Santa Cruz, (ABI).- Bolivia y China firmaron el jueves por la noche en Santa Cruz seis acuerdos de cooperación bilateral, complementarios a los 10 que rubricaron el agosto pasado en Beijing, que expresan el alto nivel que atraviesa la relación bilateral de 26 años.

Los acuerdos en materia agrícola, de comunicaciones, de incentivos a la inversión, energía, minería y seguridad alimentaria, fueron rubricados en presencia del presidente y vicepresidente bolivianos, Evo Morales y Alvaro García Linera respectivamente, y el vicepremier chino, Hui Liangyu, que desarrolló una histórica visita de Estado de un día a Bolivia.

En un emotivo discurso pronunciado en el salón principal del Hotel Los Tajibos, Hui Liangyu, destacó la “confianza mutua” que La Paz y Beijing consiguieron labrar en los últimos dos meses.

“Contamos con una política amistosa, frecuentes contactos de alto nivel, así como la confianza mutua, lo que conforma las buenas condiciones para la cooperación bilateral, buenos amigos y socios”, subrayó el Vicepremier chino, la primera autoridad de ese rango de ese país que visita Bolivia.

Bolivia y China establecieron relaciones diplomáticas recién en 1985.

Hui Liangyu, que habló en lengua propia, refirió el alto nivel que caracteriza “la flamante” relación de Bolivia y China y dijo que los 16 acuerdos suscritos entre agosto último, cuando Morales cumplió una visita de Estado a Beijing y, ahora último, en septiembre, profundizan la vinculación bilateral.

La firma de los 6 protocolos de cooperación mutua entre China y Bolivia profundizan “la amistad”, promueven “el desarrollo conjunto”, así como “materializan los importantes consensos alcanzados por ambos mandatarios”, Morales y Hu Jintao, el mes pasado en Beijing, destacó.

Por su parte Morales puso en alto relieve que la primera economía mundial pose su ojos en Bolivia, en el marco de una política exterior de cooperación de beneficio mutuo y ganancias compartidas.

“Agradecer por dar importancia a mi país, al pueblo boliviano, Cómo China, un país desarrollado -saludamos, admiramos, respetamos el liderazgo mundial de China- da importancia a Bolivia”, destacó al subrayar, lo mismo que el Vicepremier visitante, la confianza mutua desarrollada en los últimos meses.

“Todo porque tenemos relaciones de mutua confianza, tenemos relaciones de cooperación, de inversión, de créditos, y por eso este trabajo conjunto entre China y Bolivia”, afirmó el mandatario boliviano.

Autoridades de China y Bolivia trabaron dos acuerdos en virtud de los que el gigante asiático otorga 21 millones de yuanes, equivalentes a 3 millones de dólares, para la ejecución de proyectos de inversión y adquisición de bienes de capital, maquinaria de fabricación china.

Morales refirió la entrega de bombas de agua y, de otra parte, también la compra de helicópteros para labores, principalmente de defensa civil.

También firmaron un acuerdo de cooperación estratégica entre los ministerios de Desarrollo Rural y Tierras de Bolivia y de Agricultura de China.

Lo mismo, se pusieron de acuerdo para desplegar tareas de investigación y transferencia y la mejora de la producción agrícola en Bolivia

En el plano financiero el Banco de Desarrollo de China, el mayor del mundo, firmó un consorcio con el estatal boliviano Banco Unión, que implica un fondo de 10 millones de dólares dispuesto por el primero.

Se trata del “primer paso para lograr una cooperación en el ámbito financiero y un trabajo conjunto”, destacó la ministra de Planificación de Desarrollo, Viviana Caro.

En el terreno de las comunicaciones Bolivia y China alcanzaron un acuerdo, plasmado en un convenio, para que la empresa china Wai Wei ayude, con economía y despliegue técnico, a que la boliviana Empresa Nacional de Telecomunicaciones mejore cualitativamente la cobertura de la telefonía celular en las ciudades bolivianas y termine de interconectar el área rural.

Primera potencia económica del mundo, China se convertía ya en el principal socio de Bolivia en materia de integración espacial y terrestre.

China ha comprometido créditos para la construcción de un satélite boliviano y de un tren rápido que vincule el este con el oeste bolivianos, es decir los puertos de Brasil, en el Océano Atlántico, y los de Perú y Chile, en el Pacífico.

El satélite boliviano Tupac Katari, que construye China en base de un crédito de 300 millones de dólares, usará la plataforma satelital DFH-4 diseñada por la Academia de Tecnología Espacial de China.

China busca, asimismo, asociarse a Bolivia, para la industrialización del litio boliviano.

En las salmueras de Uyuni y Coipasa, Bolivia posee una reserva de 100 millones de toneladas de litio, mineral no pesado alternativo a los combustibles fósiles, altamente demandado por la industria automotriz planetaria.

ABI. Copyright 1998-2011.