Sábado por la noche, 24 de noviembre del 2007, la Asamblea Constituyente aprueba “en grande” el proyecto de nueva Constitución Política en la “Sesión de la Glorieta” de la ciudad de Sucre. La persecución con el fin de acabar con los constituyentes era la acción general de una ciudad que fue víctima del racismo mediático.
Día de dolor para la historia.

[“Una teoría crítica es) un autoesclarecimiento de las luchas y deseos de una época” (Marx 1843)

Posteriormente el domingo 9 de diciembre del 2007 cerca de las once de la mañana, se aprueba “en detalle” el proyecto de Constitución en la ciudad de Oruro.

Día de fiesta

Como era de esperarse, la ira derechista, se desató con toda su perversión luego de su estruendoso fracaso como fuerza política. La humillación pública y con los torsos desnudos de campesinos en sucre el 24 de mayo y el genocidio del 11 de septiembre del 2008 en “El Porvenir”, son los momentos más horrendos en la historia del momento constituyente…

Todo sucedió en un ambiente político caldeado por el

racismo oligárquico

, habían pasado casi 25 meses desde inaugurada la Asamblea Constituyente, y el racismo subía su tono en una escalada dramática.

El 21 de octubre del 2008, el viejo y decadente Congreso Nacional de la República convocaba a un Referéndum aprobatorio y Dirimidor del Nuevo Texto Constitucional para el mes de enero de 2009 luego de un acuerdo congresal. Pero, de hecho, el genocidio de “El Porvenir”, fue el factor determinante para que las fuerzas conservadoras aprueben la Ley de Convocatoria.

Bolivia vivía las conmociones de la democracia en su versión constituyente, eran tiempos donde la elevada intensidad ideológica del movimiento indígena impregnaba rápidamente las decisiones del campo político y sus efectos no se dejaban esperar en la construcción del texto constituyente.

Por ello “Estado Plurinacional Comunitario”, “Vivir Bien” o “Descolonización” en su horizonte emancipatorio, anticapitalista, anticolonial y despatriarcalizador, constituyen los aportes al constitucionalismo contemporáneo no solo de América Latina, sino del mundo entero.

Estamos en mayo del 2011, vivimos el

momento constitutivo

que tiene al Órgano Legislativo Plurinacional como el principal soporte de su desarrollo y que ha llegado ya a casi doscientas leyes.

¿Qué balance se puede hacer en este contexto?

El presente documento, es el resultado de dos reflexiones, por un lado, historia constituyente con acuerdo congresal y en medio textos constitucionales referentes a derechos de género con horizonte despatriarcalizador o la pequeña historia de unas modificaciones que solo admiten un nombre “supremacismo patriarcal”, y por otro el momento constitutivo con la despatriarcalización como categoría normativa en la Ley “Avelino Siñani – Elizardo Pérez”, la Ley Número 70 promulgada el 20 de diciembre del 2010 en la Asamblea Legislativa Plurinacional.

En definitiva conviene realizar un balance desde la despatriarcalización desde nuestra identidad como horizonte normativo, es decir como cuestionamiento no solo al carácter androcéntrico del lenguaje jurídico, sino a su expresión en tanto supremacismo patriarcal en la construcción misma del derecho, a la vez que despatriarcalización como horizonte emancipatorio del momento constitutivo, es decir de la creación jurídica post constituyente.

1. El “Supremacismo Patriarcal” del momento constituyente:

En un documento anterior, realizamos aportes para la comprensión de la despatriarcalización desde nuestra identidad en tanto horizonte constitucional y ¡creemos que se lo hizo…!

Hoy se habla del horizonte despatriarcalizador en los modelos normativos, los diseños institucionales y hasta los proyectos de vida. Se habla también de la despatriarcalización en la formulación de las políticas públicas así como en su gestión y despliegue como fuerza de Estado, de un Estado Plurinacional en transición.

