(ABI y PL).- El Presidente Evo Morales entregó a empresarios agropecuarios medianos y a grandes agroindustriales 465 títulos ejecutoriales de propiedades agrarias individuales que suman en conjunto casi 684 mil hectáreas. El director de la ADEMAF Juan Ramón Quintana invitó a los empresarios de Bolivia a recorrer las regiones amazónicas para explorar oportunidades de inversión privada y mixta.

En el marco del denominado Plan de Titulación Masiva iniciado por el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), el Presidente entregó hoy en el salón principal de la Expocruz 465 títulos ejecutoriales de medianas y grandes propiedades agrarias individuales en beneficio de 1.046 personas.

De los 465 títulos ejecutoriales entregados, 215 corresponden al departamento de Santa Cruz, 129 a Beni, 57 a Chuquisaca, 44 a Tarija, ocho a Cochabamba, seis a Pando, cinco a La Paz y uno a Potosí. En total abarcan un área de de 683.750,5 hectáreas que pueden hipotecarse, dividirse y venderse.

“El gobierno nacional hace los esfuerzos dotando tierras e invirtiendo en programas como Mi Agua, y otros que tienen el objetivo de garantizar el alimento. Hay que recuperar tierra para que haya más alimentos”, dijo Morales al entregar los títulos.

Participaron en el acto representantes de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz), de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco) y otros beneficiarios.

Morales enfatizó que la actual estrategia del Estado Plurinacional abarca no solo a indígenas y campesinos, sino también a representantes del sector privado, y pidió a los agroindustriales y a los empresarios medianos trabajar de manera conjunta con el fin superar los problemas estructurales en materia alimentaria.

La ministra de Desarrollo Rural y Tierras Nemesia Achacollo recalcó que la mayoría de los beneficiarios son afiliados a Anapo, Fegasacruz y Cainco, quienes ponían reparos en invertir por una supuesta inseguridad jurídica. Por tanto, la entrega de los títulos ejecutoriales debería ser un paso para ampliar la frontera agrícola.

El ministro de la Presidencia Carlos Romero explicó que la actual crisis alimentaria mundial es vista como una oportunidad para incentivar la producción agropecuaria destinada a la exportación. Recordó que con ese objetivo se promulgó la Ley de Revolución Productiva, Agropecuaria y Comunitaria, que define productos estratégicos y la formación de empresas de semillas y fertilizantes, además de un seguro agrícola.

Romero explicó que en los últimos años Bolivia recupera anualmente unas 100 mil hectáreas cultivables, lo que habla de una política clara de preservación de esos suelos. Sin embargo, reflexionó que no siempre el crecimiento sostenido de la superficie cultivable se corresponde con los volúmenes de producción, por lo que entra en juego el rendimiento. En ese sentido, comentó que otros planes apuntan a recuperar la independencia en los insumos agrícolas, avanzar en la biotecnología y la industrialización del agro.

Por otro lado, el director de la Agencia para el Desarrollo de las Macrorregiones y Fronteras (ADEMAF) Juan Ramón Quintana invitó el miércoles a los empresarios de Bolivia a recorrer las regiones amazónicas para explorar oportunidades de inversión privada y mixta.

Después de una reunión con los representantes de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Quintana resaltó la predisposición de ese sector para realizar un viaje de trabajo por las zonas de alto potencial turístico y de producción de alimentos, además de energías tradicionales y alternativas.

“Queremos anunciar un viaje de trabajo que estamos realizando junto con la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia. Este viaje tiene el objetivo de explorar proyectos y oportunidades de inversión privada en la región amazónica”, dijo Quintana, acompañado del presidente del CEPB Daniel Sánchez

El Director de ADEMAF entregó la pasada semana al presidente Evo Morales la estrategia de desarrollo integral de la cuenca amazónica que beneficiará a más de 200 mil personas, con una gama de medidas, sociales y económicas, para mejorar la calidad de vida de los habitantes de esa zona. “Esta estrategia de desarrollo de la cuenca amazónica no va a ser posible de materializarla si no es con el concurso de la iniciativa privada”, argumentó.

Reveló que existe la intención de construir empresas mixtas para activar la producción forestal, piscícola y minera. Dijo que la ADEMAF llevará a la delegación de la CEPB por las ciudades brasileñas de Guájara, Brasileia y Epitaciolandia para que observen de cerca las iniciativas privadas y públicas que se desarrollaron en el país vecino.

Por su parte, el titular de la CPEB dijo que ese viaje forma parte de una alianza pública – privada que se podría concretar a corto plazo para cooperar con el desarrollo del país. La iniciativa de ADEMAF “sirve para generar esa sinergia de acción donde podamos actuar públicos y privados de manera armónica” para garantizar la producción nacional y construir un país de verdad, dijo el dirigente empresarial.