Londres, (Agencias).- Violentos disturbios registrados el fin de semana en el barrio de Tottenham, al norte de Londres, dejaron un saldo de un joven muerto, más de una veintena de heridos, numerosos detenidos y destrozos materiales de diversa magnitud. Tottenham es un barrio de inmigrantes hispanos y portugueses, y tiene la tasa de desempleo más alta de la ciudad.

Los enfrentamientos entre manifestantes y agentes antidisturbios en el barrio londinense de Tottenham arreciaron el 5 de agosto y se prolongaron hasta la madrugada del domingo, dos días después de la muerte de un joven de 29 años, abatido por la policía.

La protesta pacífica de los habitantes de Tottenham para reclamar justicia por la muerte de Mark Duggan, padre de cuatro hijos, derivó horas después en actos vandálicos, incendios de edificios, vehículos particulares, ómnibus y hasta patrullas policiales, además de saqueos.

La ira y la frustración cobraron dimensiones insospechadas. El comandante de la Policía Metropolitana Adrian Hanstock dijo que Scotland Yard no previó indicio alguno de violencia. Tras justificar la actuación represiva, el cuerpo policial confirmó 26 agentes heridos y 42 arrestos por desórdenes violentos y robo.

El primer fin de semana de agosto la prensa mundial reprodujo fotos de los edificios y vehículos quemados en Tottenham, en lo que es presentado como el peor acto de vandalismo en Reino Unido en lo que va de este siglo, describió el columnista Isaac Bigio.

El alcalde de Londres Boris Jonson dijo estar horrorizado por las escenas de violencia y destrucción. Las autoridades atribuyeron los violentos acontecimientos a elementos criminales que utilizaron la protesta en beneficio del saqueo y el daño.

El estancamiento económico y los recortes impuestos por el gobierno conservador, inevitablemente generan división social, como cuando la ex primera ministra Margaret Thatcher impuso esas políticas en respuesta a la recesión, aseveró el ex alcalde de Londres Ken Livingstone.

Tottenham tiene la tasa de desempleo más alta de Londres. El barrio es un foco de bandas juveniles armadas. Bigio observa que los medios no han mostrado esta faceta de ese distrito que es el más multiétnico de Londres y de Europa: la de ser un lugar donde mucho se promueve la armonía y la multiculturalidad y donde, además, hay fuertes raíces latinas.

Según Bigio, Tottenham es una de las dos ramas del municipio de Haringey, al noroeste de Londres, por donde pasa el río Lea poco antes de desembocar en el Támesis en la villa de las Olimpiadas del 2,012. Apenas uno llega allí se sorprende ver cómo puede haber una tienda somalí al lado de una japonesa, al lado de una turca, al lado del mayor mercado latinoamericano del Reino Unido (el Pueblito Paisa), etc.

Desde su surgimiento Tottenham tuvo una fuerte presencia de inmigrantes provenientes del mundo de habla hispana y portuguesa. Allí vivieron varios notables con nombres y apellidos ibéricos como Baltasar Sánchez, quien introdujo la caña de azúcar y los dulces, y varios miembros de la corte de Catalina de Braganza, la reina portuguesa que popularizó el té y los tenedores en Inglaterra y cuya familia gobernó al Brasil durante la mayor parte de su historia (incluyendo su primer tercio de vida independiente).

Tottenham es un lugar donde se pueden encontrar templos de todas las creencias conviviendo en armonía. Cada domingo hay una misa en castellano en la iglesia católica de San Ignacio, la cual está al frente de uno de los edificios de la mayor iglesia no católica nacida en latinoamericana (la ‘Universal’ creada en Brasil) y está rodeada por mezquitas y sinagogas de todas las ramas (desde las que apoyan a Israel hasta las que piden que este país sea remplazado por una Palestina árabe).

Tottenham, el epicentro de los saqueos de Londres, es el único de los 650 distritos electorales del Reino Unido donde siempre ha habido un parlamentario de origen suramericano que le represente en la cámara de los comunes en todo este último cuarto de siglo.

De 1987 al 2000 el parlamentario de Tottenham fue Bernie Grant, descendiente de esclavos suramericanos que nació en Guyana, país que en su gran mayoría fue parte de la Gran Colombia y luego de Venezuela durante la independencia de 1810-1830. Grant, fue previamente el jefe de gobierno del municipio local (Haringey).

Tras haber muerto con apenas 56 años de edad, fue reemplazado por otro descendiente de esclavos cuyos padres nacieron en esa misma parte de Suramérica: David Lammy. Él, desde el 2000 hasta hoy ha ganado 4 elecciones para seguir siendo el parlamentario de Tottenham y llegó a ser el primer ministro negro y de origen suramericano en el anterior gobierno laborista.

Si el vandalismo de la parte norte de Tottenham High Road muestra el descontento de una población local angustiada por el incremento del desempleo y de los recortes en los beneficios públicos y molesta por lo que perciben como un abuso policial, en la parte sur de esa misma vía se ha visto otra manifestación que el mundo debería conocer y aplaudir, opina Bigio.

Durante cuatro años los suramericanos de Londres y los vecinos de Tottenham han luchado tenazmente por preservar y remodelar la manzana del Wards Corner para transformarla en un atractivo turístico para las olimpiadas del 2012 y en un polo comercial y cultural para el millón de iberoamericanos del Reino Unido.

El municipio local (Haringey) ha hecho todo lo posible para demoler ese punto de entrada a Tottenham e incluso ha subsidiado con 2 millones de libras (3 millones de dólares) a una de las mayores corporaciones constructoras del país (Grainger) para que ésta adquiera terrenos y presente distintos planes para arrasar más de mil metros cuadrados y erigir allí torres de apartamentos de lujo que nada tienen que ver con la población local.

Bigio afirma que la lucha por preservar esa manzana unió a los vecinos de un área que es llamada las “Naciones Unidas de Londres” pues allí viven o trabajan personas nacidas en unos 200 países del planeta.