Pero, ahora nos toca utilizar la despatriarcalización como propuesta analítica para comprender un hecho poco conocido por los movimientos de mujeres, particularmente el de mujeres indígenas originarias campesinas, de mujeres trabajadoras del campo y la ciudad…

Nos toca recordar que entre el proyecto de constitución aprobado en la ciudad de Oruro el 9 de diciembre y los acuerdos congresales del 21 de octubre del 2008, las mujeres vimos una vez más los efectos perversos del supremacismo patriarcal.

Llamamos supremacismo patriarcal, al proceso por el cual, el

lenguaje androcéntrico del derecho

[1] se convierte en un mecanismo permanente donde el patriarcado –como sistema de dominio social- se expresa en la construcción de las leyes, los reglamentos o cualquier forma de normatividad legal, para visibilizar[2] el hecho se necesita metodologías que desnuden y denuncien el patriarcado legal, para ayudarnos a comprender el porqué de su eficacia histórica y política.

Al respecto la jurista Alda Facio nos propone que: “Una de esas metodologías que tendría que utilizar sería la de la

reconstrucción como método de análisis de los conceptos supuestamente neutros para demostrar su verdadera naturaleza androcéntrica, así como para visibilizar las relaciones de poder que oculta

[3]

El presente artículo recupera la propuesta de Facio, para indagar en 6 artículos del proyecto de constitución de Oruro relativos a su programación despatriarcalizadora y los resultados emergentes del acuerdo congresal de octubre del 2008. Y con ello podremos evidenciar la naturaleza práctica del supremacismo patriarcal en la construcción normativa.

El ejercicio puede parecer hasta extemporáneo-por el tiempo pasado entre la aprobación del proyecto de constitución de Oruro y el tiempo actual-, sin embargo y como lo dijimos arriba, visibilizar el hecho es una cuestión política, reconstruir la genealogía de la tensión entre

despatriarcalización en profundidad

(en el proyecto de Oruro) y

regresión patriarcal

(el acuerdo congresal), nos oferta enseñanzas para la historia, una historia de desarrollo normativo que apenas empieza[4].

La idea, en resumen, es visibilizar la regresión patriarcal del acuerdo congresal realizado el 2008 acerca de seis artículos de los casi 30 que hacen referencia a los derechos de las mujeres, una regresión que debilita la profundidad despatriarcalizadora del proyecto de constitución aprobado en Oruro.

Cuestión de historia?, no, sino cuestión política, para que la memoria nos duela, para que el pasado sea un lugar de aprendizaje y no de amnesia colectiva. Para que la historia -como bien lo dice Eduardo Galeano- no nos mienta ni por lo que dice, ni por lo que calla, ni por lo que anuncia…

Sin duda el proceso constituyente boliviano, que no ha concluido aún, es un dato de poder, donde la intensidad de los debates es el resultado de la intensidad de urgencias colectivas, de urgencias creativas sobre cómo resolver problemas históricos, sobre cómo reparar injusticias históricas, particularmente sobre la mitad de la humanidad.

Los procesos legislativos o de juridificación post constituyente con su resultado final: Los Códigos y las leyes, no son hechos que se dan en el vacío, por el contrario responden exactamente a determinadas condiciones históricas y en esencia a la historia misma del

poder

, y en el caso presente, a la historia del

constitucionalismo

, historia que no es nada inocente por supuesto.

En efecto para Michel Foucault, “[…] la cuestión del poder se simplifica cuando se plantea únicamente en términos de legislación o de Constitución; o en términos de Estado o de aparato de Estado. El poder es sin duda más complicado, o de otro modo, más espeso y difuso que un conjunto de leyes o un aparato de Estado. No se puede comprender el desarrollo de las fuerzas productivas propias del capitalismo, ni imaginar su desarrollo tecnológico, si no se conocen al mismo tiempo los aparatos de poder”.[5]

Revisemos entonces los textos en cuestión, o dicho de otra forma revisemos la cuestión del poder patriarcal en momento constituyente…

Para ello mostramos los artículos en dos columnas, la primera a la izquierda es el texto aprobado en Oruro, la segunda columna es el texto que “sale” del viejo y ya enterrado Congreso de la República producto de un acuerdo que viabilizó la realización del Referéndum Aprobatorio y Dirimidor.

