La Habana y México (PL).- El luchador antiterrorista cubano René González, quien cumplió injusta prisión en Estados Unidos durante 13 años, fue liberado hoy de una cárcel de Marianna, Florida, aunque tendrá que permanecer en ese país bajo el régimen de libertad supervisada por tres años.

González salió de la penitenciaría a las 4:30 de la madrugada de este viernes y a la salida del penal lo esperaban sus dos hijas, Irma e Ivette, su hermano, Roberto, y el padre, Cándido, además de su abogado, Philip Horowitz. No se le permitirá a retornar a Cuba, y debe comenzar sus tres años de libertad supervisada en Estados Unidos, explicó Horowitz en una entrevista reciente que le concediera a Prensa Latina.

René espera ahora por la jueza Joan Lenard, quien debe imponerlo sobre las condiciones de la libertad supervisada, un nuevo castigo luego de ser condenado de manera injusta por luchar contra el terrorismo y las acciones criminales contra Cuba de grupos de extrema derecha desde territorio de Estados Unidos.

La jueza Lenard, del Distrito Sur de la Florida, rechazó el pasado 16 de septiembre la moción presentada por René, en la que solicitaba que se le permitiera viajar a Cuba y residir en la isla, en vez de saldar los tres años de la libertad vigilada en aquella nación. Expertos calificaron de “decisión sin precedentes” la medida, mientras la solidaridad internacional llamó a una movilización ante el nuevo y cruel castigo contra el antiterrorista cubano.

Tanto René, como Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y Fernando González fueron declarados culpables en junio de 2001 y durante la audiencia de sentencia en diciembre del propio año se les impusieron penas arbitrarias y desmesuradas.

El periodista e investigador francés Salim Lamrani aseguró que el antiterrorista cubano González paga un precio indebido en Estados Unidos por infiltrar organizaciones violentas con planes de ataque contra Cuba. Es una nueva injusticia que se comete contra un hombre, expresó Lamrani en declaraciones al diario Juventud Rebelde en alusión a la liberación este viernes de René, quien deberá permanecer otros tres años en Miami bajo libertad supervisada.

Para el también miembro de la Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad existe una contradicción entre la decisión judicial y las declaraciones del presidente estadounidense, Barack Obama, de estar dispuesto al diálogo con La Habana. Obligarlo a quedarse en Estados Unidos, donde corre muchos riesgos, es otro atentado contra sus derechos humanos, explicó el académico francés.

En una declaración el Comité de Estados Unidos por la libertad de Los Cinco -además de René fueron condenados Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y Fernando González- alertó los peligros en que vivirá el ex reo estos tres años en Miami.

Las palabras de la congresista por Florida Ileana Ros-Lehtinen declarando al recién excarcelado enemigo de América son una clara incitación a la violencia, añadió el documento divulgado anoche. Tales palabras, subrayó, demuestran muy claramente la necesidad de que se le permita retornar inmediatamente a Cuba.

El abogado estadounidense Philip Horowitz afirmó que si el luchador antiterrorista debe permanecer por tres años en libertad supervisada en Estados Unidos es como seguir siendo un prisionero de ese país. Consideró que la excarcelación de su defendido luego de 13 años de injusta prisión es “un momento agridulce”, porque tendrá que continuar en suelo estadounidense.

El jurista dijo a Telesur que González sale de prisión, donde ha cumplido su sentencia con buen comportamiento, pero “no es totalmente libre sigue siendo un prisionero de Estados Unidos”. Pero “René quiere regresar a Cuba porque es donde está su familia y a su esposa no le permiten verlo”, porque el gobierno norteamericano por más de una década le negó la visa de entrada al país.

Ahora por la jueza Joan Lenard, quien debe imponerlo sobre las condiciones de la libertad supervisada, un nuevo castigo luego de ser condenado de manera injusta por luchar contra el terrorismo y las acciones criminales contra Cuba de grupos de extrema derecha desde el territorio de Estados Unidos.

Seguridad de antiterrorista corre peligro en EE.UU.

Ricardo Alarcón, presidente del Parlamento cubano, afirmó hoy en México que la seguridad del antiterrorista René González está en peligro en territorio estadounidense, a quien se le impide regresar a la isla.

Alarcón, al hablar en la primera jornada del VI Encuentro de Solidaridad con Cuba, que se realiza en la capital mexicana, denunció recientes declaraciones de la congresista estadounidense Ileana Ross Lehtinen que incitan a la violencia contra González.

Comentó que esa legisladora siempre ha estado aliada a los terroristas anticubanos, entre ellos Luis Posada Carriles, coautor confeso de la explosión en pleno vuelo de una nave de Cubana de Aviación y donde perdieron la vida 73 personas. Añadió el Presidente del Parlamento cubano que si a González le ocurriera algo, será responsabilidad del gobierno estadounidense.

Hay que preguntarle al presidente Obama si va a continuar protegiendo a los terroristas o va a cambiar esa política. Él puede permitir que González salga de ese medio hostil y regrese a su país, prosiguió Alarcón. Esos terroristas, afirmó, hasta hoy continúan disfrutando del favor de los gobernantes norteamericanos. Incluso, entre las limitaciones a González, se le prohíbe acercarse allí a los terroristas, en un claro reconocimiento de la existencia de estos en suelo estadounidense.

Durante su intervención en el encuentro, Alarcón también se refirió a las diversas arbitrariedades cometidas en el proceso judicial y en la cárcel contra esos cinco cubanos. Entre estas citó que ni ellos ni sus abogados han tenido acceso a los documentales del gobierno estadounidense en su contra; la campaña de prensa pagada de que fueron víctimas; las presiones a jurados y jueces y otras más a lo largo de todo el proceso judicial.

También significó el ocultamiento de la gran prensa sobre todos esos atropellos contra los cinco cubanos y que cuando menciona algo, lo hace generalmente de manera distorsionada.

Por su parte, el antiterrorista cubano Ramón Labañino preso en Estados Unidos exhortó al mundo a demandar el regreso a la isla de su compañero de causa René González. Tenemos que gritar y movilizar a todos para que esta crueldad se acabe inmediatamente, manifestó Ramón, detenido el 12 de septiembre de 1998.

Según el mensaje, publicado en el sitio digital Cubadebate, Ramón calificó de irónica la actitud de Estados Unidos, “país que deporta tantas personas cada día, que se esmera en destrozar familias, y separar hijos y padres”. Recordó además que dicha nación tira a la muerte a enfermos terminales por el solo hecho de no ser legales, y se esfuerza con recursos desmedidos en botar a las personas de todo tipo fuera de sus fronteras.

Pienso que mis hermanos han sentido lo mismo. No todo será como quisiéramos. No hay cómo reparar el daño. No hay cómo revertir la injusticia. Pero en el fondo hemos sido siempre hombres libres y a partir de este siete de octubre lo seremos más, enfatizó.