De manera sorpresiva, el XXX Encuentro de corregidores eligió a Fernando Vargas como nuevo presidente de la Subcentral de Pueblos Indígenas del TIPNIS, en reemplazo del mojeño trinitario Adolfo Moye, principal articulador de la movilización contra la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos.

Cuando tenía 10 años de edad, Adolfo Moye y sus compañeros de escuela formaron un escudo humano para cerrar el paso a una retroexcavadora que intentaba ingresar a su territorio. Una década después, Moye fue elegido máximo dirigente de la Subcentral indígena del TIPNIS, con el mandato expreso de defender ese territorio comunitario.

Desde entonces, Moye ha tenido enfrentado a empresarios, madereros, cazadores furtivos y sobre todo a colonizadores cocaleros que avanzan sobre el territorio indígena del Tipnis, soportando incluso agresiones y amenazas. Y es que es muy difícil liderar un movimiento indígena “rebelde”, nada menos que en la zona donde Evo Morales inició su carrera política.

A Moye le ha tocado cumplir tal vez la tarea más difícil de su vida: plantarse frente al propio Presidente Evo Morales, que ha decidido construir una carretera por medio del Tipnis, nada menos que el primer “territorio indígena autónomo” del país.

Moye acusó al gobierno del MAS de violar los derechos indígenas consagrados en tratados internacionales y en la nueva Constitución, cumpliendo el mandato de su pueblo, pero este jueves fue relevado del cargo de presidente de la Subcentral indígena del TIPNIS, y reemplazado por el yuracaré moxeño Fernando Vargas.

Vargas asume el gran desafío de evitar que la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos destruya el Tipnis, mientras que Moye se integra al equipo de portavoces de la marcha indígena programada para el 15 de agosto.

Algunos activistas explican que el repentino cambio de liderazgos se debe al saludable sistema de rotación de cargos en la estructura organizativa indígena del TIPNIS. Otros sectores sociales sospechan que el gobierno y algunas ONGs pro oficialistas maniobraron y promocionaron a un líder indígena “más dócil”.

Fernando Vargas es un dirigente indígena formado en la CIDOB en temas legales e hidrocarburos. Fue parte del Equipo Técnico de Seguimiento del saneamiento de tierras en el Tipnis. y fungió como Coordinador de Gestión compartida en el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap) hasta hace un año.

Luego fue Oficial Mayor del Municipio de San Ignacio de Moxos y también Oficial Mayor del alcalde indígena masista Basilio Nolbani. Hasta hace poco, participó en proyectos productivos de cacao y manejo de lagarto con el Sernap.

Apenas fue elegido como dirigente, el ex “guardaparques” fue invitado por el directorde la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) Luis Sánchez a una reunión en Trinidad el 9 de agosto para negociar el trazo del segundo tramo de la carretera cuestionada.

El Presidente Morales reiteró que se consultará a los indígenas antes de ejecutar la obra, pero “la consulta no tiene carácter vinculante”.