El acuerdo congresal representa además, el lugar donde las tensiones históricas buscan su resolución, luego de la insurgencia constituyente que duro entre agosto del 2006 y diciembre del 2007, un acuerdo que como diría Félix Cárdenas constituyen el logro de “[…] haber pasado el rio, aún sin mojarse los pies, montados en un burro, ese burro se llama PODEMOS”.

a) Estado Plurinacional Vs. Republica de Bolivia

TEXTO ASAMBLEA CONSTITUYENTE

TEXTO ACUERDO CONGRESAL

Artículo 11

II.

El Estado

adopta para su gobierno la forma democrática participativa, representativa y comunitaria, con equivalencia de condiciones entre hombres y mujeres.

Artículo 11

II.

La república de Bolivia

adopta para su gobierno la forma democrática participativa, representativa y comunitaria, con equivalencia de condiciones entre hombres y mujeres

Comentario.- Si recordamos con atención los debates en el seno de la Comisión Visión de País Nº 1, uno de los ejes de conflicto radicaba en le negación del

republicanismo[6]

como eje de referencia en la caracterización del Estado, de hecho en el Preámbulo de la Constitución Política del Estado se señala que “

Dejamos en el pasado el estado colonial, republicano y neoliberal. Asumimos el reto histórico de construir colectivamente el Estado Unitario Social de Derecho Plurinacional Comunitario

Pero el acuerdo congresal asumió que era posible la convivencia entre republicanismo y Estado Plurinacional, por ello es que la “República de Bolivia” como caracterización reaparece en diversos lugares del texto constitucional, en la pretensión de debilitar la caracterización de Estado Plurinacional.

El hecho en sí mismo no parece ser peligroso, pero así es el peligro, no se muestra a sí mismo como peligro, sino como un dato aséptico –neutral- de poder.

Palabras clave: Estado – Republica de Bolivia

b) Gratuidad de la seguridad social Vs. Derecho de acceso

TEXTO ASAMBLEA CONSTITUYENTE

TEXTO ACUERDO CONGRESAL

Artículo 45

I. Todas las bolivianas y los bolivianos tienen derecho a la seguridad social

con carácter gratuito.

III. El régimen de seguridad social cubre atención por enfermedad, epidemias y enfermedades catastróficas; maternidad y paternidad; riesgos profesionales, laborales y riesgos por labores de campo; discapacidad y necesidades especiales; desempleo y pérdida de empleo; orfandad, invalidez, viudez, vejez y muerte; vivienda, asignaciones familiares y otras previsiones sociales.

Artículo 45

I. Todas las bolivianas y los bolivianos tienen derecho a

acceder

a la seguridad social.

III. El régimen de seguridad social cubre atención por enfermedad, epidemias y enfermedades catastróficas; maternidad y paternidad; riesgos profesionales, laborales y riesgos por labores de campo; discapacidad y necesidades especiales; desempleo y pérdida de empleo; orfandad, invalidez, viudez, vejez y muerte; vivienda, asignaciones familiares y otras previsiones sociales.

Comentario.- Este articulo muestra una diferencia sustancial en cuanto al horizonte de las políticas públicas post constituyente, si leemos entre líneas, o realizamos una lectura sintomal, para hallar los rincones ideológicos, podemos concluir que, el texto de Oruro deja como eje programático la obligatoriedad de la seguridad social con carácter gratuito, y por el contrario el acuerdo congresal deja la seguridad social a un futuro siempre ligero.

La diferencia sustancial entre uno y otro texto es que el primero tiene carácter de obligatoriedad inmediata, mientras que el segundo nos remite a un futuro de largo plazo.

