Estocolmo, (PL).- El campo de la inmunología y su implicación en la defensa ante el ataque de bacterias y microorganismos es el tema de trabajo de los ganadores del Premio Nobel de Medicina y Fisiología. Bruce A. Beutler (Estados Unidos), Jules A. Hoffmann (Francia), y Ralph M. Steinman (Canadá), fueron los premiados por sus aportes, que revolucionaron la comprensión del sistema inmune mediante el descubrimiento de principios fundamentales para su activación.

Beutler y Hoffmann descubrieron que las proteínas del receptor pueden reconocer a los agentes patógenos y activar la inmunidad innata, el primer paso en la respuesta inmune del cuerpo. Por su parte, Ralph Steinman, fallecido el pasado viernes, identificó las células dendríticas del sistema inmune y su capacidad única para activar y regular la inmunidad adaptativa, la última etapa de la respuesta inmunológica durante la cual los microorganismos son eliminados del cuerpo.

Sus descubrimientos proporcionaron nuevos conocimientos sobre la activación y regulación del sistema inmunológico, y permitieron el desarrollo de nuevos métodos para la prevención y tratamiento de las enfermedades, señala el informe emitido por la academia sueca.

El estadounidense Bruce A. Beutler, profesor de genética e inmunología del Instituto de Investigación Scripps, La Jolla, es uno de los tres científicos galardonados hoy con el Premio Nobel de Medicina y Fisiología. Destacado por sus trabajos en la Universidad de Texas sobre el hallazgo del receptor LPS, y estudios de mecanismos moleculares, Beutler, es reconocido ahora por sus investigaciones acerca de la inmunidad innata.

Nacido el 29 de diciembre de 1957, fue el primero en aislar de un ratón un factor génico de la necrosis tumoral, denominado factor alfa (TNF), [2] y en demostrar el potencial antiinflamatorio de la citosina. Realizó otras muchas investigaciones relacionadas con la autoinmunidad.

Es miembro de numerosas sociedades académicas, y ha recibido importantes reconocimientos, entre los que destaca, Premio Shaw (2011), Premio anual de investigación del Instituto Will Rogers (2009), Premio del Centro Médico Albany (2009). También obtuvo el Premio Balzan por la autoinmunidad (2007) y el título de Doctor Honoris Causa en Medicina por la Universidad Técnica de Munich (Alemania, 2007), entre otros muchos.

Ralph Steinman, biólogo canadiense galardonado con el Premio Nobel de Medicina, pero fallecido el pasado viernes, podrá mantener el lauro aún cuando se desconoce como se realizará la entrega. Según los estatutos, el reconocimiento no puede ser concedido a título póstumo, sólo si la persona muriera después de anunciado el mismo. Sin embargo, el caso de Steinman, ha sido declarado “situación única”, ya que el deceso ocurrió horas antes de que fuera tomada la decisión, y el jurado no estaba al tanto de la noticia.

El secretario del Comité Nobel para Medicina, Göran Hansson, señaló que los integrantes del jurado solo lamentan que el científico no pueda recibir el Premio en persona, y que deberán estudiar cómo harán la entrega. “Tenemos que estudiar el reglamento”, explicó. Steinman fue distinguido por sus trabajos sobre el sistema inmunológico, en particular su descubrimiento de la célula dendrítica y su papel en la inmunidad adaptativa. Comparte el reconocimiento con Bruce A. Beutler, de Estados Unidos, y Jules A. Hoffmann, de Francia.

El doctor Jules A. Hoffmann, de nacionalidad francesa, es director de investigación y miembro de la Junta de Administración del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) de Francia y presidente de la Academia francesa de las Ciencias. Es reconocido por sus aportes en la descripción de los mecanismos genéticos que posibilitan y controlan la inmunidad congénita. Sin embargo, en los últimos años destacaron sus trabajos sobre desarrollo y reacciones de defensa de los insectos.

Ha escrito innumerables artículos y recibido entre otros lauros, la medalla de Oro del CNRS (2011), los premios Robert Koch (2004), Balzan (2007) y Shaw (2011), así como el galardón del Centro de Investigación Oncológica William B. Coley (2003).

El pasado año el Nobel de Medicina y Fisiología recayó sobre Robert Edwards por sus aportes a la fecundación in vitro. En 2009, fue concedido a Elizabeth H. Blackburn, Carol W. Greider y Jack W. Szostak, por el descubrimiento de los telómeros.

Mañana martes se conocerá al ganador del premio de Física, y el miércoles el de de Química, mientras que el viernes se conocerá al ganador o ganadores del Nobel de la Paz. Estos galardones fueron fundados en 1901 por su creador Alfred Nobel, el inventor de la dinamita.

Los premios Nobel fueron instaurados en 1901. En más de un siglo de tradición han sido laureados 20 organizaciones y 813 individuos, de ellos 41 mujeres. Los premiados reciben un diploma, una medalla de oro y unos 10 millones de coronas suecas (1,1 millones de euros o 1,5 millones de dólares), cantidad que se reparte si hay más de un ganador en la misma.