(ABI).- La Cámara de Diputados de la Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia aprobó la madrugada del martes el proyecto de la Ley Corta de Protección del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) que declara a ese parque nacional como zona de preservación ecológica y conservación de interés primordial del Estado y, por tanto, suspende la construcción del tramo II de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos para realizar una consulta previa.

Tras un arduo debate, el presidente de la Cámara Baja, Héctor Arce, informó que el proyecto de Ley, que ahora pasará a la Cámara de Senadores para su debate y su sanción, declara al TIPNIS zona de preservación ecológica, reproducción histórica y hábitat de los pueblos indígenas tsimane, yuracaré y mojeño trinitario, cuya protección y conservación son de interés primordial del Estado boliviano.

“Este proyecto aunque se lo niegue se lo trabajó conjuntamente con algunos diputados y ha tenido una mayor participación de apoyo de los compañeros indígenas en la marcha”, señaló al asegurar que, por tanto, recoge de manera “absolutamente clara” el sentimiento y el pedido de los sectores indígenas que están movilizados.

El debate de esa ley corta se postergó tres veces para lograr un documento de consenso entre la comisión de legisladores, que viajó a Caranavi, al encuentro de los marchistas que se oponen a la construcción del tramo II de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, y los nativos del TIPNIS.

Arce informó que el proyecto de ley tiene siete artículos que, a su juicio, fueron consensuados con las demandas de los indígenas, razón por la cual el primer punto declara a esa reserva nacional como patrimonio sociocultural y natural.

“En el primer artículo hay una declaratoria de patrimonio del TIPNIS como lo habían planteado los diputados (indígenas) que acompañan la marcha. De la manera muy clara, textualmente de su proyecto se ha extraído la declaratorio”, argumentó.

El Artículo 1 establece: “Se declara al TIPNIS patrimonio sociocultural y natural, zona de preservación ecológica, reproducción histórica y hábitat de los pueblos indígenas Tsiname, Yuracaré y Mojeño-trinitario cuya protección y conservación son de interés primordial del Estado (…)”

El presidente de la Cámara de Diputados afirmo que el segundo artículo es el reconocimiento del TIPNIS en su doble categoría; territorio indígena y al mismo tiempo parque nacional. El Artículo 2 dice: “Teniendo el TIPNIS, además de la categoría de territorio indígena, la categoría de área protegida, se constituye, en garantía de conservación, sostenibilidad e integridad de los sistemas de vida, la funcionalidad de los ciclos ecológicos y los procesos naturales (…)”

Aseguró que el artículo tres de ese proyecto de ley está redactado para cumplir con la principal demanda de los nativos del TIPNIS: dar una solución al conflicto suspendiendo la construcción del tramo II hasta que se realice una consulta previa en base a la Declaratoria de los Derechos de los Pueblos Indígenas y el Convenio 169 de la OIT.

El Artículo 3 precisa: “Se suspende la construcción del tramo II de la carretera interdepartamental Villa Tunari-San Ignacio de Moxos que pasa por el TIPNIS y se dispone el inicio de la consulta previa libre e informada a los pueblos indígenas del TIPNIS, respetando sus normas y procedimientos propios, en el marco de la Constitución, la Ley N° 1257 del 11 de julio de 1991 (Convenio 169 de la OIT), la Ley N° 3760 del 7 de noviembre de 2007 (Declaración de la ONU sobre los derechos de los pueblos Indígenas”.

El Artículo 4 dispone “la elaboración del estudio de alternativas respecto a la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos. Esas alternativas deberán garantizar los derechos de los pueblos indígenas en su territorio y el equilibrio ecológico del TIPNIS”.

El proyecto incorpora en otro artículo la posibilidad de realizar estudios alternativos garantizando los derechos de los pueblos indígenas. En el artículo sexto se dispone la elaboración participativa de un plan integral de protección del TIPNIS.

“Finalmente el artículo séptimo, que no estaba ni siquiera en el proyecto original presentado por los diputados (indígenas) se prohíben asentamientos humanos ilegales en el IPNS, es decir, que este es un plan, un proyecto de ley que en sus siete artículos recoge exactamente el planteamiento de los sectores que se encuentran movilizados”, sustentó el Presidente de la Cámara de Diputados.