Palabras clave:

con carácter gratuito – acceder

c) Autonomía igualitaria Vs. Autonomía federalista

TEXTO ASAMBLEA CONSTITUYENTE

TEXTO ACUERDO CONGRESAL

Artículo 271

Los principios del ordenamiento territorial y del sistema de descentralización y autonomías son la unidad,

solidaridad, bien común, autogobierno, igualdad, reciprocidad, subsidiariedad, gradualidad, participación

y control social, provisión de recursos económicos, y preexistencia de las naciones y pueblos indígena originario campesinos.

Artículo 270

Los principios

que rigen la organización

territorial y

las entidades territoriales

descentralizadas y autónomas son: la unidad,

voluntariedad

, solidaridad,

equidad,

bien común, autogobierno, igualdad, c

omplementariedad

, reciprocidad,

equidad de género

, subsidiaridad, gradualidad,

coordinación y lealtad institucional,transparencia

, participación y control social, provisión de recursos económicos y preexistencia de las naciones y pueblos indígena originario campesinos,

en los términos establecidos en la Constitución.

Comentario.- Uno no puede más que alegrarse al ver el crecimiento principista entre el artículo de origen y el artículo del congreso, pero cuando la limosna es grande hasta el mendigo desconfía dice el conocimiento popular.

Sin duda el añadido principista de la equidad y la equidad de género como marcos constitucionales del régimen de autonomías constituyen una ampliación de los derechos de género en el nuevo ordenamiento territorial.

Pero de lo que se trata en el fondo es de ampliar los marcos de acción de quienes propugnan un modelo autonómico de base federalista, la tensión entre una y otra opción dio lugar a un texto finalmente aprobado, que abre y cierra a la vez, abre el espíritu principista a la voluntariedad (de quien sabe qué tipo de voluntad), a la vez que cierra un marco constitucional dingo y con los derechos de género en la administración de las gobernaciones departamentales y los gobiernos municipales.

Sin duda, es un caso de estudio para comprender el campo político que el país tuvo que soportar entre 2005 y 2009, donde la derecha aún tenía presencia protagónica en el seno del extinto Congreso de la República.

Palabras clave: equidad de género – voluntariedad.

d) Promoción, planificación y gestión de proyectos productivos Vs. Promoción y desarrollo de proyectos y políticas.

TEXTO ASAMBLEA CONSTITUYENTE

TEXTO ACUERDO CONGRESAL

Artículo 301

Son competencias de los gobiernos de los departamentos autónomos, en su jurisdicción:

12.

Promoción, planificación y gestión de estrategias y acciones para la equidad e igualdad de oportunidades para hombres y mujeres en proyectos productivos.

Artículo 300

I. Son competencias

exclusivas

de los gobiernos departamentales autónomos, en su jurisdicción:

30.

Promoción y desarrollo de proyectos y políticas para niñez y adolescencia, mujer, adulto mayor y personas con discapacidad

Comentario.- Al igual que en el caso del artículo 11 comentado en este artículo se puede señalar que, bajo el pretexto de darle mayor calidad técnica a la redacción del artículo en cuestión, y con el marco referencial del constitucionalismo social de derecho, se corta en seco la obligatoriedad estatal inmediata por parte de las gobernaciones, cerrando además esa obligatoriedad a los proyectos productivos, el artículo 300 del acuerdo congresal diseña un texto débil en obligación estatal, un texto para decirlo en términos de Idón Chivi, un derecho hipócrita que ofrece lo que no va a cumplir, y hace al revés de lo que el derecho dice.

Pero algo más, en el artículo del texto congresal se elimina del texto a los “hombres”

De hecho, entre una redacción y otra, lo que encontramos es un debilitamiento del horizonte despatriarcalizador en profundidad de la versión de Oruro a la versión de La Paz.

Palabras clave: Promoción, planificación y gestión de estrategias y acciones para la equidad e igualdad de oportunidades para hombres y mujeres en proyectos productivos – Promoción y desarrollo de proyectos y políticas para niñez y adolescencia, mujer, adulto mayor y personas con discapacidad.

e) Existir o no existir?

