Hasta mayo de 2011, el valor de las exportaciones mineras marcó un nuevo récord histórico de poco más de 1.383 millones de dólares, y podría superar los 3.000 millones de dólares hasta fin de año, desplazando al gas natural como principal generador de divisas para el Estado.

El ministro de Minería José Pimentel destacó el repunte del sector gracias a los altos precios internacionales y al aumento de la producción de plomo, cobre, ulexita y zinc. En volúmenes de exportación, el año pasado Bolivia vendió al exterior 26 toneladas de oro, 12.858 toneladas de plata, 22.195 toneladas de estaño, 859.457 toneladas de zinc y 133.498 toneladas de plomo.

Entre enero y mayo de este año las exportaciones mineras aumentaron en 45%, y ya representan cerca del 8% del Producto Interno Bruto (PIB) de Bolivia. El viceministro de Desarrollo Productivo Minero Metalúrgico Héctor Córdova pronostica que en 2011 se romperá el récord de 2.405 millones de dólares de ventas alcanzado en 2010. El INE registró un significativo aumento de 44 por ciento en términos de valor, pasando de 723 millones de dólares en 2010 a poco más de 1.044 millones en febrero de 2011.

Según datos del INE, publicados y analizados en el Boletín Cifras N. 46 del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), en lo que va de 2011 las exportaciones mineras han superado todos los niveles alcanzados en igual período de 2010. El efecto precio ha disparado las ventas hasta los 1.383 millones de dólares en mayo de 2011, y de continuar el boom de precios, las exportaciones mineras podrían superar a las ventas de hidrocarburos este año.

Las exportaciones de minerales e hidrocarburos representaron el 90 por ciento de las ventas totales de Bolivia. La venta de minerales ocupa el segundo lugar en las exportaciones tradicionales de Bolivia, después del gas natural.

Respecto a 2006, las cotizaciones de los minerales al 22 de julio de 2011 “están por las nubes”. El precio de la onza troy de oro subió en un 248%, y 467% comparado al año 2000. La libra fina de estaño está 230% más cara que en 2006. En el período 2005-2010, las exportaciones de antimonio y wolframio crecieron 123% y 180%, respectivamente. Los minerales de zinc, plomo y estaño posibilitaron el resurgimiento del sector minero exportador, con crecimientos de hasta 421% en el caso del zinc.

Según el IBCE, entre 2006 y 2010, las ventas de oro pasaron de 88 a 95 millones de dólares, respectivamente (de 11 a26 toneladas). La exportación de plata aumentó más de 10 veces su valor, luego de registrar 797 millones dólares en la pasada gestión, frente a los 88 millones logrados el año 2000. En apenas cinco años, su volumen subió de 4.713 a 12.858 toneladas.

La plata podría convertirse en el primer mineral exportable del país y si mantiene su cotización actual superará los ingresos generados por la venta de zinc, pronosticó Córdova. Las exportaciones de plata pasaron de 302 a 542 millones de dólares; de zinc de 387 a 407 millones; de estaño de 130 a 215 millones; de plomo de 64 a 93 millones; de oro de 38 a 82 millones y de antimonio de 15 a 21 millones de dólares.