz entre el gobierno de César Gaviria y las FARC que se desarrollaron en Caracas en 1991 y en Tlaxcala (México) en 1992.

La muerte de Cano es el segundo golpe que el gobierno de Santos propina a las FARC, luego del asesinato del jefe militar Víctor Suárez Rojas, alias Mono Jojoy, el 23 de septiembre de 2010. Cano es el quinto de los siete miembros del Secretariado ejecutivo de las FARC abatido desde marzo de 2008. El 1 de marzo de 2008 fue abatido en territorio ecuatoriano Luis Devia, alias Raúl Reyes. El 26 de marzo falleció por un ataque cardíaco el comandante Manuel Marulanda o Tirofijo, fundador e histórico líder de las FARC.

El ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón también confirmó la muerte de Cano tras una persecución del ejército a su anillo de seguridad, en una operación en la que participaron más de mil efectivos y que contó con un fuerte bombardeo por parte de la fuerza área.

Pinzón indicó que la operación comenzó en la mañana del viernes en un área montañosa del citado departamento, donde tras el fuerte bombardeo cayeron algunos miembros de la estructura de seguridad de Cano, su aparente compañera sentimental y fue capturado su jefe de seguridad.

“Las tropas iniciaron un cerco y entraron en una situación de combate y de persecución. Allí cayó Alfonso Cano”, explicó. A su vez, informó que durante el operativo fueron decomisados siete computadores, 39 memorias USB y 24 discos duros, así como armamento y dinero en varias denominaciones extranjeras.

Acorde con lo informado, los fuertes combates entre las fuerzas militares y el Frente VI de las FARC se prolongaron por de más de 10 horas en una zona rural del departamento del Cauca. Durante la rueda de prensa también fue mostrada una foto de Cano muerto y sin la barba que siempre le caracterizó durante los últimos años.

Con información de las agencias DPA, ANSA y Prensa Latina.