Jaime Solares, secretario ejecutivo de la COD (Central Obrera Departamental) de Oruro y Carlos Rojas, dirigente vecinal de El Alto y ex dirigente de la FEJUVE (Federación de Juntas Vecinales), asistieron al Seminario de sindicalismo clasista realizado en San Pablo Brasil, el 1 y 2 de julio. Ellos contaron a los asistentes la amplitud y profundidad de la lucha obrera y popular en Bolivia, con la rebelión de diciembre del 2010 que obligó al gobierno de Evo Morales a anular el gasolinazo y la huelga general de 10 días en abril por aumento salarial que logró la unidad de grandes sectores de la clase trabajadora. Solares y Rojas fueron entrevistados al concluir el seminario. Reproducimos algunos de sus conceptos.

Jaime Solares

El gobierno de Evo Morales es mentiroso y tramposo. Está acostumbrado a la mentira para confundir al pueblo. Desde el comienzo Evo Morales comenzó a cooptar a los sindicatos con plata, con movilidades, con sedes sociales, canchas de futbol, computadoras. Entonces tuvo en sus manos a muchos sindicatos.

Como pasa en Brasil, como pasa en Venezuela, bajo el nombre del socialismo y de los trabajadores, pero en el fondo no hay nada de socialismo, es neoliberalismo. El salario mínimo es de 110 dólares por día, son poco más de 3 dólares por día para los trabajadores, mientras beneficia a las transnacionales.

En Bolivia se puede dar otra revolución, insurrección popular igual que en el 2003, adonde se expulsó al Goni por vendepatria. Ahora el pueblo busca una alternativa para reemplazar a Evo Morales. No hay una alternativa política. De las 61 organizaciones sindicales que tiene la COB más de la mitad está cooptada por el gobierno. Pero hay organizaciones sindicales revolucionarias, organizaciones vecinales revolucionarias en El Alto y el gobierno empieza a tenerle miedo a esta situación.

Podemos ver que necesitamos una alternativa política revolucionaria, que hoy estamos comenzando a construir con la ayuda de compañeros como Carlos Rojas, una alternativa política que lo reemplace a Evo Morales, pero esta vez haciendo la nacionalización de los hidrocarburos y la minería para que vaya en función del interés nacional. Es una pelea difícil pero no imposible. Queremos construir el partido, para decirle a Latinoamérica que Bolivia va a ser el centro de la lucha por el socialismo.

El seminario internacional fue muy importante. Es necesario hacer más seguido este tipo de seminarios. Los ricos del mundo se reúnen. Ellos deciden las guerras, los precios del petróleo. Los trabajadores estamos obligados a reunirnos internacionalmente para acabar con el capitalismo. Sabemos que la única solución que puede salvar a la humanidad es el socialismo científico de los trabajadores, es que los trabajadores manejen el producto bruto mundial, que se acabe el hambre de 1.100 millones de personas, la miseria.

Esto no significa hablar de dictaduras, hay que hablar de democracia revolucionaria gobernada por el proletariado, la clase trabajadora, no sólo estoy hablando de los obreros, también los intelectuales. Para eso necesitamos dotarnos de un instrumento revolucionario de los trabajadores, para luchar por gobiernos obreros y campesinos, con intelectuales, para gobernar el planeta. Ojalá algún día los trabajadores norteamericanos puedan permitirnos hacer un Congreso grande internacional en Washington, para discutir la suerte del planeta, para dar soluciones desde la clase trabajadora.

Carlos Rojas

Para nosotros ha sido muy importante el seminario. Hemos encontrado una similitud de las acciones demagógicas de Lula, Chávez y Evo Morales. Actúan de forma conjunta con los mismos artificios para engañar al pueblo. En vez de defender las necesidades de la población, están defendiendo los tres gobiernos los intereses de las transnacionales.

Estamos viendo que no hay ningún socialismo del siglo XXI. Esto es lo que denunciaron los compañeros de Venezuela, de Brasil. A nombre de un supuesto socialismo, defienden a las transnacionales y siembran al hambre y la miseria. Han demostrado su verdadera cara, son proimperialistas y proburgueses.

Debemos hacer una lucha conjunta internacional, primero para acabar con estos gobiernos, segundo para acabar con el sistema capitalista y todos sus modelos. Por eso necesitamos en cada uno de los países una herramienta política, porque ya no podemos estar en el escenario de una lucha espontánea sin organización, necesitamos una herramienta política, un programa revolucionario, para así capturar el poder y construir una sociedad socialista. No solamente en un país, sino en toda Latinoamérica. Y así seremos fuertes y subsistirá ese socialismo.

* Fuente: http://laclase.info/internacionales/exitoso-seminario-sindical-internacional-en-…