(Llunkeríos 3).- A todos los llunkus (*) del sistema político nacional hay que recordarles que la política no es siempre compleja; el mensaje que dieron los ciudadanos en las últimas elecciones para el Órgano Judicial es claro y simple: ¡dejen de hacer cagadas!

Señores Llunkus, si no quieren perder sus mamaderas dejen de instalar falsos debates y por favor tomen un buen caldo de pescado para que por lo menos dos de sus neuronas se encuentren.

Los sin miedo a veces parecen sin sesos, saliendo triunfalistas a adjudicarse un voto que no les pertenece; lo mismo Doria Medina, cuya frecuencia cerebral tienen la misma monotonía de su frecuencia vocal; ni hablar de los chimpancés reaccionarios de la derecha en el Oriente. Si Evo Morales sigue en el poder es porque, aunque parezca difícil, los opositores son igual de atarantados y oportunistas que sus colaboradores.

Los resultados de las elecciones, para quien tenga algo de materia gris, envían un mensaje claro, la población le pide a Evo –porque al resto ya no se les puede pedir nada– que deje de rodearse de llunkus y que cambie de actitud.

La respuesta del gobierno sigue siendo la negación, parece que la lección del TIPNIS no se aprendió. Alguien dígale al Presidente que nadie le cree que no ordenó la intervención a la marcha, y menos aún podemos creer las explicaciones cantinflescas (nunca mejor dicho) que nos dan Canelas o Wilfredo Chávez sobre los resultados de las elecciones. Dicen que la población no sabía cómo votar, pero si algo demostraron los ciudadanos es que sabían perfectamente cómo votar: en contra del MAS, no a favor de nadie, en contra del MAS.

Claro que esta elección era plebiscitaria, que más podía ser; ni un niño les podía creer el cuentito ese de que esta elección de magistrados era la solución mágica para la justicia de m… que tenemos. Que ahora los elegiría el pueblo, que así sea con 200 votos eran más legítimos que los elegidos por 157 legisladores del antiguo congreso…. Jajajaja. Chúpennos un huevo.

Las listas de candidatos las elaboraron cuatro giles encabezados por el tinterillo de Héctor Arce, que parece que nació abogado porque no entiende el mundo más allá de su mirada leguleya, y fueron validadas por los 105 asambleístas levatamanos que hacen los dos tercios del MAS, sin ningún debate serio.

Señores asambleístas del MAS, cumplan su rol histórico, que no es ganarle a los operados del cerebro de la oposición, eso es muy fácil, ni tampoco es ser soldados de la verticalidad que viene del Ejecutivo; su labor es pensar, debatir, proponer y encontrar soluciones.

Señor Presidente, ya le sacaron “TARJETA AMARILLA”, y este árbitro no es uno de esos a los que usted se acostumbró, que le deja dar rodillazos a sus oponentes.

Ah, los funcionarios públicos agradecen el bonito, pero votaron nulito, ¿que esperaban si les meten las manos al bolsillo cada que pueden, y los obligan a montar el circo romano para el emperador?

PD: los maestros preguntan qué solvente es bueno para borrar la cara de Evo de sus nuevas computadoras; cualquier sugerencia dirigirla a llunkerios@gmail.com

* Lame botas, chupa medias, chupa suelas, tira saco, alcahuete, waipe, masca trapo, corcho, calienta oídos, franelero, sachita, wilfredito…