TEXTO ASAMBLEA CONSTITUYENTE

TEXTO ACUERDO CONGRESAL

Artículo 302

I.

Las competencias de las regiones autónomas en su jurisdicción podrán ser

:

13.

Promoción, planificación y gestión de estrategias y acciones para la equidad e igualdad de oportunidades para hombres y mujeres en proyectos productivos

Eliminado

Comentario.- En el acuerdo congresal de La Paz, se decidió por el siguiente texto constitucional “La región una vez constituida como autonomía regional, recibirá las competencias que les sean transferidas o delegadas”, ¿qué se pierde? Veamos:

Promoción, planificación y gestión de estrategias y acciones para la equidad e igualdad de oportunidades para hombres y mujeres en proyectos productivos.

f) Despatriarcalización de las políticas públicas municipales Vs. Regresión patriarcal.

TEXTO ASAMBLEA CONSTITUYENTE

TEXTO ACUERDO CONGRESAL

Artículo 303

I. Son competencias de los municipios autónomos, en su jurisdicción:

2.

Desarrollo de programas y proyectos sociales sostenibles de apoyo la familia, a la defensa y a la protección de la mujer, de la niñez y de la adolescencia, de las personas adultas mayores y de las personas con discapacidad

21.

Incorporación de la equidad e igualdad en el diseño, definición y ejecución de las políticas, planes, programas y proyectos municipales, prestando especial atención a la equidad de género

Artículo 302

I. Son competencias

exclusivas

de los

gobiernos municipales

autónomos en su jurisdicción:

39.

Promoción y desarrollo de proyectos y políticas para niñez y adolescencia, mujer, adulto mayor y personas con discapacidad

Comentario.- Este artículo expresa de modo nítido lo que afirmamos arriba, la pugna entre despatriarcalización y regresión patriarcal en dos momentos clave de la historia constitucional reciente, Oruro y La Paz.

Y es que bajo el pretexto de redacción adecuada, guardando reglas de técnica jurídica, enmarcados en el constitucionalismo social de derecho, el artículo pierde su fuerza histórica y política que señala al gobierno municipal, sus competencias en materia de despatriarcalización. Es decir en materia donde no solo se trata de mujeres, sino ir mucho más allá, pensar a la humanidad como un todo.

Como puede notarse a simple vista, la redacción de Oruro ocupa mas obligaciones del gobierno municipal, mientras que la redacción de La Paz, reduce en gran medida esas obligaciones.

Sobran mayores comentarios…

2. Despatriarcalización en momento constitutivo: el caso de la Ley “Avelino Siñani – Elizardo Pérez”

Dice la Ley:

Artículo 3. (Bases de la educación). La educación se sustenta en la sociedad, a través de la participación plena de las bolivianas y los bolivianos en el Sistema Educativo Plurinacional, respetando sus diversas expresiones sociales y culturales, en sus diferentes formas de organización. La educación se fundamenta en las siguientes bases:

Es descolonizadora, liberadora, revolucionaria, anti-imperialista, despatriarcalizadora y transformadora de las estructuras económicas y sociales; orientada a la reafirmación cultural de las naciones y pueblos indígena originario campesinos, las comunidades interculturales y afrobolivianas en la construcción del Estado Plurinacional y el Vivir Bien.

Artículo 4. (Fines de la educación).

(…) 6. Promover una sociedad despatriarcalizada, cimentada en la equidad de género, la no diferencia de roles, la no violencia y la vigencia plena de los derechos humanos.

Como se ha visto la despatriarcalización desde nuestra identidad, adquiere estatus normativo, precisamente donde requiere: la Educación y no solo como base de la educación sino también como fin de la educación.

¿Qué quiere decir todo ello?

Primero que la educación tiene como base, ser descolonizadora y plurinacional para Vivir Bien.

