Como dicen últimamente varios voceros gubernamentales, “con todo respeto” siento decirles que sus declaraciones de varios de ellos me decepcionan cada vez más. Por ahora vamos a referirnos a la descoordinación entre los gobernantes, acción que ya se ha convertido en un mal endémico. Y para ello nos ocuparemos de dos hechos: 1) del traumático tema marítimo y 2) de la frustrada idea de expulsar a la Agencia de Desarrollo de los Estados Unidos de Norte América (USAID).

Recordemos que el pasado 23 de marzo, “Día del Mar” perdido, el presidente Morales anunció en forma amenazante que llevaría la causa marítima a tribunales internacionales porque “el pueblo boliviano” ya estaba cansado de reuniones que no llevaban a ninguna solución. Días después, el vicecanciller Alurralde, como si no se hubiera enterado del fin del diálogo, dijo que se está esperando una propuesta de Chile para reanudar el diálogo, lógicamente, en el marco de la emblemática Agenda de los 13 puntos.

Casi inmediatamente, ante la inminente 41 reunión de la OEA (5-7 junio 2011) que se celebraría en El Salvador, algunos voceros adelantaron que la Cancillería haría una declaración importante, buscando el respaldo de los países asistentes para que el tema marítimo sea tratado en forma multilateral y no bilateralmente, como es defendido por la diplomacia chilena. Este anuncio recogido por la Agencia de Noticias Fides (ANF) dice: “El vicepresidente Álvaro García Linera manifestó que en la Asamblea de la OEA, Bolivia buscaría que ‘la resolución de 1979 se ratifique’. Iván Canelas, ministro de Comunicación, dijo que es ‘un asunto regional multilateral y no responde a una cuestión bilateral como mencionaron algunas autoridades de Chile’. Finalmente Diego Pari, embajador de Bolivia ante la OEA, dijo: ‘creemos que en esta asamblea vamos a tener el respaldo correspondiente de los países que siempre se han manifestado a favor de Bolivia’”. http://www.elpotosi.net/2011/0610/22.php.

La expectativa creció; pero, todos quedamos sorprendidos cuando el canciller Choquehuanca, el martes 7 de junio, afirmó en la Reunión de la OEA que el camino es el diálogo y la negociación bilateral… ¡plop!: “Si existe una voluntad real de alcanzar una solución al enclaustramiento marítimo boliviano, demando fraternalmente al señor Canciller de la República de Chile el establecimiento inmediato del diálogo, en el día de hoy, de un proceso de negociación bilateral sobre una propuesta escrita, concreta, factible, teniendo como testigos a todos los países miembros de la Organización de Estados Americanos.” http://laradiodelsur.com/?p=28940

Al final, la tan bullada amenaza de llevar la demanda marítima a estrados internacionales no llegó ni llega hasta hoy, pero sí se hizo evidente que no hay una definición clara en tan delicado tema, sobre lo cual cada quien (Presidente, Vicepresidente, Canciller, viceministros, diputados, etc., etc.) dice lo que quiere.

Días después, ya en Bolivia, Choquehanca reafirmó que la negociación es bilateral, aunque la añadió la yapa “de interés hemisférico” y añadió la amenaza de llevar a tribunales internacionales: “…la actual disputa marítima es un tema ‘bilateral de interés hemisférico’, lo cual no descarta que éste pueda ser resuelto por tribunales internacionales, ya que los propios países de la OEA apoyaron esta noción.” http://www.elpotosi.net/2011/0610/22.php

Pero, para los políticos chilenos, somos el hazmerreír, tanto así que uno recién llegado (o traído), Marco Enríquez-Ominami, ex candidato presidencial chileno, con adornos más y con adornos menos dijo que Bolivia debe decidirse por el diálogo o por los tribunales internacionales (lo que significaría enterrar la famosa Agenda de los 13 puntos): “Yo creo que Bolivia tiene que tomar una decisión, si judicializa su demanda marítima no puede al mismo tiempo reclamar que volvamos a la Agenda de los 13 puntos, porque es contradictorio.” (Página Siete, 20.08.2011) http://www.paginasiete.bo/2011-08-21/Nacional/Destacados/06-07-entrevista-001-0821.aspx, afirmación que no la esperaban los funcionarios gubernamentales y que los dejó mal parados, quienes sostienen que pueden llevar la demanda marítima a estrados judiciales internacionales sin romper el diálogo binacional, diálogo que en los hechos ya está roto desde el pasado 23 de marzo.

