La Paz, Caranavi y Cochabamba, (ABI).- La producción nacional de azúcar logró un excedente anual de aproximadamente 1,5 millones de quintales. Este año, las productoras campesinas de Cochabamba generaron cerca de un millón de bolivianos con la venta interna y la exportación de siete productos con valor agregado. Por otro lado, Lácteos Bolivia (LACTEOSBOL) confirmó que la planta de cítricos de la provincia Caranavi arrancará en el primer semestre de 2012.

El viceministro de Desarrollo Rural y Agropecuario Víctor Hugo Vásquez anunció el viernes que se reunirá los próximos días con representantes del sector azucarero boliviano para analizar la creación de una reserva nacional y la exportación del excedente de azúcar logrado este año.

“Con el sector azucarero siempre hemos asumido decisiones de manera conjunta, es decir con entre cañeros, propietarios de ingenios y el Gobierno, y vamos a repetir esta dinámica de trabajo. La próxima semana vamos a reunirnos y a partir de esa instancia definiremos el destino del azúcar en Bolivia”, dijo la autoridad.

El funcionario puntualizó que en este momento el volumen de la producción de azúcar sobrepasa los 9 millones de quintales, recordando que la demanda local sólo llega a 7,5 millones. “Nuestra propuesta es que una parte de ese excedente se quede para el stock”, señaló.

Los ingenios azucareros confirmaron el pasado lunes que no habrá escasez de azúcar en esta gestión y, en contrapartida, pidieron levantar la restricción dispuesta por el Gobierno para vender por lo menos 1 millón de quintales a los mercados internacionales.

Por otro lado, el gerente de la empresa Lácteos Bolivia (LACTEOSBOL) Luis Siles confirmó el viernes que la planta de cítricos de la provincia Caranavi arrancará en el primer semestre de 2012 y paulatinamente alcanzará a procesar una cantidad tope de 5 toneladas por día.

“En el primer semestre del siguiente año estará funcionando y arrancará con dos toneladas de producción por día llegando a una producción máxima de cinco toneladas por día”, dijo a la ABI.

El pasado jueves la ministra de Desarrollo Productivo, Teresa Morales, puso la piedra fundamental que dará paso a la construcción de esa planta industrializadora, la sexta de LACTEOSBOL, que estará concluida en al menos cinco meses.

Siles recordó que esa planta procesará jugos y lácteos, además de agua potable. A futuro se prevé el procesamiento de mermeladas y aceite esenciales. “Parte de la producción será adicionada al desayuno escolar y al subsidio materno como se realiza desde las otras cinco plantas que tenemos en el país”, indicó.

Precisó que ese proyecto beneficiará a por lo menos 250 familias productoras en esa región tropical del departamento de La Paz, apta para la producción de diferentes frutas y alimentos, en su mayoría naranja, mandarina, plátano, café y arroz.

Por su parte, el presidente de la asociación de productores cítricos de esa región, Enrique Villca, precisó que la producción mayoritaria es de mandarina que alcanza a un 80 por ciento y el restante 20 por ciento de naranja y toronja que alcanza su máximo punto en los meses de abril, mayo y julio.

Villca informó que desde la asociación de productores cítricos se gestiona la ejecución de un proyecto de riego para incrementar la producción, ya que la planta requerirá 5 toneladas por día, cantidad que, a su juicio, provocará escasez de esos frutos en el mercado de la ciudad de La Paz. “Hay un convenio con el Programa de Alianzas Rurales (PAR), porque en ese momento (en el procesamiento) habrá una escasez de fruta, por lo que se tiene que incrementar la producción en Caranavi”, agregó.

Se dinamiza la producción campesina

“Más o menos en Cochabamba trabajan unas 300 señoras y económicamente estamos hablando de que generan un millón de bolivianos cada gestión”, informò el presidente de la Coordinadora de Integración de Organizaciones Económicas Campesinas (Cioec) Ruperto Vidal.

Explicó que el logro es el resultado de un sacrificado trabajo inicialmente regional de organizaciones económicas campesinas (Oecas) en la producción de derivados de la leche, miel, granos, cereales, semilla de papa, locoto en polvo y fibra de alpaca.

Comercialice los productos en algunos mercados internos, como el caso de la provisión realizada para el desayuno escolar en diversos municipios y algunos subsidios de lactancia. “Sacamos también nuestra producción al exterior. Estamos con el Comercio Justo, ingresando poco a poco porque tenemos que cumplir varios requisitos, y estamos entrando en Francia con algunas artesanías”, aseveró.

Las afiliadas a la Cioec inauguraron el viernes la denominada Feria de la mujer productora en la plaza Colón de la ciudad de Cochabamba, donde expondrán los productos que elaboran en el marco de su aporte al desarrollo local y la seguridad alimentaria en la región y el país. El evento se realiza como parte del programa de la celebración del Día de la Mujer Rural en Bolivia, que se conmemora el 15 de octubre de cada año.

Los puestos de demostración y venta pertenecen a las productoras de miel de Coraca (Aiquile) y Apam (Mizque). Participan también expositoras de granos y cereales de las entidades APT, CAC (Tiraque), Catcopa – Atcopa Comuva (Valle Alto) y Aprolec (Colomi). Finalmente, se presenta la producción de lácteos de la organización Amleco (Valle Bajo), además de la distribuidora de semillas de papa y fibra de alpaca de las entidades Orcapa y Amicab (Cocapata).

De otra parte, la Ministra de Planificación del Desarrollo Viviana Caro y Erik de Maeyer, Primer Secretario de la Embajada de Cooperación al Desarrollo y Jefe de Oficina de Cooperación al Desarrollo del Reino de Bélgica, suscribieron dos convenios de donación para impulsar programas de salud y de riego,.

Ambas autoridades suscribieron dos convenios: uno para el Programa de Fortalecimiento de Redes de Salud (FOREDES) y otros para el Programa Apoyo al Riego Comunitario, ambos por 18,6 millones de euros, según remarca un boletín institucional.

En el cado del primer convenio Bélgica donará 11 millones de euros para el fortalecimiento de redes de salud en los municipios de Chuquisaca, Potosí, Cochabamba y La Paz con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los pobladores de esas regiones. La ejecución del programa estará a cargo del Ministerio de Salud y Deportes.

Para el Programa al Riego Comunitario, Bélgica donará 7,6 millones de euros para impulsar “el riego comunitario autogestionario con fines agropecuarios, promocionando la integralidad de los proyectos y el fortalecimiento de las instituciones y actores involucrados”

“El Gobierno boliviano contribuirá con una contraparte de 2.133.000 millones de euros y su ejecución estará a cargo del Ministerio de Medio Ambiente y Agua”, subraya el boletín institucional.

En la firma de los convenios participaron las ministras de Planificación, Viviana Caro; de Salud y Deportes, Nila Heredia; de Medio Ambiente y Agua, Mabel Monje; el Primer Secretario de la Embajada de Cooperación al Desarrollo y Jefe de la Oficina de Cooperación al Desarrollo del Reino de Bélgica, Erik De Maeyer; el Primer Secretario de Embajada de Cooperación al Desarrollo y Jefe Adjunto de la Oficina de Cooperación al Desarrollo, Alain Schmitz y el Representante Residente de la Cooperación Técnica Belga en Bolivia, Jan Schollaert.