Estocolmo, (PL).- Tres estadounidenses fueron los acreedores del Premio Nobel de Física 2011, por sus descubrimientos sobre la aceleración de la expansión del Universo a través de observaciones de supernovas muy distantes, informó la Academia sueca de las Ciencias.

Saul Perlmutter, Brian Schmidt y Adam G. Riess son los titulares del preciado reconocimiento, que cada año se entrega en ceremonia oficial el 10 de diciembre, fecha del nacimiento de su autor, Alfred Nobel.

Estos científicos estudiaron varias docenas de explosiones de estrellas, llamadas supernovas, y han descubierto que el Universo se está expandiendo a un ritmo cada vez mayor, y no tan despacio como se creía, destacó el jurado.

Para ello, utilizaron los más sofisticados telescopios, señaló el comité del Nobel y recordó que los nuevos sensores de proyección de imágenes digitales, cuyos autores fueron premiados en 2009 en esta categoría, fue de gran ayuda en las investigaciones realizadas.

El estadounidense Perlmutter, director del Proyecto Cosmológico Supernova, en la Universidad de Berkeley, nació en 1959 en la localidad de Champaign-Urbana. Es miembro de la Academia Americana de las Artes y las Ciencias, y de la Academia Nacional de las Ciencias estadounidense y en 2003 fue elegido miembro de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia.

Ha sido reconocido con importantes premios, como John Scott (2005), el Shaw de Astronomía (2006), el premio internacional Antonio Feltrinelli (2006), el Gruber (2007) y la medalla Albert Einstein (2011).