A 12 días de las inéditas elecciones judiciales en Bolivia, el Presidente Evo Morales, las máximas autoridades de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y las cúpulas sindicales del pro masista Pacto de Unidad unen fuerzas para evitar que el voto nulo se imponga en las urnas el 16 de octubre.

Un total de 5.243.375 bolivianos y bolivianas están habilitados para ejercer su derecho al voto en las elecciones del 16 de octubre. Por primera vez en la historia del país, la ciudadanía elegirá a magistrados de los Tribunales Supremo Electoral, Constitucional y Agroambiental y del Consejo de la Magistratura.

El Presidente Evo Morales, impulsor de la inédita elección de magistrados, ha ganado prácticamente todas las contiendas electorales desde que llegó al gobierno en 2006, pero no está muy seguro de vencer en esta oportunidad.

Y es que un sinfín de irregularidades empañó el nuevo proceso eleccionario desde que fue concebido por la ALP. Por ejemplo, durante la preselección de candidatos no se consideró la capacidad profesional de los postulantes, y se denunció que solo gente ligada al MAS pasó la prueba.

Alegando falta de transparencia y parcialización del TSE con el gobierno, el líder del Movimiento Sin Miedo (MSM) Juan del Granado, y el jefe de Unidad Nacional (UN) Samuel Doria Medina convocaron a la población a rechazar en las urnas la “mañosa” elección, y ahora ambos despliegan una intensa campaña que promueve el voto nulo.

“Nuestra posición es muy clara, son elecciones destinadas a convalidar el cuoteo y la repartija; nosotros vamos a convocar, como lo hemos hecho hasta ahora, a que la población marque NO contra los atropellos, contra la violación de los derechos humanos, contra los contratos irregulares en relación a la carretera (Villa Tunari-San Ignacio de Moxos a través del TIPNIS) y en contra de esta pésima gestión gubernamental”, afirmó Del Granado.

Varias redes sociales, activistas ecologistas y diputados de la alianza opositora Convergencia Nacional (CN) sugirieron a la ciudadanía que pifie su voto escribiendo la palabra “TIPNIS” en la papeleta, como muestra de apoyo a la VIII Marcha Indígena brutalmente reprimida el 25 de septiembre en Yucumo.

En las últimas semanas, las Federaciones de Maestros Urbanos de La Paz y Cochabamba, la Central Obrera Departamental de Oruro, algunas Juntas Vecinales de El Alto y varios gremios antigubernamentales instruyeron a sus bases votar nulo para castigar al “masismo neoliberal”.

El oficialismo desespera

Hasta el mes pasado el Presidente Morales estaba seguro de ganar nuevamente con más del 80% de votos, pero en la última semana su optimismo decayó notoriamente. El lunes, Morales instó nuevamente al pueblo a participar en las elecciones tras recordar que gracias al voto ciudadano él pudo llegar a la Presidencia para dar inicio al denominado “proceso de cambio”.

“El Presidente no tiene ningún candidato, pero aún así vamos a defender la democracia, especialmente a tantos profesionales abogados hijos de campesinos e indígenas que por primera vez (participan) en las elecciones”, destacó Evo el lunes en una entrevista con la cadena de televisión ATB, y denostó una vez más los partidos de “derecha” que impulsan la campaña “antidemocrática” por el voto nulo.

El martes, el Presidente pidió otra vez el apoyo de los campesinos de La Paz en un acto celebrado en el municipio de Taraco. “Gracias al voto de ustedes hemos ganado la Presidencia, y ahora estoy seguro que, con el sí, el día 16 de octubre también vamos a batir récord de 100% en las comunidades”, discurseó.

En la peor crisis política de su administración y ostentando los índices más bajos de popularidad desde que asumió el mando, Morales recomendó a sus bases profundizar la “reflexión política… y si su hermano Presidente se equivoca, dígannos”.

El gobierno descartó la posibilidad de suspender la elección en la eventualidad de que la VIII Marcha Indígena llegue a la sede de gobierno el 16 de octubre. De todos modos, el presidente de la Cámara de Diputados Héctor Arce solicitó encarecidamente a los marchistas del TIPNIS que no perjudiquen las elecciones.

“Hay una razón de importancia y trascendencia extraordinaria en esta elección judicial, que importa por la aplicación de una fórmula totalmente nueva en el mundo que nos va a traer una justicia más transparente, más independiente y humana”, reflexionó Arce.

“No perjudiquemos, no cortemos, no saboteemos la realización de esta elección que tiene una gran trascendencia para la construcción de una mejor justicia en el país, un servicio público fundamental para todos los bolivianos y también para nuestros hermanos indígenas”, clamó el legislador oficialista.

El fin de semana, el Presidente Morales, el Vicepresidente Álvaro García y representantes del pro gubernamental Pacto de Unidad acordaron realizar una “masiva marcha pacífica” el 12 de octubre en la ciudad de La Paz, en respaldo al proceso de cambio y a las elecciones judiciales.

“Será una concentración en defensa de la democracia, del proceso de cambio y un cierre de campaña por el voto por el SI; no será una contramarcha (para contrarrestar a la movilización indígena, como anunciaron algunos dirigentes del MAS); eso no va haber”, garantizó el senador del MAS Isaac Ávalos.

“El Alto junto a las 20 provincias vamos a demostrar la fuerza, no en contra de los hermanos indígenas, sino en defensa de la democracia y del cambio que se está dando en el país; no hagamos caso a los de la derecha como Unidad Nacional o el MSM que sólo quieren hacernos pelear entre hermanos”, recalcó el diputado masista Roberto Rojas.

También participarán en la movilización oficialista la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), la Confederación Sindical de Comunidades Interculturales de Bolivia (CSCIB) y la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias de Bolivia-Bartolina Sisa (CNMCIOB-BS).

La burocracia sindical ya está en campaña abierta para garantizar la participación mayoritaria en las elecciones. “Estamos colaborando en la socialización para el manejo y forma de uso de la papeleta de votación”, reveló la secretaria ejecutiva de la CNMCIOB-BS Julia Ramos.

Entre tanto, el TSE mantiene inalterable su cronograma de actividades y no ha considerado postergar los comicios. Según el vocal Ramiro Paredes, “el pueblo es sabio e inteligente y sostuvo la democracia a través de leyes y no de la violencia o defenestración”.

El TSE ha solicitado presupuesto adicional para redoblar la campaña de difusión de méritos de los candidatos desde el 1 de septiembre, pero hasta la fecha la mayoría de los electores de las ciudades y del campo no conoce a los postulantes.

Con información de ABI.