La Unión Internacional de Telecomunicaciones estima que en el mundo existen más de cuatro mil millones de líneas móviles. Hasta febrero de este año los usuarios de telefonía móvil en China sumaban 879 millones y 791 millones en India. El proyecto internacional O3b Networks pondrá en órbita 20 satélites y dará acceso gratuito a Internet a cinco mil millones de personas.

Tecnología y economía van de la misma mano en el mundo, y el archipiélago cubano no puede estar ajeno cuando elementos como la telefonía móvil acaparan la atención de los planificadores de temas tan candentes como el comercio. Tal es la relevancia del asunto que en la actualidad la telefonía móvil augura todos los pagos de servicios como electricidad, alquileres, jubilación, compras y otros asuntos de la vida cotidiana.

El secretario general de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (agencia especializada de la ONU) Hamadou Toure señaló oportunamente la existencia en el mundo de más de cuatro mil millones de líneas móviles.

Algunos especialistas e instituciones cubanas preocupadas por el asunto en diferentes ocasiones alertaron sobre las nuevas tecnologías y la relevancia de una fuerte presencia en Cuba, adaptando -por supuesto- sus características y problemáticas, como es el caso del seguimiento al asunto del periodista Arnaldo Coro Antich.

Toure, por su parte, insiste en que los suscriptores de este tipo de sistemas de comunicaciones ya sobrepasan tales cifras desde 2008 y la peculiaridad en estos momentos aborda aparatos que no solo son teléfonos, sino artilugios inteligentes que sirven para más de una función.

Este tipo de telefonía, insiste Coro Antich, tuvo un audaz ritmo de crecimiento del 25 por ciento anual desde el 2000, cuando el servicio penetró a razón del 12 por ciento en la sociedad mundial. Al término de 2008 la cifra creció hasta el 60 por ciento y el mundo ya es otro en cuanto este tipo de servicio.

Una respuesta casi de ciencia ficción

El proyecto internacionaltitulado O3b Networks llevará Internet a tres mil millones de personas adicionalmente en el mundo, y mediante banda ancha. De esta manera, de los siete mil millones de personas en el mundo, cinco mil millones tendrán acceso gratuito a esta posibilidad tecnológica.

Tal propósito permitirá que una buena parte del acceso comercial, los pagos y compras que se realizan en el orbe sean mediante aparatos como los teléfonos móviles, sin mediar incluso ni las tarjetas habituales y qué decir del dinero propiamente impreso. Para esa ocasión, se espera que el acceso sea total y los beneficios para las compañías creadoras de las iniciativas y las que se sumen a este carro, los obtengan mediante las ventas de servicios que se ofertan por Internet.

O3b Networks (Other 3 billion), es un proyecto orientado a que Internet llegue a todos los países en vías de desarrollo que carecen de las infraestructuras necesarias para ofrecerlo y de esta manera la famosa Brecha Digital estará puesta en dudas, no sin el consabido interés del mundo comercial.

El proyecto tendrá un costo aproximado de 880 millones de euros, y prevé el lanzamiento de 20 satélites en la órbita ecuatorial. Para esta finalidad, se instalarán bases en España, en las islas del Pacífico, América del Norte y del Sur, en el Mediterráneo oriental, Oriente Próximo y en Australia.

Dichos satélites, apuntan los gestores de la iniciativa, no serán lanzados a la órbita geoestacionaria a 36 mil kilómetros de altura, en su lugar estarán a ocho mil 63 kilómetros de altura, sin embargo al orbitar más próximos a la Tierra, la velocidad de transmisión será más alta. Y estamos hablando de una tecnología cuyos ocho primeros satélites serán puestos en órbita en 2013.

Por tanto, la primera mirada de los tecnólogos está puesta en los medios móviles, como los celulares y las Tablet Internet, con una gran cantidad de funciones que transformarán aún más las aplicaciones y servicios, hasta convertir su uso en algo cotidiano; en muchas naciones ya estos equipos son habituales.

Estos acontecimientos para muchos sociólogos representan cambios importantes, casi de ciencia ficción, pues en sus estudios del desarrollo de las telecomunicaciones y su impacto en la vida de las personas aparece la relación con artilugios de última generación que cada día permiten nuevos vínculos, y perjuicios.

Tales adelantos pueden tener una ayuda a propósitos como el denominado Metas del Milenio, que en principio apuntan al 2015, pero que cada día cuentan con retos más difíciles. Y de conjunto, también es necesario analizar las implicaciones en cuanto a elementos medioambientales y sus correspondientes afectaciones. Aunque lo que está claro es la visión de un mundo cada vez más dependiente en todos sus confines.

De estas potencialidades y perspectivas, las autoridades cubanas declaran una equilibrada y paulatina apropiación de las tecnologías, sobre todo teniendo en cuenta el presente de la nación y las necesidades económicas, pero con la consabida lección de que es imposible apartarse del camino global enfilado a cómo enfrentar el futuro, tanto tecnológico como comercial.

* Periodista de Prensa Latina.

*****

La telefonía móvil en India y China

(Nueva Delhi y Beijín).- Los usuarios de telefonía móvil en China sumaron a fines de febrero de 2011 cerca de 879 millones, más de la mitad de la población del país. La telefonía móvil en India continúa con un crecimiento vertiginoso, y hasta febrero contaba con 791,3 millones de usuarios, según la Autoridad Reguladora de las Telecomunicaciones (TRAI en inglés).

Los usuarios de telefonía móvil en China sumaron a fines de febrero de 2011 cerca de 878,8 millones, luego de que los operadores de ese servicio incrementaron las suscripciones en 19,8 millones en enero y febrero, según datos del Ministerio de Industria y Tecnología de la Información.

Las compañías de línea fija vieron disminuir sus clientes en 918 mil en el citado período, merma en parte atribuida al pago de una cuota mensual fija de alrededor de 18 yuanes (2,74 dólares), incluso sin hacer llamadas. Al finalizar febrero, lo usuarios de teléfono llegaron a 1.170 millones, mientras los habitantes de esta nación se estiman en 1.340 millones.

China alcanzó los 457 millones de internautas al cierre de 2010, 66,2% de los cuales utiliza teléfonos móviles para navegar en la red. Esa cantidad total de usuarios en línea representa el 34,3% de la población, precisó el Centro de Información de Internet de China. Constituye además un aumento de 73,3 millones de personas con respecto a igual período del año anterior.

Solo en junio el mercado de la telefonía móvil en India sumó 11,4 millones de conexiones, lo que elevó el total del país a 851,7 millones. Los nuevos usuarios superaron en 1,36% a los del mes precedente. Del total de suscriptores, el 66% se concentra en zonas urbanas y el 34% en rurales, una proporción semejante a la de mayo.

En una población de 1.210 millones de habitantes, la India tiene casi 886 millones de suscriptores entre líneas móviles y fijas, para una densidad telefónica próxima al 74%. El mercado local de telefonía celular se lo disputan tres grandes compañías: Bharti Airtel (unos 155 millones de clientes), Reliance Communications (133 millones) y Vodafone (131 millones), mientras dos empresas estatales controlan la mayor parte del servicio fijo, que tiene menos de 35 millones de usuarios.