A los hermanos y hermanas, a los ancianos y jóvenes, a los hombres y mujeres, a los niños y niñas que marchan y se encuentran a 4 km de Yucumo, en la comunidad de limoncitos, sitiados por las hordas de masistas enviadas por el mal gobierno de Evo Morales y Alvaro García Linera; a los hombres y mujeres de Bolivia, a los indignados de todo el mundo:

A los pueblos de nuestro planeta, quienes ven en este proceso una esperanza de construir un nuevo mundo, una nueva sociedad, proceso que es del pueblo y no de unos cuantos que hoy más que gobernantes, fungen de Reyes y Vice Reyes:

Un puñado de gente común, hemos tomado la decisión, de manera colectiva, de partir al encuentro de las casi 2.000 personas, que como dicen los hermanos y hermanas zapatistas, desde el 15 de agosto y aun antes desde el año 1990, han decidido echar a andar la Palabra, para comunicarse con sus iguales en todo el mundo.

Esas hermanas y hermanos que el pasado 15 de agosto tomaron la decisión de marchar más de 600 Km., hoy han avanzado más de 270 Km. y aún faltan 330. El gobierno ha decidido cercarlos, sitiarlos, para eso está utilizando a la Policía y a grupos afines al MAS, parte del pueblo, como nosotros, pero obligados por malos dirigentes que quieren crear un clima de terror y miedo entre los marchistas y la población en general.

Esto nos hace recuerdo de los miedos, las angustias, la impotencia de los cercos a los mineros y obreros en Calamarca en 1986, Amaya Pampa y Capasirca (campamentos mineros) en 1996, cuando los gobiernos dictatoriales, como éste, hicieron lo mismo, cercaron a la gente, pretendiendo ahogar la Palabra y la Esperanza, con la diferencia que ahora usan a nuestros propios hermanos y hermanas, como ya lo hicieron en el Porvenir-Pando, en Huanuni, en Caranavi, en Cochabamba y otros conflictos, donde ya murieron más de 60 compañeros y compañeras. Hoy en la marcha ya murieron dos niños y se lamentaron dos abortos de hermanas marchistas embarazadas.

Hoy están intervenidas nuestras líneas de teléfono, las computadoras, los correos electrónicos de los “opositores y disidentes” y si aún así no encuentran nada “anormal”, nos inventan llamadas a la “embajada gringa” o a los oligarcas del oriente.Cuando este mal-gobierno dialoga y pacta con los poderosos del mundo planes de saqueo y destrucción de nuestra Pachamama, a través del BM, el BNDES de Brasil, el FMI, la CAF, el BID, las transnacionales mineras, petroleras, los Bancos europeos y las organizaciones empresariales de la oligarquía cruceña, se niega a dar la cara a los hermanos de las tierras bajas de nuestra patria.

Este gobierno ha tratado, por todos los medios de desprestigiar este movimiento que se opone a la construcción de una Mega-carretera de mas de 400 Km., que destruirá el territorio indígena y parque nacional denominado Isiboro-Sécure TIPNIS.

La construcción de esta carretera, no solo ha vulnerado la propia Constitución impulsada por este mal-gobierno, que ha institucionalizado el Convenio 169 de la OIT, sino que también viola una serie de leyes y normas que protegen esta área. En los próximos 5 años se habrán destruido más de medio millón de árboles, se habrán destruido especies animales y vegetales únicas en el mundo, se habrá reducido drásticamente la producción de agua por la desaparición de humedad concentrada en esta zona tropical, producto de la tala de árboles y las actividades extractivas que este gobierno pretende realizar allí.

También se han violado procedimientos contractuales, impuestos por los intereses de la oligarquía brasileña, que ha decidido saquear la Amazonía boliviana y construir una vía interoceánica(Atlántico-Pacífico) para continuar con el despojo y explotación de nuestros bienes comunes, es decir, de nuestra vida, dentro del denominado plan IIRSA elaborado por los intereses transnacionales desde el año 2000.Se ha criminalizado y estigmatizado esta demanda de NO a la construcción de esta carretera; se ignoran y se desprecian las alternativas que las comunidades indígenas y la sociedad en general ha ido planteando para la construcción de la misma y que se respete al Parque y Territorio Indígena… no nos han escuchado, mas bien se ha dicho que esta digna marcha de hombres, mujeres, ancianos y ancianas, niños y niñas, todas y todos indígenas, es una marcha financiada por la embajada estadounidense y las fuerzas reaccionarias en Bolivia.

Antes, cuando marchábamos con Evo Morales y varios de los que ahora están diciendo esto, nos decían que éramos financiados por el Narcotráfico o las FARC, ¿Qué diferencia hay en estos estigmas criminalizantes? Esta estigmatización y descalificación de la marcha en defensa de este territorio, las intervenciones telefónicas, la persecución a referentes sociales, el desprecio a las demandas, la sordera de este mal-gobierno, no es mas que el temor al verdadero poder que está en la gente sencilla y trabajadora de nuestro pueblo, que desde hace siglos viene luchando por ser escuchado, por construir un mundo de reciprocidad, de respeto, de solidaridad, de transparencia, de justicia, de trabajo, es decir, un mundo de la alegría.

Denunciamos a la Comunidad Internacional que a estas alturas, este gobierno no solo ha hecho esto, sino que desde hace unos días ha impedido que llegue la asistencia de alimentos, medicamentos, vituallas y agua a la gente en esta marcha. Este es un acto criminal, que vulnera los más elementales Derechos Humanos, de dignidad, de derecho a la protesta y atenta contra la vida de cientos de personas de todas las edades que se encuentran movilizadas.

Por eso, porque amamos la vida, porque estamos en lucha a muerte por la vida, este puñado de hombres y mujeres de las ciudades y los campos, hemos decidido ir al encuentro de nuestros hermanos y hermanas, porque al igual que ellos, tenemos nuestros hijos, nuestras hijas, nuestras hermanas y madres, nuestros abuelos y abuelas, que están en la marcha y que han decidido defender el territorio, la cultura, el agua, los árboles, los animales, las piedras, los pájaros, la Palabra, la esperanza, los sueños, eso que la Pachamama y la vida de manera tan generosa nos ha concedido para el “buen vivir” de todos y todas, no de unos cuantos y unas cuantas.

Nos movilizamos porque existimos, porque nuestros hermanos y hermanas del TIPNIS, no están solos ni solas, porque hemos llorado juntos y juntas muchos años, hemos sufrido, hemos luchado, hemos sentido miedos y angustias y porque nuestro encuentro sirva para prometer que seguiremos soñando, por nosotros, por ustedes, por todos, porque hoy todos y todas somos del TIPNIS, del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro-Sécure.

Contra la sordera y la ceguera

Contra el autoritarismo, por la generosidad

Contra el Desprecio, por la igualdad

Contra la Ignorancia, por nuestros saberes y valores ancestrales

Contra la Soberbia, por la humildad

Contra la represión, por la libertad

Por la Dignidad, contra la discriminación

Por la Madre Tierra que no se la vende ni alquila

Por la Palabra, contra el Silencio y el Olvido

Cochabamba, territorio de lucha y dignidad, septiembre 19 de 2011

Firman:

Oscar Olivera Foronda, Alejandro Alamaráz, Fernando Machicao, Marcelo Rojas, Gabriel Rodríguez, Yajaira San Martin, Maria E. Flores, Fredy Villagomez y Gaston Zeballos.