Caracas, (PL y agencias).- El presidente de Venezuela Hugo Chávez firmó hoy un decreto que reserva al Estado el control de todas las actividades relacionadas con la exploración y explotación del oro. “Se trata de nacionalizar el oro, por decirlo en tres palabras (…), la firmo y la envío al Tribunal Supremo de Justicia”, señaló durante un Consejo de Ministros en el Palacio de Miraflores.

El Mandatario venezolano firmó este martes el decreto para garantizar al Estado el total control de la industria aurífera, sobre todo las acciones de exploración y explotación. Explicó que su decisión responde al empeño en seguir fortaleciendo la economía y la independencia nacionales.

El decreto busca revertir el modelo minero capitalista, y su negativo impacto en la salud humana, el ambiente y los yacimientos. Chávez destacó que el texto promueve, además, las empresas mixtas en el sector, con mayoría del Estado, y el estímulo a la pequeña minería.

Chávez también ratificó la decisión de repatriar los 11 mil millones de dólares en oro de las reservas internacionales ubicados en el exterior (unos 16 mil lingotes de los más de 29 mil disponibles en Venezuela). “Ningún lugar mejor que nuestro país para tener nuestras reservas”, dijo.

Quiero enfatizar ante el país la repatriación del oro que salió hace tiempo, cuando aquí gobernaba una burguesía subordinada a intereses foráneos como el Fondo Monetario Internacional y el imperialismo, anunció desde el Palacio de Miraflores.

A principios de mayo, el gobierno de Venezuela declaró al oro por vía habilitante como un mineral altamente estratégico para el desarrollo económico nacional. Chávez explicó que el país posee grandes yacimientos del metal áureo en Ciudad Guayana, estado de Bolívar, y es una de las naciones con mayores provisiones del mineral como parte de sus reservas financieras internacionales.

La nueva legislación delimitará las zonas con alto potencial de oro y contemplará las nuevas políticas para buscar inversiones extranjeras, evitar el contrabando y elevar la producción de ese recurso natural

Chávez convocó a los diferentes componentes del Estado a acelerar el combate contra las mafias del oro, a las cuales acusó de dañar el medio ambiente y la salud humana.

Según el mandatario, de Venezuela salen 23 millones de toneladas de oro, de las que solo seis aparecen registradas oficialmente. También señaló que de las 890 mil hectáreas dedicadas a la actividad minera del oro, en el sureño estado de Bolívar, apenas un 15 por ciento responde al sector público. “Hasta cuándo todo eso, hasta hoy que comenzó su fin con la nacionalización del oro”, sentenció.

A propósito de la nacionalización, el gobernante aprobó un proyecto destinado a potenciar de manera conjunta los desarrollos petrolero y aurífero. La iniciativa busca interconectar los planes estratégicos para impulsar la industria de crudo al norte del Orinoco (en la Faja Petrolífera, que tiene las mayores reservas de hidrocarburos del mundo) y el arco minero, al sur de ese río. En ese sentido, anunció su visto bueno a la primera empresa mixta encargada de la actividad conjunta.

Venezuela prevé incrementar la producción de oro, en aras de incorporarlo a sus reservas internacionales, las cuales rondan los 29 mil millones de dólares, de ellos el 60 por ciento disponibles en el codiciado elemento químico.