En síntesis, el lobby con Enríquez-Ominami le salió mal al gobierno de Morales (un tiro por la culata), aunque los medios periodísticos más hincapié hicieron en una frase del político chileno: “…Chile debe ser generoso con Bolivia y Bolivia abierto al diálogo”. http://www.elmostrador.cl/ahora/2011/08/19/enriquez-ominami-pro-aboga-por-una-diplomacia-sin-vetos-entre-chile-y-bolivia/

Tras ese ejemplo de descoordinación o mejor de “lo que no hay que hacer”, vayamos ahora al tema de USAID, y como no podía ser de otra manera, la patada inicial la dio el Presidente el domingo 21 de agosto (día fatídico hace 40 años), acusando a algunos dirigentes indígenas de tierras bajas y protagonistas de la VIII Marcha en Defensa del TIPNIS, de haber tenido conversaciones con funcionarios de la Embajada estadounidense.

La segunda arremetida fue de Juan Ramón Quintana, Director de la Agencia para el Desarrollo de las Macrorregiones y Zonas Fronterizas (ADEMAF) quien acusó (22.08.2011) a la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente, Chaco y Amazonia Boliviana (CIDOB) de haber recibido dinero de USAID, por lo que se infiere que la marcha en defensa del TIPNIS estaría financiada por esa entidad de los EE.UU., en consecuencia, sentenció el funcionario, debe ser expulsada de Bolivia, dando al Presidente y Vicepresidente una conminatoria (24.08.2011) para tal acción: “La última palabra la tiene que dar nuestro presidente, nuestro vicepresidente, el gabinete…” http://www.erbol.com.bo/noticia.php?identificador=2147483948704, además “… expulsar a USAID, es un acto patriótico, debemos tener un mecanismo de presencia y restablecer el liderazgo de nuestros indígenas y no una política impostora que usa a algunos dirigentes de la CIDOB y de la CONAMAQ.” http://www.lostiempos.com/diario/actualidad/economia/20110824/quintana-expulsar-a-usaid-seria-acto-patriotico_139005_284721.html

La amenaza de expulsar a USAID no es reciente. Ya el año pasado (25.06.2010), el Presidente Morales anunció en Quito, durante la Cumbre de la ALBA, que USAID realizaba actividades desestabilizadoras y que sería expulsada del país si es que seguía inmiscuyéndose en asuntos internos de Bolivia: “Morales alertó a la USAID y al gobierno de Estados Unidos que pronto será completamente expulsada del país si no deja de inmiscuirse en los asuntos internos de Bolivia. ‘No me temblaría la mano en expulsar a la USAID de Bolivia’ declaró en aquella Cumbre el Presidente Morales.” http://www.lostiempos.com/diario/actualidad/economia/20110824/quintana-expulsar-a-usaid-seria-acto-patriotico_139005_284721.html

Pero… ¿no es que días antes se anunció que se estaba elaborando un “Convenio Marco” para reanudar plenamente las relaciones con la potencia del norte?, las que no se rompieron del todo (ni se las romperá) porque desde la expulsión del embajador Philip Goldberg, siguieron operando en el país varias instituciones estadounidenses —USAID, la División de Asuntos Antinarcóticos de la Embajada de Estados Unidos en Bolivia (NAS), el Centro Boliviano Americano, American Educational Association (Colegio Calvert)— y muchas ONGs y programas subsidiarios, los que además canalizan cientos de miles de dólares para diversas instituciones del Estado Plurinacional, como también para otras no estatales.

Tal vez la clave de la no expulsión de USAID y del retroceso gubernamental (y desautorización a Quintana) esté en la frase del Presidente: “Alertó… que pronto sería completamente expulsada del país…”, afirmación que indicaría que USAID habría sido expulsada sólo un poquito. ¿Será expulsada algún día completamente?

Los anuncios fueron más pronto que tarde desmentidos por otros altos funcionarios del Estado, quienes señalaron que las amenazas de Quintana de expulsar a USAID eran a nivel personal. Pero, ¿cómo es posible que desde el Palacio de Gobierno, desde el estrado de la Presidencia, se pueda hagan comentarios personales? ¿No hubiera sido mejor que lo hiciera desde cualquier calle? Pero, no sólo eso, sino también que el Canciller que está empeñado en reanudar las relaciones con la potencia del norte dijo que “no se expulsará a USAID” y que “no por culpa de algunos funcionarios” se va a deteriorar la relación entre ambos países. http://www.erbol.com.bo/noticia.php?identificador=2147483948777 ¿La alusión de Choquehuanca se refería a los funcionarios de Estados Unidos o al aludido director de ADEMAF que desde lugares oficiales dice opiniones personales? Lo dicho no quedó claro, pero a Quintana le salió el tiro por la culata.

Creo que las idas y vueltas, los dichos y desmentidos, los dimes y diretes, etc., etc., de los altos funcionarios del Estado Plurinacional le harían decir a Mario Moreno Cantinflas una de sus famosas frases: “¡Lo que es la falta de ignorancia!”

*Historiador y periodista. Publicado en: Aqui Nº 41 www.semanrioaqui.com http://aqui-avance.blogspot.com http://a-rajatabla.blogspot.com