El canciller David Choquehuanca fue obligado a encabezar la VIII Marcha Indígena para ayudar a los marchistas a cruzar el primer cerco policial y el bloqueo de los colonizadores en proximidades de Yucumo, informó vía telefónica el representante del Territorio Indígena y Parque nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) Fernando Vargas. Según el gobierno, Choquehuanca y el viceministro César Navarro fueron secuestrados y utilizados como escudos humanos.

El canciller no ha sido secuestrado, ha sido obligado a caminar para cruzar el primer puente, y ahora se le ha pedido que haga gestiones necesarias para que ayude a pasar el bloqueo colonizador en el puente San Lorenzo, informò Vargas a la cadena de televisión PAT.

“Se desmiente categóricamente que se trate de una retención del canciller o su toma como rehén; es una forma para poder pasar el cerco y el bloqueo ante infructuosos acercamientos que hubo con los colonizadores quienes se mostraron reticentes a dejar pasar la marcha indígena, pese a las dramáticas condiciones de escasez de agua y víveres”, explicó vía telefónica el mallku de Conamaq Rafael Quispe.

Choquehuanca y Navarro habrían sido liberados hace minutos y en estos momentos los marchistas se encontrarían a pocos metros del puente San Lorenzo de la localidad de Yukumo, luego de rebasar uno de los dos cercos policiales.