Oruro, (ABI).- La Etnia Uru Chipaya del departamento boliviano de Oruro ganó el premio de Inmunización 2011 de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), luego de demostrar significativas mejoras en los niveles de salud en sus niños y toda la comunidad en la última década, merced a la aplicación del modelo de Salud Familiar Comunitario e Intercultural (SAFCI), anunció el jueves el organismo internacional.

El representante de UNICEF en Bolivia Marcoluigi Cors, felicitó al Ministerio de Salud y al Servicio Departamental de Salud de Oruro “porque este trabajo de la inmunización universal en la población de Chipaya”. “Este premio tiene distintos significados: primero, es el reconocimiento al trabajo de un pueblo indígena a favor de los niños, niñas, mujeres y hombres que tiene un valor simbólico porque expresa el carácter intercultural y plurinacional de la atención en salud”, puso en relieve.

En segundo lugar, mencionó un reconocimiento al Ministerio de Salud por la instrumentación exitosa de la política SAFCI y la voluntad de un Estado, el boliviano, de incorporar, de manera sistemática, la concepción intercultural de la salud con la articulación de los saberes ancestrales y las prácticas científicas. “Es también un ejemplo de los pueblos indígenas, que ellos mismos impulsen la incorporación de las políticas de salud” del Estado Plurinacional, significó.

La ministra boliviana de Salud Nila Heredia citó la política comunitaria de salud de los Uru Chipaya, como un paradigma digno de ser reproducido en el país. “No es tanto el premio en dinero sino el hecho; que nos muestran como ejemplo que todos podemos. Esta premiación es un jalón de orejas para todos, hasta para mí, porque un pueblo pobre, tal vez mal dicho porque ellos son ricos y nos están dando el ejemplo de coordinación y responsabilidad y dar la cara por el país”, resaltó.

La alocución de Heredia tuvo lugar en el marco de un acto realizado en el salón Ildefonso Murguía, de la Gobernación de Oruro, realzado por la presencia del representante de Unicef, autoridades departamentales y una delegación de la etnia Uru Chipaya, donde se anunció el Premio OPS de Inmunización 2011, conferido a la milenaria etnia andina.

La funcionaria boliviana destacó que el reconocimiento es el corolario de un trabajo constante porque en más de 15 años el municipio de Chipaya ha registrado mayores coberturas, de al menos 95%. Heredia recordó la capacidad organizativa de “este pueblo milenario”, que le permitió, en 2006, vacunar al 100% de su población contra la rubeola congénita, ubicándose entre las más altas tasas de salud preventiva del país y constituyéndose en un modelo exitoso de demanda de servicios de salud.

El acto estuvo amenizado por niños, niñas y adolescentes chipayas que cantaron el himno nacional de Bolivia en su idioma Uru Chipaya y también en castellano, lo mismo que una poesía declamada en ambos idiomas. Un asambleísta departamental de Oruro, Segundino Condori, y enfermero auxiliar del Municipio de Chipaya , promotor, además, de este trabajo, ensalzó el trabajo comunitario como principio activo del logro.

“Hemos realizado un trabajo comunitario y hoy estamos recibiendo este reconocimiento, a nombre de toda la comunidad que ha aprendido la importancia de las vacunas para que nuestros niños y niñas no mueran, como ocurría en el siglo pasado. Recuerdo que en la época de los ‘70 llegó la epidemia del sarampión y al día fallecían 10 a 15 niños, incluso casó arrasó con nuestra población, por ello, ahora, hemos aprendido la importancia de las vacunas para preservar nuestra etnia”, sostuvo.