(Comisión de Comunicación de la Marcha).- Las organizaciones y pueblos originarios en la VIII Marcha Indígena reanudaron la marcha hacia La Paz, luego de que los ministros del gobierno abandonaran el diálogo sin lograr ningún tipo de avance en la primera de las 16 demandas de los marchistas. En su larga caminata hacia La Paz, los caminantes enfrentarán un bloqueo en Yucumo, a 50 kilómetros de San Borja, donde un grupo de campesinos afines al oficialismo pretende forzarlos a negociar un acuerdo con el Presidente Evo Morales.

En la mañana del día 22 de la marcha, llegaron al campamento de El Motacuzal los ministros de la Presidencia Carlos Romero; de Justicia Nilda Copa; y de Hidrocarburos José Luis Gutiérrez, más algunos funcionarios. El día anterior, lunes, habían mandado una carta a los marchistas. En ella pedían reiniciar el diálogo, contemplando la posibilidad de que la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos pasara por fuera del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), demanda impulsora de la octava marcha.

Era la primera vez que el gobierno se abría a esta posibilidad. El fin de semana pasado, había presentado a los marchistas seis posibles tramos de la ruta mencionada, pero todos pasaban por dentro del TIPNIS. La trampa en la carta de ayer de los ministros residía en la aclaración de que aceptarían desviar su proyecto de carretera siempre y cuando la propuesta de los indígenas fuera sustentable financieramente, técnicamente, culturalmente y variados etcéteras que hacían difícil conseguir respeto del gobierno hacia el territorio indígena.

En la reunión de hoy, los discursos a veces tenían que detenerse porque el orador (u oradora) había quedado tapado por una nube de polvo, arrastrada por los vientos fuertes de estos días. Además, el humo persistente de los chaqueos dificultaba todavía más la visión entre los dialogantes.

Las banderas de las organizaciones y pueblos indígenas tenían atadas bolsas negras, a modo de crespón por la muerte de Juan Uche Noe, de ocho meses, posiblemente por una infección intestinal. Había nacido en el Territorio Indígena Multiétnico (TIM) y fue enterrado ayer en el cementerio de San Borja. Días atrás había fallecido a causa de un accidente en la marcha Pedro Moye Noza, mojeño de 13 años.

Esta mañana, los ministros exigían a los indígenas que presentaran una propuesta alternativa de carretera que no fuera por el TIPNIS y cuyo costo no superara al cotizado por el gobierno nacional. Las y los marchistas respondían que no habían solicitado la carretera, por lo tanto no tenían que proponer otro proyecto. Solamente exigían que ese camino asfaltado no pasara por dentro del territorio donde viven yuracarés, chimanes y mojeños.

“Hoy día hemos reiniciado el diálogo de buena fe con los ministros de alto nivel enviados por el presidente del Estado Plurinacional, a solicitud de ellos. A partir de las 12 y 10 solicitaron un cuarto intermedio. Han manifestado que ellos han agotado del todo las instancias de negociación y que para estos temas de discusión –los casos del TIPNIS y el Aguaragüe- se necesita una decisión política. Se habían comprometido a volver a las tres de la tarde para responder si el Presidente de Estado Plurinacional iba a constituirse acá, en la columna de la marcha. Pero han abandonado el diálogo, se han escapado. Y solamente han enviado una carta, a la cual vamos a dar lectura”, dijo el tacana Adolfo Chávez Beyuma, presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB).

La carta de los ministros

San Borja, 6 de septiembre de 2011. Despacho número 990/2011. Sres Comité Político de la Octava Marcha, de Carlos Romero, ministro de la Presidencia, Nilda Copa, ministra de Justica, José Luis Gutiérrez, ministro de Hidrocarburos. Presente.-De nuestra mayor consideración: Luego de la reunión sostenida el día de hoy, 6 de septiembre, entre el Comité Político de la Octava Marcha y la Comisión de Alto Nivel del Gobierno Nacional, donde se rechazaron todas las propuestas del gobierno nacional, negándose a presentar otra alternativa, y solicitando la presencia del Presidente del Estado Plurinacional, Evo Morales, como único medio para continuar el diálogo, se les comunica, tal como se les planteó desde el primer acercamiento al diálogo, que la comisión de ministros goza de amplios poderes de decisión.

Por tanto, no es necesaria la presencia del Presidente del Estado Plurinacional, Evo Morales, en la Octava Marcha. Sin embargo, comprendemos sus expectativas de un diálogo directo con el Presidente, el que se podría considerar en otro escenario y bajo diferentes circunstancias. Al mismo tiempo, ratificamos la necesidad de iniciar el proceso de consulta con los actores involucrados, en aplicación de la Constitución Política del Estado y las normativas internacionales aplicables. La Comisión de Ministros estará a su disposición y a la espera de su respuesta para dar continuidad al diálogo. Sin otro particular, los saludamos atentamente”.

Chávez: “Que no sea un Porvenir”

“Los ministros ya han abandonado la reunión, no se han hecho presentes”, dijo Chávez. Por este motivo, anunciaron que seguirán en la marcha hacia la ciudad de La Paz. Antes deberán evaluar cómo sortear el bloqueo campesinos en Yucumo.

“Debemos tener una planificación correcta antes de pasar Yucumo. Esperamos que no sea días oscuros y tenebrosos para el país del Estado Plurinacional. Todos estamos a la expectativa de que no sea un Porvenir, que ha sucedido en Pando. Esta decisión de continuar a la sede de gobierno es compartido por el CONAMAQ (Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu) y todos los hermanos presidentes de las regionales”, dijo el presidente de la CIDOB.

Para Chávez, el modo de comportarse de los ministros “significa que hay una instrucción desde la sede de gobierno para que la carretera pase sí o sí por el TIPNIS. Los mejores testigos son los ciudadanos de todo el país. Por nuestra parte, con mucha tranquilidad y humildad, con todos los hermanos marchistas vamos a seguir, pese a las muchas adversidades, como la enfermedad que está azotando a la columna de la marcha (muchos de los casi dos mil marchistas están resfriados o con gripe). Pero vamos a seguir avanzando”.