(ABI).- Autoridades de Bolivia y de Corea del Sur suscribieron un tercer memorándum de entendimiento para la industrialización del litio del Salar de Uyuni, que comtempla la creación de eventuales asociaciones para la producción de cátodos, electrolitos y la construcción de plantas de acumuladores de baterías de litio en el país, con la participación de las empresas coreanas LG, POSCO y FK. En los dos memorandums anteriores se acordó impulsar la investigación y tratamiento de salmueras y la producción de carbonato de litio.

Una misión de Corea del Sur visita Bolivia, Perú y Ecuador esta semana, a la cabeza del diputado Lee Sand-deuk, hermano del presidente de Corea del Sur Lee Myung-bak. El país asiático es uno de los interesados en lograr un acuerdo con Bolivia para la explotación e industrialización del litio.

Este viernes, el parlamentario Lee Sang Deuk suscribió el tercer memorándum de entendimiento con el ministro de Minería y Metalurgia José Pimentel, el gerente nacional de Recursos Evaporíticos Luis Alberto Echazú y el presidente de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) Hugo Miranda.

“Este memorándum tiene que ver exclusivamente con un trabajo técnico que va a iniciarse ya mismo para eventuales asociaciones en la producción de materiales de cátodo, electrolitos y finalmente la instalación de plantas de acumuladores de baterías de litio en Bolivia… Es el inicio de conversaciones para hacer esos emprendimientos, no es para hacer una cadena y llegar a la batería donde nosotros solo seamos armadores”, informó el gerente de Recursos Evaporíticos Luis Alberto Echazú.

“Entendemos bien la política sobre el litio en Bolivia y la primera fase de producción del carbonato de litio”, declaró el parlamentario coreano, antes de destacar que el nuevo acuerdo es “histórico” porque se trata de un entendimiento “más sustantivo” en torno a un proyecto de industrialización potencial.

Lee Sang dijo que al proyecto se sumarán las empresas coreanas LG, POSCO y FK, que garantizarán la industrialización del mineral con tecnología de última generación. “De ahora en adelante como gobierno de Corea del Sur va a ofrecer toda la cooperación que Bolivia necesite para la industrialización del litio y especialmente para producir la batería de manera común entre ambos países, además de transferir nuestra tecnología”, sustentó.

El gobierno boliviano prevé instalar este año una planta piloto de producción de baterías de litio con una inversión aproximada de cinco millones de dólares. Se estima que esta planta tendrá una capacidad inicial de producción experimental de 40 toneladas de carbonato de litio y 1.000 toneladas de cloruro de Potasio. Echazú confirmó que el Banco Central de Bolivia (BCB) concederá un crédito de 118 millones de dólares para impulsar la industrialización.

Corea, China, Japón, Venezuela y otros países, además de empresas extranjeras como Kores de Corea y Nokia de Finlandia expresaron su interés en participar en el proyecto en condición de socios estratégicos, tanto en la planta piloto como en el proceso de industrialización.

El Presidente Evo Morales reiteró que el Estado se hará cargo de la industrialización del litio, toda vez que Bolivia es poseedora del mayor yacimiento mundial de este mineral no metálico. Precisó que los interesados en suscribir acuerdos con el país deben tomar en cuenta que no es solamente para explotar litio y venderlo como materia prima sino para desarrollar todo el proceso de industrialización en tierra boliviana.