Trinidad y La Paz (ABI).- Un fallo de la Sala Penal de la Corte Superior de Justicia dejó sin efecto la detención domiciliaria del gobernador del departamento Beni Ernesto Suárez.

El 9 de junio, los fiscales Richard Henry Mercado Ulloa y Germán Guzmán Wilkelman formalizaron la imputación penal contra el gobernador Suárez Sattori por la presunta comisión de los delitos de malversación, uso indebido de influencias, incumplimiento de deberes y otros tipificados en el Código Penal, durante la construcción de los caminos San Ramón-San Joaquín-Buena Vista en 2006. Inició la demanda el Ministerio de Transparencia Institucional y Lucha Contra la Corrupción en 2008.

Según investigaciones preliminares, las autoridades de la entonces Prefectura de Beni habrían incumplido las normas básicas de contratación de bienes y servicios para la construcción de los caminos vecinales San Ramón, San Joaquín, Buena Vista, al firmar un contrato de excepción para la ejecución de la obra. También se evidenció una falta de fiscalización en la obra y el incremento injustificado en la cantidad de metros ejecutados, además del pago de servicios de la obra que no fueron ejecutados.

El 13 de septiembre, los vocales Percy Solares y Miguel Miranda revocaron parcialmente la resolución de la jueza Narda Vega, que impuso la detención domiciliaria de Suárez, es decir que mantuvieron las medidas sustitutivas, excepto la detención domiciliaria.

“He esperado cuatro meses esta determinación”, celebró el gobernador Suárez al término de la audiencia. Su abogado defensor Fernando Galindo explicó que “el gobernador está en libertad de desplazarse a cualquier parte del país, no puede salir del país porque está arraigado”. Suárez debe firmar un libro de control cada semana.