María Regina, una de las mujeres que integra la VIII Marcha Indígena en defensa del Territorio Indígena del Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), dio a luz en el Hospital Municipal La Merced, este martes a las 11:32. El “bebe marchista” es varón y pesa tres kilos.

El bebé nació a 39 semanas de gestación y su salud es estable, pese a la neumonía que le contagió la madre. Actualmente se encuentra en tratamiento en una incubadora, donde permanecerá por cuatro días, informó el director del hospital municipal Renán Crespo.

“La mamá está en proceso de recuperación de la anestesia y está esperando que el bebecito se recupere un poquito para tenerlo a su lado. El niño está en neonatología, aparentemente la mamá tuvo una infección genital durante todo el embarazo, que no hizo tratamiento y le transmitió al bebé”, precisó Crespo.

Además, cuatro mujeres en estado de gestación fueron internadas, una de ellas por un aborto incompleto espontáneo cuando marchaba, por lo que se tuvo que practicar un legrado. Otras dos mujeres con menos de 20 semanas de gestación se encuentran en completo reposo, por el riesgo de aborto que presentan. Otra con 30 semanas de embarazo también presenta riesgo de parto prematuro.

Se estima que alrededor de 250 niños, niñas y adolescentes acompañan a sus padres en la VIII Marcha Indígena en defensa del TIPNIS. Varios sufren infecciones respiratorias agudas, deshidratación y desnutrición, y reciben atención médica en un consultorio móvil instalado en la tranca de Urujara.

El director de Salud Marco Caviedes dijo que los menores con problemas de salud más serios fueron remitidos a los centros hospitalarios dependientes de la Alcaldía de La Paz. En el Hospital La Merced están internados ocho niños con neumonía. En el transcurso de este martes, otras 26 personas, entre niños, mujeres y varones, fueron internados en este hospital para recibir diferentes tratamientos. De los ocho niños, seis son mujeres y dos varones. Tres de ellos serán remitidos al Hospital Municipal Los Pinos porque requieren de un tratamiento especializado. Se trata de un bebé de cinco meses con neumonía, un varón con edema agudo de pulmón y una mujer con problemas de vesícula.

El presidente de la Subcentral TIPNIS Fernando Vargas informó que a la mayoría de los niños les afectó la altura durante el último recorrido, sufriendo mareos y vómitos. “Quizá muchos se preguntan, de por qué traemos a nuestros niños a la marcha, la respuesta es que no tenemos a quién dejarlos en la comunidad. También se trata de defender nuestro territorio lo hacemos todos de la familia, si tenemos que morir, lo haremos con toda la familia”, explicó el dirigente.

Un grupo de 30 cebras y 10 educadores del proyecto de Cultura Ciudadana atienden a niños (as) y adolescentes que en la tranca de Urujara, informó la responsable del proyecto Kathya Salazar. Las cebras atendieron a los niños desde aproximadamente las 10:00, después de ser trasladados en buses de avanzada desde Pongo, donde pernoctaron la noche de este lunes.

En la tranca de Urujara fueron instalados 13 campamentos, cada uno de ellos pertenecientes a diferentes centrales indígenas de tierras bajas, donde las cebras distribuyeron chocolates, galletas y otros alimentos y posteriormente organizaron actividades recreativas. Este miércoles 200 cebras acompañarán a los niños marchistas desde la tranca de Urujara hasta llegara la Plaza Mayor en el centro de la ciudad.