Segundo, el Estado tiene la obligación de reparar viejas estructuras de injusticia tanto en los modelos jurídicos, como en los diseños institucionales y los proyecto de vida para promover una sociedad despatriarcalizada.

La despatriarcalización es una de las bases de la Ley de Educación Avelino Siñani-Elizardo Pérez, además un fin para promover una sociedad despatriarcalizadora. Entonces la despatriarcalización no se limita solamente a una reflexión y espacios de discusión y desarrollo de teoría, sino al desarrollo de políticas públicas, hoy en materia normativa educativa.

La despatriarcalización en la Educación es el enfrentamiento contra todas las relaciones sociales de dominio patriarcal, que están simbolizados en lo cultural, social, económico y político.

Se debe promover la eliminación de las relaciones sociales patriarcales, en los currículos base y regionalizados para los educadores, como lo establece el artículo 78 y 79 de la Constitución Política, con el fin de respetar lo plurinacional de todo el país.

La despatriarcalización debe establecer un nuevo modelo de enseñanza basada en la igualdad de todos los alumnos, padres, docentes, sin ninguna discriminación, que elimine los roles de los géneros, estereotipos, costumbres y prejuicios en contra de las niñas y jóvenes.

El desafío que tiene la ley Avelino Siñani – Elizardo Pérez, es principalmente el de revolucionar el sistema educativo impuesto, profundizar el proceso de cambio, donde las mujeres son la revolución dentro de la revolución.

Entonces el desafío de la despatriarcalización y la descolonización desde nuestra identidad tiene que acompañar al desarrollo normativo que se va generando a través proyectos de ley de la Asamblea legislativa, como de las iniciativas ciudadanas que se van generando en la sociedad organizada.

En conclusión y para abrir el debate…

Entonces, el proceso de desarrollo normativo post constituyente abre un fuerte campo lingüístico de construcción de una nueva semántica política que proviene de viejas luchas emancipatorias, pocas veces tomada en cuenta como formadora de conceptos radicales, radicalizadora de la igualdad de género, y por ello mismo insurgente contra la colonialidad del poder del saber, del ser y de la Pachamama.

Insurgente y emancipatoria del patriarcado neoliberal de base colonial, en efecto y tal como lo señala acertadamente Marcela Lagarde “El neoliberalismo patriarcal es opuesto a un desarrollo que elimine la desigualdad y el régimen político no asegura la participación democrática mayoritaria.

Las instituciones del Estado deben ser reformadas radicalmente de tal manera que el Estado deje de ser un lastre y se convierta en promotor de las innovaciones

” en ese camino está la Unidad de Despatriarcalización.

Pero y fundamentalmente, pensar la despatriarcalización como una estrategia emancipatoria, visibilizadora de las estrategias patriarcales del poder y las tácticas democráticas de la despatriarcalización.

Es decir una teoría despatriarcalizadora crítica y sin concesiones, en efecto y tal como lo plantea Santiago Castro – Gómez quien considera que “[…] que el gran desafío para las ciencias sociales consiste en aprender a nombrar la totalidad (con su persistente rostro colonial) sin caer en el esencialismo y el universalismo de los metarelatos. La tarea de una teoría crítica de la sociedad es, entonces, hacer

visibles

los nuevos los mecanismos de producción colonial de las diferencias […] Para el caso latinoamericano, el desafío mayor radica en una “descolonización” de las ciencias sociales y la filosofía”.

Yo añadiría,

una despatriarcalización mayor de las ciencias sociales y la filosofía.

Bibliografía utilizada:

Brown, Wendi & Patricia Williams; La Critica de los Derechos. Bogotá: Universidad de los Andes – Instituto Pensar – Siglo del Hombre. 2003.

Facio, Alda; “Hacia otra teoría crítica del Derecho” En:

Las fisuras del patriarcado, Reflexiones sobre Feminismo y Derecho

. Quito: FLACSO, 2003, (Gioconda Herrera, coordinadora).

