En la cosmovisión andina se sentencia “AMA LLUNKU”, que en encastellano criollo podría traducirse como no seas tira saco, lame botas, etc. Esta advertencia, más que sumarse a la trilogía de “ama suwa, ama llulla, ama qhella (no seas flojo, no seas mentiroso ni seas ladrón), las engloba. Los llunkus son mentirosos, son flojos (aunque vivan en el falso afán para aparentar lo contrario) y son ladrones de tiempo, de esfuerzo, de trabajo ajeno y en un 90% de los casos, también, de bienes ajenos (casi nadie que haya superado la categorización freudiana de oralidad, chupa tanta media sin querer alguito cambio).

Peligros del LLUNKERIO para un gobierno: Es la receta perfecta para mandarse cagadas, ya que el que escucha a un llunku, difícilmente le achunta a algo. ¿Qué puede asesorar alguien que ocupa su tiempo pensando qué es lo que quieren escuchar el jefecito?

Consecuencias de fomentar el LLUNKERIO: No es necesario ser uno de estos opinólogos de los medios para darse cuenta que los quilombos sociales que sufre el MAS son consecuencia del manejo clientelar o llunkístico de los asuntos públicos.

La sentencia del señor Presidente de que sus colaboradores son soldados del cambio, que creíamos metafórica, los ministros la tomaron de forma textual y como buenos soldados dejaron de pensar. Un gobernante necesita asesores, no llunkus que operen cualquier rabieta presidencial o vicepresidencial, porque eso fue la intervención a la marcha del Tipnis.

En el caso de Vicepresidente convengamos que no necesita llunkus, porque él mismo se auto-lunkiso frente al espejo, hace tiempo, hasta convencerse y convencer al presidente de que él es el único que piensa. Fruto de esto, a todos los colaboradores que osaron dejar de ser soldados, no en términos de disciplina sino de pensamiento, los echaron con una patada en el culo, sin pensar que cambiar a Alejandro Almaraz o Juan Pablo Ramos por Sachita es una cretinada.

Explicaciones con las que hasta los más llunkus desvían la mirada

* Con la carretera por el Tipnis no vamos a afectar 300 km, sólo 60 Km”. Lo único que explica semejante boludez es que no hay una política de protección de áreas protegidas, valga la redundancia. Imaginémonos lo que pasaría con la construcción de la carretera, desaparecería todo el parque en dos años.

* “Con la carretera sólo vamos deforestar (haber llevo 1, me prestó 3, más 4, menos 5) 918 hectáreas, mientras que en Santa Cruz se deforestan 250.000 hectáreas por año”. ¡Mejor explíquennos porqué carajo no hacen nada para disminuir la deforestación en Santa Cruz!

* “No vamos a permitir nuevos asentamientos de colonos (perdón, mega ultra interculturales) en el parque nacional”. Eso suena parecido a: “no vamos a permitir más autos chutos”, “vamos a luchar contra el contrabando…”. ¿Por qué tendríamos que creerles, si hasta ahora el súper Estado sólo existe en la súper imaginación del vicepresidente?

* “La intervención a la marcha por la defensa del Tipnis la ordenó el cabo Chura porque nos odia”. Jajajajaja. Mejor usen el mismo pretexto de García Meza: “Cuando mataron a Marcelo Quiroga yo estaba en Trinidad y no había teléfono”.

* “La carretera es vida, es salud, es educación”. Semejante explicación no se le hubiera ocurrido ni a Henry Ford. Señor vicepresidente, las carreteras por sí solas no traen nada; si quiere comprobarlo vaya a buscar atención médica al Hospital de Clínicas (Avenida Saavedra; asfaltada, cuatro carriles, iluminación, pasarelas…) y veamos cómo le va.

* “La carretera no está sobrepreciada; es más barata que Cotapata – Santa Barbara”. Bajo esa lógica propongamos que le den el Nobel de la paz a George Bush; al final, al lado Hitler, es un santo.

Revertir la LLUNKIZACIÓN del proceso de cambio

Es hora de hacer un mea culpa, que no es lo mismo que mearse en las culpas. No basta con caer en la mitomanía, que lo único que hace es seguir posponiendo el debate interno. ¿Qué solucionamos coartando la pluralidad de opiniones a nombre de una disciplina partidaria que deja como únicos interlocutores a la tropa de estrechos mentales de la oposición derechista, que son el resabio de los fascistas que no pudieron entrar por las puertas abiertas y generosas del MAS?

También hay que dejar de cubrir nuestras espaldas con la teoría de la conspiración, hay que dejar de pensar sólo en la conspiración y ocuparse de las cretinadas propias.

Consejo para los amigos del Tipnis: No cometan la misma boludez del MAS, no dejen que cualquier m… se suba a su carro; su causa es justa y se bastan solos para ganar adhesión del común de los ciudadanos; sus esclavizadores de siempre no tienen nada que aportar a su lucha, y sí mucho que quitarle.

¡Fuerza!

* Lamer botas, chupar medias, tirar sacos, alcahuetear, sobar maso, waipear, mascar trapo, ser boca dulce, chupar suelas, servilonear, corchearse, calentar oídos, franelear… La anterior edición del LLunku, ahora LLunkerios, del 12 de mayo de 2010, se titulaba “LLUNKERIOS, MANUAL PARA GOBERNANTES”. No es que ahora queramos ganar el rótulo de visionarios, pero si queremos compartir una reedición para la reflexión.