La población de Bolivia es una de las más emprendedoras del mundo, concluye una investigación del Global Entrepreneurship Monitor (GEM) – Bolivia 2010, presentada por la Escuela de la Producción y la Competitividad de la Universidad Católica Boliviana San Pablo. De cada 100 bolivianos y bolivianas, 18 ya tienen un emprendimiento establecido y 39 están iniciando un negocio, la mayoría en el sector de servicios. El gobierno estima que en el país operan casi 43 mil empresas.

El estudio Global Entrepreneurship Monitor (GEM), que se realiza cada dos años en Bolivia, esta vez permite apreciar las diferencias del espíritu emprendedor entre La Paz, Santa Cruz y Cochabamba. Santa Cruz confirma su alto perfil emprendedor, superando a los otros departamentos en la actitud y la actividad emprendedora de su población, con un mayor liderazgo de la mujer.

La Paz destaca por tener una mayor proporción de emprendimientos en el sector de transformación, como ser la manufactura, y posee además la población con mayor educación para el emprendimiento. Cochabamba muestra una mayor inclinación a los mercados internacionales y posee la menor tasa de discontinuación de emprendimientos.

“De cada 100 bolivianos entre 18 y 64 años de edad, 39 están empezando un emprendimiento, a los cuales se suman 18 que ya tiene un emprendimiento establecido, por lo cual más de la mitad de la población boliviana posee un emprendimiento”, afirma el profesor Marco Antonio Fernández, académico de la UCB y director del GEM-Bolivia.

Fernández confirma algunas tendencias de los emprendimientos promedio ya encontradas en el GEM Bolivia 2008: la mayor parte de los emprendimientos se concentra en el sector de servicios al consumidor, con niveles muy bajos de agregación de valor económico.

Gran parte de los emprendimientos (65%) apenas espera generar de 1 a 5 empleos; el 84% no incorpora tecnología a sus emprendimientos y el 80% no exporta. La edad promedio de los emprendedores es de 32 años y el 60% sólo cuenta con educación escolar. Sus ingresos mensuales promedian 2.000 bolivianos, con una inversión promedio de entre 600 y 1.100 dólares.

La evaluación del contexto o ecosistema específico para el emprendimiento arroja resultados negativos en ocho de las nueve variables evaluadas, particularmente la falta de políticas públicas, programas gubernamentales, transferencia de investigación y desarrollo y financiamiento para emprender.

A pesar de que Bolivia cuenta con una de las mayores poblaciones emprendedoras del mundo, apenas un 25% de ésta ha recibido alguna vez capacitación para emprender, aunque la mayor parte de dicha capacitación la ha obtenido en forma voluntaria y autocapacitación.

Expertos entrevistados para el estudio GEM Bolivia 2010 recomiendan políticas públicas, educación para el emprendimiento y apoyo financiero como las tres principales medidas para impulsar el emprendimiento en Bolivia. La investigación plantea la necesidad de establecer una Estrategia Nacional para el Desarrollo Emprendedor que defina políticas para fortalecer la actual “musculatura emprendedora” de los empresarios establecidos y nacientes, y que además contemple programas específicos para promover emprendimientos basados en conocimiento, innovación y tecnología, para los cuales el aporte de las universidades es un factor clave.

Cifras

En 2005 funcionaban alrededor de 20 mil empresas en Bolivia, y cinco años después hay casi 43 mil empresas vigentes, abiertas y operando, según el ministro de Economía y Finanzas Públicas Luis Arce.

El gobierno estima que de 13.825 empresas que operan en el departamento de La Paz, 6.946 se crearon en los últimos cinco años. En Santa Cruz el número de unidades productivas subió de 5.605 a 11.968, y de 3.172 a 7.448 empresas en Cochabamba. En el último quinquenio, las empresas en Oruro aumentaron de 832 a 2.376; de 1.358 a 2.280 en Tarija; de 680 a 1.663 en Potosí; de 676 a 1.639 en Chuquisaca; de 417 a 1.261 en Beni, y de 159 a 302 en Pando.

En la séptima versión del Concurso Ideas Emprendedoras de este año se registraron 2.919 postulantes de los nueve departamentos, de los cuales clasificaron 1.596, 359 del área rural (23%). Ya se encuentran en marcha 84 proyectos de las Organizaciones Económicas Campesinas, Indígenas y Originarias (OECAS) y 51 emprendimientos de la Fundación Altiplano.

La Feria Exposición de Santa Cruz (Fexpocruz), la feria comercial más importante de Bolivia, movió este año un récord de 243 millones de dólares con la participación de 2.250 expositores. La industria captó 10,5 millones y la micro y pequeña empresa, 2,3 millones de dólares.