Foucault, Michel:

“El ojo del poder”

, Entrevista con Michel Foucault. En: Bentham, Jeremías:

“El Panóptico”

, Ed. La Piqueta, Barcelona, 1980. Traducción de Julia Varela y Fernando Álvarez-Uría.

García Linera, Álvaro;

El oenegismo enfermedad infantil del derechismo: (O cómo la “reconducción del Proceso de Cambio es la reestructuración neoliberal

). La Paz: Vicepresidencia del Estado Plurinacional, 2011

Herrera, Gioconda; (Coord.)

Las fisuras del patriarcado, Reflexiones sobre Feminismo y Derecho

. Quito: FLACSO, 2003,

Lagarde, Marcela; ¿Porqué una Constituyente Feminista? Por la vida y la libertad de las mujeres. Ciudad de México, 30 de Noviembre de 2006

Paredes, Julieta; Asamblea Feminista. s/n/t, abril 2005
Viceministerio de la Mujer – Instituto de la Judicatura; Módulo Instruccional de Género. Sucre – La Paz: Ministerio de Desarrollo Sostenible – Viceministerio de la Mujer – Instituto de la Judicatura, 2004.

Vicepresidencia del Estado Plurinacional de Bolivia; Enciclopedia Histórica Documental del Proceso Constituyente Boliviano. Tomo II, Vol. 1. Visión de País: Exposición de las Representaciones Políticas * Deliberaciones sobre propuestas de Visión de País. La Paz: Vicepresidencia del Estado Plurinacional. 2011 (en prensa)

[1] Para una revisión rápida del lenguaje sexista u androcéntrico del derecho puede verse: Brown, Wendi & Patricia Williams; La Critica de los Derechos. Bogotá: Universidad de los Andes – Instituto Pensar – Siglo del Hombre. 2003. Para una reflexión sobre el lenguaje masculinizado del Derecho véase: Módulo Instruccional de Género. Sucre – La Paz: Ministerio de Desarrollo Sostenible – Viceministerio de la Mujer – Instituto de la Judicatura, 2004. Para una visión del feminismo radical véase de Paredes, Julieta; Asamblea Feminista. s/n/t, abril 2005

[2] Una de las tácticas (tareas específicas) de la Unidad de Despatriarcalización en su despliegue institucional señala que la

visibilización del patriarcado

constituye su primera tarea estatal. (Cf. Misión y Visión de la Unidad de Despatriarcalización. Junio 2011)

[3] Cf. “Hacia otra teoría crítica del Derecho” En:

Las fisuras del patriarcado, Reflexiones sobre Feminismo y Derecho

. Quito: FLACSO, 2003, (Gioconda Herrera, coordinadora). Pág. 19

[4] Que el hecho no haya sido denunciado por las organizaciones de mujeres que cuentan con “intelectuales” dedicadas exclusivamente a la cuestión de género (oeneges, fundaciones, centros de estudio, etc.) y que vieron el proceso con

un silencio bastante parecido al de la estupidez

, es un síntoma de cómo la oenegización de la realidad y los intereses que ello conlleva impiden una lectura política de los procesos histórico., Apegados como están al cumplimiento de sus objetivos institucionales, pierden el sur de las tareas emancipatorias.

[5]Foucault, Michel:

“El ojo del poder”

, Entrevista con Michel Foucault. En: Bentham, Jeremías:

“El Panóptico”

, Ed. La Piqueta, Barcelona, 1980. Traducción de Julia Varela y Fernando Álvarez-Uría.

[6] Cf. Enciclopedia Histórica Documental del Proceso Constituyente Boliviano. Tomo II, Vol. 1. Visión de País: Exposición de las Representaciones Políticas * Deliberaciones sobre propuestas de Visión de País. La Paz: Vicepresidencia del Estado Plurinacional. 2011 (en prensa)

* Consultora del Centro de Promoción de la Mujer Gregoria Apaza para la Unidad de Despatriarcalizacion del Viceministerio de Descolonización.