(PL y Bolpress).- Venezuela es el país que registra el menor porcentaje de desigualdad social en el continente al registrar un índice de 0,38 puntos, avalado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), informó el presidente del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) Elías Eljuri.El 64% de los venezolanos considera próspero su nivel de vida actual y sus expectativas para los próximos cinco años, según una encuesta de Gallup.

El funcionario destacó la disminución de la pobreza extrema en Venezuela, que pasó de 21 por ciento en 1999, cuando el presidente Hugo Chávez asumió el mandato, a 6,9 por ciento en la actualidad. Pese a la recesión económica que afectó a Venezuela en la mayor parte de 2010, ese año el gobierno logró reducir la pobreza extrema de 7,5 a 6,9%.

Al comparar el segundo semestre del año pasado con idéntica etapa de 2009, observamos un decrecimiento significativo de la pobreza extrema, aún cuando la economía cayó 1,4 por ciento, apuntó Eljuri. En el periodo analizado, la pobreza general se mantuvo por debajo del 27 por ciento, lejos de las cifras reportadas en 1998, antes de la llegada de Chávez al Palacio de Miraflores. Entonces, la miseria rondaba el 17 por ciento de la población, mientras la pobreza golpeaba al 43,9%.

“Debemos preguntarnos por qué en época de crisis no aumentan aquí la pobreza y los males sociales, y la respuesta radica en las políticas que desarrolla el Gobierno de Chávez, que sitúa al ser humano en el centro de su gestión”, explicó Eljuri. A partir del escenario favorable proyectado para 2011, por el desarrollo de sectores como la vivienda, los ferrocarriles, el petróleo y la agricultura, podemos vaticinar una reducción de la pobreza extrema hasta alrededor de cinco por ciento, y de la general hasta 20, estimó el presidente del INE.

También destacó la evolución del ingreso promedio en los hogares del país, que pasó de 336 bolívares (78 dólares) en 1999 a 3.584 (833 dólares) en el segundo semestre del año pasado. Si llevamos el indicador a la recuperación económica de 2011 y a los aumentos de salario y pensiones decretados recientemente por Chávez, el ingreso promedio en los hogares venezolanos superaría los cuatro mil bolívares (939 dólares) este año.

Eljuri destacó también el incremento de los trabajadores formales en los últimos 12 años, quienes antes se ubicaban en 46 por ciento y ahora en 57 por ciento. Mientras, los empleos informales descendieron de 53 a 42 por ciento.

El presidente del INE comentó que este año la inflación estimada oscila entre 23 y 25 puntos porcentuales y la meta es reducirla a un dígito. La especulación es uno de los factores que inciden en la inflación, por lo cual consideró positiva la nueva Ley de Costos y Precios Justos, aprobada por Chávez vía habilitante, la cual confiere poderes legislativos al mandatario para promulgar decretos.

Entre otros aspectos, la normativa propone un monto tope para alimentos, artículos de higiene y otros productos básicos, y aspira a convertir al Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios en una superintendencia con mayor presencia nacional. Eljuri citó como otro factor para combatir la inflación al aumento de la producción nacional con el fin de garantizar abastecimiento y contrarrestar la especulación.

El 64% de los venezolanos considera próspero su nivel de vida actual y sus expectativas para los próximos cinco años, según una encuesta de la consultora Gallup. Los entrevistados que se consideraron en posiciones de bienestar se ubicaron en una tasa igual o superior a 7, en una escala de 0 al 10. Las personas que tenían altas expectativas para los próximos cinco años se situaron en una tasa igual o superior a 8.

De acuerdo con la encuestadora, Venezuela encabeza la lista de los países latinoamericanos con mayor bienestar y supera en cinco puntos porcentuales a Estados Unidos con 59 por ciento. El estudio sobre condiciones de vida tuvo un máximo del 72 por ciento en Dinamarca y un mínimo de 1 por ciento en Chad.

De los 124 países incluidos en la investigación, sólo en 19 la mayoría calificó su vida como próspera. La lista está ampliamente dominada por las naciones desarrolladas y más ricas, dado el vínculo entre el bienestar y el Producto Interno Bruto (PIB). Los resultados se basan en entrevistas cara a cara y telefónicas que se realizaron el año pasado a cerca de mil personas, mayores de 15 años.